Mauricio Macri y María Eugenia Vidal mantuvieron una larga reunión para despejar rumores y limar asperezas

0
128
María Eugenia Vidal: “El domingo se elige si vamos a tener democracia plena o no”

“La relación está bien”, resumió la gobernadora a sus colaboradores. Hablaron del futuro de la coalición.

Mauricio Macri y María Eugenia Vidal se vieron las caras por primera vez, a solas, desde la jornada electoral del domingo que terminó con las derrotas de ambos. Fue una reunión extensa de 90 minutos.

La gobernadora llegó a las 16.30 a la Casa Rosada, minutos antes de que Cristian Ritondo saliera del encuentro en el que el Presidente le dio su aval para convertirse en el presidente del bloque PRO en Diputados. Vidal se retiró a las 18 sin hacer declaraciones y evitó el contacto con los periodistas.

“Hablaron de gestión, de la política que viene, de todo”, resumieron muy cerca del Presidente sin dar mayores precisiones. En el entorno de la gobernadora buscaron bajar el tono de las acusaciones cruzadas entre Nación y Provincia. “Fue una reunión para ver temas de cierre. Ya nos habíamos visto el lunes. La relación está bien como en todos estos años”, relató la gobernadora en la intimidad a sus colaboradores, según pudo saber Clarín.

En efecto, Macri y Vidal habían coincidido en la mesa de acción política del lunes donde Elisa Carrió comunicó que renunciaría a su banca en Diputados y tuvo un fuerte cruce con el Presidente y el ministro del Interior Rogelio Frigerio. La fundadora de la Coalición Cívica defendió a la gobernadora. “La dejaron sola”, se quejó. Esta vez Macri y Vidal estuvieron a solas.

Desde el domingo a la noche, en el mismísimo búnker, avanzan las acusaciones cruzadas entre dirigentes de Nación y de la Provincia. Los primeros -entre los que hay dirigentes cercanos a Marcos Peña y a Frigerio- sostienen que la remontada de Macri podría haber sido mayor si hubiera habido una campaña más activa en el mayor distrito electoral del país. Cerca de Vidal rechazaron esas versiones.

Las especulaciones aumentaron luego de que el martes el Presidente recibiera a solas al intendente de Vicente López, Jorge Macri, quien no oculta sus ganas de relevar a Vidal como referencia bonaerense. “Ya no hay una gobernadora que nos represente a todos, va a haber una mesa amplia. Nadie puede representar todo lo que somos”, dijo el primo del jefe de Estado en declaraciones a la prensa tras el Foro de intendentes de Cambiemos que compartió con Vidal en La Plata.

En la Casa Rosada le quitaron importancia al encuentro del martes entre los Macri. “Si hubiéramos ganado, igual le hubiera dado aire a Jorge, porque María Eugenia no hubiera podido ser candidata en 2023”, dijeron.

Vidal, en tándem con el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta -el único dirigente del PRO con poder territorial- piensa en forjar una estructura de toma de decisiones más horizontal y en declarar la muerte de la grieta.

En la Casa Rosada, en cambio, piensan que el 40 por ciento de los votos los cosechó ante todo el Presidente. De todos modos apuestán a un discurso más moderado. “Los que estan haciendo ruido político no entienden lo que pasó el domingo. O no pueden leer el resultado o se confunden”, explica uno de los funcionarios que les sigue los pasos a Vidal.

Mientras el Presidente y Macri dialogaban, Peña encabezó otra reunión con su equipo a pocos pasos de distancia. A pesar del ruido inocultable, en la Casa Rosada y en La Plata confían en que el vínculo se acomodará en la flamante futura oposición. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí