Con el dólar en calma, Macri reactivó su agenda política y de gestión

0
286
Con el dólar en calma, Macri reactivó su agenda política y de gestión

07:50 – El Presidente reunió a su gabinete, recibió a embajadores y empresarios y premió a maestros; en el Gobierno creen que «solo con estabilidad» se podrá pensar en la campaña

Por: Jaime Rosemberg

«¿A cuánto está el dólar? No me fijé en todo el día», contaba, sorprendida y satisfecha, una de las espadas de Mauricio Macri en el gabinete nacional, al caer la tarde en la Casa Rosada.

La confesión ministerial sirvió para describir una jornada que, para el Presidente y sus colaboradores más cercanos, fue distinta a las que debieron atravesar desde aquella noche negra del 11 de agosto, cuando fue derrotado por casi 16 puntos por la fórmula del Frente de Todos, y la crisis financiera y cambiaria desatada al día siguiente.

Con el dólar quieto, y aunque nadie se relaja ante eventuales nuevos cimbronazos, en el Gobierno sienten que, como confesó otro ministro en un pasillo de Balcarce 50, «nuestra campaña hoy es la estabilidad de la economía», y que si las variables se mantienen es posible comenzar a «hablar de otros temas» y pensar en la reconstrucción política de cara a octubre.

Hiperactivo, el Presidente encabezó la reunión habitual de gabinete y protagonizó luego una nutrida agenda de actividades, todas reflejadas por la comunicación del Gobierno y ninguna vinculada con los vaivenes de la economía, que ayer comenzó la semana con el dólar quieto, una baja del riesgo país y una suba de las acciones y los bonos argentinos.

«Estamos demostrando que el país no se nos va de las manos. Si podemos extender esta sensación nos vamos a ir acercando cada vez más a la gente que nos castigó», reflexionó un alto funcionario. El clima, desde la mañana, era diferente, tanto que ayer hasta desaparecieron las vallas que cada día separan a los periodistas de los ministros que llegan a reuniones como la de gabinete, en el Salón de los Científicos Argentinos del Bicentenario.

Luego de llegar, con rostro serio, a la reunión de gabinete, Macri escuchó el informe del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y también la interpretación de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, sobre el fallo que reabrió la causa judicial por la muerte de Santiago Maldonado, y el análisis del titular de Educación, Alejandro Finocchiaro, sobre los resultados de las elecciones en 13 universidades nacionales que arrojaron triunfos del reformismo por sobre los candidatos de listas kirchneristas.

En línea con las buenas noticias que llegaban desde los noticieros, a mediodía Macri entregó las cartas credenciales a cinco nuevos embajadores en el país: Dinesh Bhatia, de la India; Galit Ronen, de Israel; Takahiro Nakamae, de Japón; Claudia Scherer-Effosse, de Francia, y Kirsi Vanamo-Santacruz, de Finlandia. Cada uno de ellos mereció una gacetilla con fotografía incluida desde las usinas del oficialismo, al igual que la firma del documento «Compromisos por la educación argentina», a propuesta de Unicef.

Al rato, el Presidente ya estaba en el CCK para participar de la entrega de los Premios Maestros Argentinos, una ceremonia que lo encontró abrazando y felicitando a maestros y alumnos de escuelas de San Juan y Santa Fe, entre otras.

«Más que nunca es importante tener presente que la educación es lo que hizo, hace y hará crecer a la Argentina», dijo el Presidente en ese acto. «No hay herramienta más potente para luchar contra la desigualdad y la pobreza que una educación de calidad», agregó, un rato antes de mencionar el aumento del 40 por ciento en las becas Progresar, parte de las medidas para «aliviar los bolsillos» de los afectados por la suba del dólar y el rebrote inflacionario que siguió a los resultados de las PASO.

Por la tarde, mientras la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y su par de Producción, Dante Sica, recibían a la mesa chica de la CGT, Macri protagonizó una reunión de seguimiento con el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, y otra con representantes del sector automotor, ambas en la Casa Rosada.

«Cada vez más enfocado»

Fuera de agenda, el Presidente también pasó a saludar a la reunión de la mesa política de Juntos por el Cambio, para repasar la coyuntura y las perspectivas electorales en un contexto complicado. «El Presidente está cada vez más enfocado, nuestro objetivo es lograr el mejor resultado posible», aseguraba uno de los participantes de la reunión con altas dosis de pragmatismo.

Sin dejar de priorizar «la estabilidad», los preparativos para la campaña continuaron durante el fin de semana e incluyeron reuniones con militantes, afirmaron fuentes de Juntos por el Cambio.

«Estamos levantando la cabeza, pero nadie se confía», sostuvo uno de los dirigentes claves del armado nacional oficialista, contento por los índices financieros, pero sin dar paso al optimismo de cara a octubre, hoy demasiado lejos en el horizonte del Gobierno. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí