Los movimientos marcharon y expresaron su satisfacción

0
127
Acampes y protestas, un problema para Mauricio Macri pero también, para Alberto Fernández

Menéndez, de Barrios de Pie, dijo que el Gobierno debe instrumentar la ley “inmediatamente”; Castro, de la CTEP, resaltó la unidad de las organizaciones

Por: Mariano Obarrio

Las organizaciones sociales que ayer marcharon frente al Senado y los principales dirigentes de la oposición celebraron la sanción de la ley de emergencia alimentaria como un “avance en medio de una situación en la que cada vez hay más gente en los comedores comunitarios”, e instaron al gobierno de Mauricio Macri a “instrumentar las medidas administrativas” para “aumentar el volumen de alimentos”.

- Publicidad -

El principal referente en políticas sociales del Frente de Todos, Daniel Arroyo, dijo a LA NACION que la ley “es un avance en el medio una situación en donde hay más gente en los comedores comunitarios y más chicos que se quedan a comer en las escuelas”.

El colaborador del candidato presidencial Alberto Fernández dijo que “hay hambre, gente que come salteado o un mate cocido y un pedazo de pan”. El líder de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, reclamó que “mañana (por hoy) inmediatamente el Gobierno debe tomar las medidas administrativas para fortalecer la asistencia para que la ley se transforme en realidad”.

La ley de emergencia alimentaria había sido propuesta por el candidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna, luego de las PASO del 11 de agosto, y reclamada por la Iglesia, por el Frente de Todos y los movimientos sociales. Arroyo señaló que “en un contexto de caída fuerte en lo social, lo mínimo es que haya alimentos en los comedores. Eso es la ley, que ayuda a ponerle un piso a la catástrofe social”.

Las organizaciones nucleadas en el grupo San Cayetano se concentraron frente al Senado a la espera de la sanción de la ley bajo la consigna “El hambre no espera”. Allí estaban militantes de Barrios de Pie, Corriente Clasista y Combativa (CCC), y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), y el Frente Popular Darío Santillán.

Daniel Menéndez señaló que la ley “es un piso para llevar tranquilidad” y dijo a LA NACION: “Hace dos años y medio que venimos señalando la necesidad de que tenga una sanción”. Consideró que “se ha demorado mucho y se llegó a un punto donde la situación era inviable y era necesario que se sancione la emergencia”. El dirigente social señaló que “lo único que se puede hacer es atender el problema prioritario y por suerte ha salido la ley”.

Por su parte, el secretario general de la CTEP, Esteban Castro, dijo luego de la sanción que “la unidad hay que construirla y se construye en torno de los más humildes”. El dirigente señaló que “las compañeras están haciendo un esfuerzo enorme para darles de comer a millones de pibas y pibes”. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí