Javier Fernández, el máximo operador judicial K, rompió el silencio: “Cristina eligió a Alberto, pero ella tiene los votos”

0
1150
Javier Fernández, el máximo operador judicial K, rompió el silencio: “Cristina eligió a Alberto, pero ella tiene los votos”

Analizó cómo será la relación entre el ex jefe de Gabinete y la Justicia en caso de llegar a la Casa Rosada. Críticas al PRO y elogios a Daniel Angelici.

Rompió el silencio. Javier Fernández, Auditor General de la Nación y conocido en los pasillos de los Tribunales por ser unos de los máximos operadores judiciales del kirchnerismo habló. Y, como suele ocurrir en las contadas veces que salió a la luz pública, dejó varios mensajes que retumban en los despachos judiciales y políticos de la Argentina.

“Cristina tuvo un gesto extraordinario y eligió a Alberto, pero ella tiene los votos”, sostuvo en una entrevista con la revista Crisis, en la que se refirió a su relación con el kirchnerismo, su percepción de Alberto Fernández y el rol de la Justicia en la era Macri. Todo esto, dicho con conocimiento de causa.

“Este gobierno rompió los códigos. Usaron la corrupción, tratando de meter presos a todos, como una comidilla”, dijo Fernández. Para él, la gestión de Cambiemos no respetó el “proceso y el derecho a estar libre” e inclusive “cambiaron jurisprudencia” y “se inventaron causas”.

El dirigente, que se reconoce como un “soldadito del peronismo”, marcó que eso fue posible porque “Algunos jueces y fiscales no se animaron a decirle que no, son cobardes”.

“Si no se pueden aguantar las presiones, no se puede ser juez”, expresó el auditor, que desde 2001 tiene un puesto en el organismo que asiste al Congreso en el control del estado de las cuentas del sector público.

El propio Fernández ─reconocido por su perfil bajo─ apareció meses atrás involucrado en la causa de corrupción más explosiva del kirchnerismo: los cuadernos de la coimas. Fue citado a declaración indagatoria por figurar en las anotaciones de Oscar Centeno.

Su nombre aparece en el cuaderno 8. “Lo llevé al Lic Baratta y Nelson a Andonaegui 2148, decian que tenian que ver “J” de Javier (de inteligencia me parece)”, escribió el chofer arrepentido.

Fernández es amigo de Jaime Stiuso, el exespía todopoderoso de la SIDE, y de Darío Richarte, exvicejefe de Inteligencia en la Alianza,

“Lo que dicen esos cuadernos es todo mentira. Jamás le entregué una valija ni un bolso. No conozco a los empresarios”, dijo cuando le tocó pisar Tribunales por ese caso, citado por el juez Claudio Bonadio.

En ese momento llegó con una valija al despacho del Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 11. “Se pensaron que traía las cosas para quedarme en Marcos Paz”, se rió aquel día, a principio de agosto de 2018.

Ahora, a casi un año de aquel episodio, Javier Fernández dice estar retirado. “Hace tiempo, en 2013, por cuestiones de salud. Si no, iba a explotar. Me hicieron mucho mal los de adentro, que piden favores, después hablan con los periodistas y cuentan mentiras”, explicó.

Conocedor como pocos del inframundo judicial, Fernández no duda cuando le preguntan quién será el nexo que articule los vínculos entre la política y los tribunales en caso de que Alberto Fernández ratifique en octubre su triunfo en las PASO.

“La persona que tiene Alberto es Marcela Losardo, cuyo esposo es (el escribano Fernando) Mitjans, presidente del Tribunal de Disciplina de la AFA. Ella está en condiciones de conducir el diálogo con los jueces, pero depende de Alberto”.

En el mundo cambiemita, Fernández marca a Alejandro Pérez Chada (abogado de Macri), Fabián “Pepín” Rodríguez Simón y José Torello como los interlocutores M con la Justicia. Los crítica, pero hay elogios para otro allegado de Macri, Daniel Angelici, que ha sido denunciado como operador judicial por la propia Elisa Carrió.

“El Tano tiene muchos códigos, viene de otra cosa. Pero no confundamos lo que son los códigos, para que no parezca una cosa mafiosa. En este país sos presidente y cuando terminás tu mandato recorrés todos los pisos de Comodoro Py. Es parte de la judicialización de la política”, resume Fernández.

Al auditor admite haber sido consultado por el macrismo en temas judiciales. “Me parece que son gente soberbia”. Ya alejado del traqueteo tribunalicio, hoy prefiere recibir gente, amigos, y periodistas en el quincho de su casa, decorado con imágenes de Boca -club del que es hincha- y un póster de El Padrino, inmortalizado por Marlon Brando, tal como describe Gerardo “Tato” Young en su libro Los horribles, en el que habla en varios pasajes sobre “El Señor Javier”.

 el quincho de la casa de Javier Fernández (con el retrato de Don Corleone en la pared) fue escenario ─según el libro de Young─ de una escena que representa hasta qué punto la política y la justicia se cruzan.

Allí, el contador de los Kirchner, Víctor Manzanares, se reunió con el juez Norberto Oyarbide, que tenía en su escritorio de Comodoro Py la denuncia por enriquecimiento ilícito contra el matrimonio presidencial. Hubo masitas, champagne y risas cuando el contador (ahora arrepentido de la Justicia) osó pedir un té con leche.

Tras esa reunión, el entonces juez convocó al contador K a su despacho, lo reunió con la contadora María del Carmen Penedo, perito contable de la Corte Suprema, para retocar las cifras de la declaración jurada de Néstor y Cristina, que terminaron sobreseídos a pesar de que su aumento patrimonial era, por lo menos, sospechoso, aún para cualquier abogado exitoso de la Argentina. La funcionaria judicial, en cambio, terminó siendo investigada, una década después, por la Corte Suprema.

Hoy, más allá de dar sus impresiones sobre lo que viene en materia judicial ante una posible transición, Javier Fernández no tiene intenciones de volver. Eso dice.

─Si lo convoca Alberto para ser el vaso comunicante con Comodoro Py, ¿qué le responde? ─le preguntó la revista Crisis.

─Alberto está uniendo al peronismo, que es algo que pedimos hace rato. Le diría que no, sigo en la Auditoría. Ese tipo de cosas me hicieron mucho mal. Tomo dieciséis pastillas entre la presión, el colesterol y demás. Se dicen muchas mentiras, y las mentiras quedan. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí