El cepo cambiario extremo limitó el alza del dólar oficial al 6% en octubre

0
109

Había llegado a aumentar hasta 8,6%; expectativa al reabrirse hoy el cupo mensual de compras

El dólar oficial al público cerró el mes del fuerte endurecimiento del cepo con una baja de casi 0,4%, al caer de $63,47 a $63,23 en promedio, lo que le permitió recortar al 5,7% un alza que en ese período había llegado a ser del 8,6% hasta la rueda previa a las elecciones, cuando había quedado a $65.

Se trata, empero, de un precio meramente testimonial, dada la magnitud que alcanzaron las restricciones a la demanda, y que enfrentará su primer test hoy al recuperar los que compraron divisas en octubre por la plaza oficial acceso al mercado, aunque con un tope reducido hasta 99 por ciento.

El reacomodamiento a la baja obedeció al repliegue con que se negoció en el precio mayorista del billete, que bajó marginalmente de $59,73 a $59,68 sólo porque hubo “compras de bancos oficiales que se activaron cuando la divisa había tocado mínimos de $59,64”, explicó Gustavo Quintana, de PR Cambios en la rueda de mayor volumen operado de contado (US$346,7 millones) desde las últimas medidas.

Precios libres

Los precios en descenso en la reducida plaza oficial contrastaron con la tendencia alcista que volvieron a mostrar los precios libres legales (los pactados por el intercambio de activos financieros con cotización pública) e ilegales del dólar. El dólar Bolsa o MEP, que permite el cambio de monedas entre locales, subió de $74,8 a $76,3, con lo que amplió al 27,8% su brecha con el oficial mayorista. De este modo el precio de la divisa por este intermedio trepó 22,8% en el mes.

A su vez el dólar “fuga” o contado con liquidación” avanzó de $78,30 a $80,10, dejando la brecha en 34,3% y cerrando el mes con un encarecimiento del 24,9%. Por último, el dólar paralelo rebotó de $67 a $69 (+3%), con lo que trepó $7,75 (12,7%) en octubre.

Súbito furor por las Leliq

Todo aconteció al cabo de una rueda en la que los bancos mostraron un recuperado apetito por las letras de liquidez ( Leliq) del Banco Central, algo que le permitió a esa entidad colocar títulos de deuda por $198.010 millones cuando apenas le vencían otros por $156.150 millones.

Dicha operación, que significó una absorción monetaria neta por unos $39.000 millones en la jornada (contando el pago de intereses), dejó a la vista la preocupación de los bancos por asegurarse el cobro de la tasa del 68% anual por al menos una semana más, ya que desde hoy queda sin efecto el “piso” que en ese nivel le había fijado el BCRA para todo octubre.

“A partir de mañana [por hoy] comienza a regir el nuevo ‘piso’ del 63% que se dispuso como mínimo. Eso no quiere decir que la tasa bajará cinco puntos en un día ya que puede bajar o subir de acuerdo con la oferta y la demanda. Pero la mayor demanda de Leliq dejó a la vista que los bancos esperan que la tasa tienda a caer, de allí que buscaron asegurarse un rendimiento mayor”, explicó el operador Fernando Izzo, de ABC Cambios. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí