Endurecen el cepo al dólar: solo se podrán comprar US$ 200 por mes y el Gobierno afirma que es “para preservar las reservas”

0
160

Lo anunció el Gobierno luego del resultado electoral. Guido Sandleris afirmó que el resto del esquema cambiario no se modifica.

Con el resultado electoral ya definido, el Banco Central endureció el cepo y restringió la compra para los particulares hasta 200 dólares por mes. Hasta ahora, y luego de las medidas adoptadas tras las PASO, el tope mensual para el atesoramiento era de 10.000 dólares.

“Ante el grado de incertidumbre actual, el Directorio del BCRA decidió tomar este domingo una serie de medidas que buscan preservar las reservas del Banco Central. Las medidas anunciadas son transitorias, hasta diciembre de 2019”, aseguraron en un comunicado.

La entidad detalló que el nuevo límite será “de U$S 200 mensuales a la compra de dólares para personas físicas con cuenta bancaria y en U$S 100 a la cantidad de dólares que pueden ser comprados en efectivos”, y que ambos montos “no son acumulativos”.

Durante una conferencia de prensa brindada este lunes, el titular de la entidad monetaria, Guido Sandleris​, aseguró que la medida es “para preservar las reservas internacionales” durante la transición de gobierno, luego del triunfo electoral de Alberto Fernández.

En ese sentido, admitió que la medida “es muy estricta y afecta a muchas personas”, y aclaró que “el resto del esquema cambiario se mantiene básicamente sin modificaciones”,

El directorio del Banco Central se reunió ayer después de las elecciones y luego de analizar distintos escenarios decidió tomar las medidas adicionales ya anunciadas anoche para proteger las reservas internacionales y permitir al nuevo gobierno contar con más grados de libertad para la implementación de sus políticas económicas”, sostuvo Sandleris

Según la Comunicación “A” 6815, publicada este lunes en el Boletín Oficial, las excepciones para el límite incluyen a los organismos internacionales o instituciones “que cumplan funciones de agencias oficiales de crédito a la exportación”, las representaciones diplomáticas y otros organismos internacionales en el país y las transferencias al exterior a nombre de beneficiarios de jubilaciones o pensiones abonadas por la Anses (siempre que el destino sea una cuenta propia).

También quedarán afuera los fondos provenientes de préstamos hipotecarios entregados por entidades financieras locales, incluyendo operaciones en el marco del plan Procrear.

Por otra parte, los retiros de efectivo en el exterior con tarjetas de débito locales sólo podrán ser efectuadas en cuentas locales del cliente en moneda extranjera.

Sandleris aseguró que la medida “se enfocan exclusivamente en la compra de dólares para atesoramiento y especulación financiera, y no afectan el acceso al mercado cambiario para el comercio exterior o el pago de deudas”.

Tras descartar que haya antes del 10 de diciembre nuevas restricciones, el titular del Banco Central reveló que desde las elecciones primarias del 11 de agosto se perdieron cerca de 22.000 millones de dólares de reservas, que actualmente son 43.500 millones.

“Unos 12 mil millones fueron antes de los controles de inicio de septiembre. Aproximadamente un tercio tiene que ver con la caída de los depósitos en dólares. Otro tercio, con pago de deudas. El resto tiene que ver con intervenciones del Banco Central en el mercado cambiario”, detalló.

“Tenemos claro que este tipo de medidas no son gratuitas para la economía, dificultan el funcionamiento. Por eso uno tiene que ser muy cuidados. Lo que subyace es que, lamentablemente, los argentinos no hemos sabido construir consensos básicos en cuando al funcionamiento de la economía”, añadió.

Los directores de la entidad se reunieron en la noche del domingo,  a las 22 horas, cuando el escrutinio provisorio ya indicaba un triunfo en primera vuelta de Alberto Fernández.

Durante todo el fin de semana se especuló con una posible reunión de una suerte de “comité de crisis” en medio de las tensiones que sufrió el dólar en los mercados en los días previos a la votación.

El viernes, la divisa llegó a los $65 y el “dólar fuga” a los $80. Desde las elecciones PASO hasta el últimos viernes, el BCRA perdió, solo por sus intervenciones en el mercado cambiario, 6.000 millones de dólares.

En el sistema financiero, los operadores especular con una fuerte reducción del cupo de los 10.000 dólares mensuales destinados a atesoramiento.

La foto que se repitió en la última jornada de cotizaciones previa a las elecciones fue la de las largas colas de personas en la puerta de los bancos para comprar divisas. En la semana saltó $ 4,27 y el precio de cierre determinó un nuevo máximo.

Ese avance fue mucho mayor al que se dio en la previa de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). En los cinco días previos a esa votación, cuando todavía se desconocía cuál sería la principal tendencia hacia las generales, el dólar avanzó 66 centavos y culminó a $ 46,55. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí