Alicia Kirchner a través de los gremios amigos ofrece subsidios a los estatales para pagar luz, gas y alquileres

1
2821

16:00 – Un audio enviado a los distinto delegados del gremio de UPCN desnuda la forma clientelar con la cual la gobernadora Alicia Kirchner, “resuelve” los problemas de aquellos afiliados a gremios afines, UPCN, APAP y ATE, otorgándoles “subsidios” como “ayudas” para el pago de los servicios y/o alquileres, a quienes no pueden llegar a cumplir sus obligaciones.

Pero la actitud del gobierno, que algunos pueden malinterpretar como una “ayuda” es en realidad la cooptación por medio de la necesidad, del voto de la gente para las elecciones del mes de octubre, por cuanto el mensaje que envía el Ejecutivo y baja a las bases con la complicidad de las conducciones sindicales, es “mientras nosotros estemos acá, los ayudaremos” y con esta promesa no escrita, interfiere electoralmente en la sociedad, intentando hacer rehén de la necesidad a los electores que en una provincia con el 60% de la masa de la población dependiente del Estado, resulta un buen número para condicionar en las urnas en las próximas elecciones de intendentes y diputados.

A la vista de este “ofrecimiento”, se descubre ahora la verdadera intención de la gobernadora de Santa Cruz, cuando publicitó por los medios amigos el Decreto 0851/19 establecido en el Boletín Oficial, la creación de un fondo de 100 millones de pesos bajo la promoción de “Un Estado presente y activo”, donde la gobernadora inició un programa de asistencia bajo el argumento de “fortalecer a través de los programas existentes las líneas de acción que aseguren la cobertura integral de la población más vulnerable, en especial la infancia, adultos mayores y personas con discapacidad” 

La “patriada” de la gobernadora encierra, por supuesto, una acusación directa al gobierno nacional desligándose de cualquier autocrítica y transfiriendo (solo) a Macri la responsabilidad de la situación actual en la provincia donde ella (supuestamente) no puede dar aumento por tal motivo y por lo tanto, asigna una partida especial de fondos, para “ayudar” casi filantrópicamente a los trabajadores estatales que así lo requieran.

Ese argumento Alicia lo expresa textualmente en el Decreto cuando indica que la iniciativa tiene como objeto atender “a los problemas que a partir del accionar del Gobierno Nacional se van a profundizar afectando el tejido social de todo el país”, asegurando que la medida rige “por el plazo de noventa días, prorrogable por un periodo igual”.

Lo de siempre

Hace unos días revelamos desde OPI un audio similar, emitido por el paritario de ATE José Navarro a los delegados, donde los incentivaba a bajar línea a las bases para que acepten lo que el Ejecutivo determinó que es, cero aumento salarial y no proceder a generar conflictos. En aquel artículo donde hacíamos hincapié en cómo los gremios aliados al gobierno entregan la lucha sindical, se reveló la complicidad existente entre el Ejecutivo y las cúpulas sindicales de aquellos sectores afines al kirchnerismo, como lo son en este caso ATE, UPCN y APAP.

Ahora, comienza a cerrarse el verdadero objetivo de aquel “Fondo social” creado por decreto. Todo estuvo pensado desde el primer momento para lograr los siguientes objetivos:

1º Evitar la asignación de partidas presupuestarias para dar aumentos masivos, lo cual no le permite al gobierno realizar controles y recortes sobre las sumas asignadas sin aumentar los “gastos” en concepto de sueldos.

2º Generar la sensación de que el gobierno, “acude en la emergencia” de los empleados públicos, rescatando para si la “victoria” de ser quien les resuelve el problema y no quien los castiga.

3º Fortalecer el discurso sobre la base que todos los males de Santa Cruz son por las medidas del gobierno nacional y la necesidad de “hacer reservas” para capear el temporal hasta que (no lo dice pero va implícito) llegue Cristina Fernández al gobierno y allí todo va a volver a encaminarse (¿?).

4º Utilizar a los sindicatos afines (ATE,UPCN y APAP) para bajar este “beneficio”, con lo cual el propio gobierno se exime de salir a ofrecer un “beneficio de mutual” que en el contexto electoral sonaría demagógico (como realmente suena) y básicamente electoralista (como es).

5º Los sindicatos amigos del Ejecutivo aceptan jugar este rol, porque es parte del papel asignado por la gobernadora (repasar nuestra nota anterior sobre el paritario de ATE) a cambio de ciertos privilegios institucionales, entre ellos mantenerles al día o cancelarles gran parte de la deuda (millonaria) producida por el gobierno al retener el descuento de afiliación de los empleados públicos y no depositarlos en las cuentas de los gremios, como es el caso de ADOSAC.

6º Establecer públicamente (pero sin decirlo) la diferencia que hay entre “pertenecer” al modelo y “no pertenecer” al mismo. Esto, aunque no lo diga expresamente, es obvio que se da por hecho. Cualquier integrante de un gremio no afín, no podría ir a solicitar esa ayuda, al menos con posibilidades de tener éxito.

7º Permitirle a los dirigentes de estos sindicatos, utilizar la medida para mostrar “logros” ante sus afiliados y ser un medio de conducción de los mismos, como posibles electores en el mes de octubre, cuando deban poner un voto por los intendentes y los diputados, lo cual deja en el aire el mensaje subliminal de Alicia “Si nos siguen votando, los beneficios no se cortarán, si no nos votan, háganse cargo”.

8º Anular cualquier tipo de pedido de recomposición salarial de acá al año que viene y especialmente en campaña. Si bien en el audio viralizado, el delegado de UPCN dice “…a pesar de eso tenemos que seguir peleando por un aumento salarial”, es toda una falacia para cubrirse de cualquier tipo de planteos en este sentido por parte de los afiliados, pues la gente le reclama al gobierno y al sindicato por la postergación de los aumentos salariales, más aún teniendo en cuenta que los empleados públicos de Santa Cruz están al límite o por debajo de la línea de pobreza, en materia salarial. Con esta medida, el gobierno se asegura que al menos por el mes y medio por delante, no haya protestas, marchas y conflictos. Después de esa fecha, seguramente las “ayudas” se levantarán y las presiones, los pagos fuera de términos, la negativa a aumentar salarios, las sumas en negro etc volverán a ocupar el centro de la escena. (Agencia OPI Santa Cruz)

1 Comentario

  1. Son tan termitos que no se dan cuenta de nada y los volveran a votar, como votaron increiblemente de nuevo a AK. Y si en vez de subsidiar el gas, la energía cuyo costo establece el Estado Provincial, y los alquileres, les aumentan dignamente el sueldo?? Ahhh no, porque termina octubre y, señores, volvemos al ajuste y la culpa es de la herencia de Macrigato, como si aca hubiese gobernado los ultimos 30 años cuchuflito y pindonga!

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí