“Quieren “alinear los planetas” desde el sector minero nacional y provincial, pero no conseguirán licencia social en Chubut”

2
277
Mariano Arcioni, de león a conejito. De la autosuficiencia y el coqueteo K, a “tirarle la manga” al gobierno nacional

11:30 – (Por Giuliano Ventura para OPI Chubut) – El título corresponde a un encumbrado dirigente sindical y político de Chubut que pidió especialmente reserva de su nombre en virtud de estar fuertemente comprometido en la confección de un proyecto de ley que podrían presentar este año en la Cámara de Diputados de la provincia, referido (precisamente) a la cuestión ambiental y sin dar más detalles del mismo lo considero “una actualización necesaria de la Ley 5.001”.

El reconocido dirigente le confió a OPI Chubut que el gobernador Mariano Arcioni jugará “todas las fichas” en el año 2020 para conseguir fondos que le permitan atravesar su nuevo mandato con “más aire” en los económico-financiero “y para eso necesita asumir compromisos fundamentales ante el nuevo gobierno. Uno de ellos es la permisividad que buscará darle a la ley, para que el kirchnerismo haga su entrada en Chubut con la megaminería, de la mano de las empresas amigas como la Barrick, por ejemplo, con la cual ha habido conversaciones previas, antes del año 2015 pero también durante el gobierno de Macri”, aseguró.

A pesar de todo y aún cuando quieren alinear los planetas desde el sector minero nacional, no conseguirán la licencia social en Chubut”, dijo nuestro interlocutor y agregó “el movimiento anit-minero más fuerte del país se localiza en nuestra provincia y van a tener que trabajar mucho o forzar las leyes con un costo político inmenso para la mayoría de los diputados, si quieren ir contra la opinión pública en general, porque aquí hay un convencimiento total de que la megaminería es destructiva, deja un pasivo ambiental eterno, permite que se lleven toda la riqueza los pooles de empresas extranjeras que lucran con la tierra sin dejar nada en la provincia, la mayor parte del producido queda en nación y las regalías mineras a la provincia a lo sumo pueden estar en el orden del 3% más algunos dólares que las propias empresas dejan en los municipios, lo que en la mayoría de los casos terminan siendo dádivas a los intendentes o como pasa en Santa Cruz, oficializan un acuerdo con la provincia para abrir una caja común donde van a parar fondos que nadie conoce ni en monto ni en manejo” y luego señaló “Ya tenemos el ejemplo bien claro de lo que sucede en la provincia vecina (Santa Cruz). Allí en San Julián Cerro Vanguardia deja decenas de pits que se ven desde la luna, una contaminación ambiental irrecuperable, el pueblo sigue siendo como aquel de las colonias cuando bajaron los conquistadores y los intendentes insisten que la minería es buena, pero no tienen ni dejan nada. Si realmente Vanguardia hubiera dejado algo, hoy San Julián tendría que ser Dallas y no un pueblo que se parece más al que fundó Magallanes”.

Finalmente consideró que existe toda una corriente de “concientización” o más bien él la llamó “preparación del terreno”, para avanzar en Chubut sobre la opinión pública y en tal caso nombró tres hechos a su entender claros y determinantes “La llegada del kirchnerismo y las necesidades financieras de Arcioni son elementos claves para forzar este tipo de acciones y no es casual que en estos días se realizara una expo Minera en Puerto San Julián (Santa Cruz) y allí se “debatiera” la posibilidad y necesidad de que Chubut se pliegue a la producción minera regional, a pesar de que todos saben que existe la Ley 5.001 que lo impide. Por último, no es casual que justo se haya dado a conocer el Censo Nacional Agropecuario del Indec donde precisamente “descubrieron” que Chubut es la provincia patagónica con mayor concentración de tierras en manos de privados y de ellos la mayoría extranjeros. Esto, sin que pretenda ser una teoría conspirativa, reabre la posibilidad de poner en discusión la utilidad del suelo y por ende el avance de la explotación intensiva de los minerales en el macizo central, donde ya hay algunos intendentes “convencidos”, pero no se animan a tanto porque saben que no tienen licencia social y si contradicen sus discursos, la misma gente los marginará en cualquier elección a futuro”, nos indicó nuestro entrevistado.

De esta manera vuelve a revivirse en Chubut la posibilidad de que sectores políticos oficialistas, con el apoyo y presión del nuevo gobierno, inicien una nueva avanzada sobre la ley que prohíbe la megaminería en Chubut. La situación económica nacional, donde los Fernández necesitan fondos frescos para aplicar el populismo a rajatablas y la imperiosa necesidad del gobernador Arcioni de contar con un margen económico más holgado para bajar la conflictividad, son elementos sustanciales para potenciar el proyecto. Sin embargo, no todo es tan automático ni tan rápido. Existe un protocolo que se debe cumplir con las empresas interesadas, aunque desde algunos sectores dicen que éste ya estaría listo y solo esperan la bandera de largada y básicamente la eliminación y/o modificación de la Ley 5001 para lo cual no solo bastará el consentimiento de los legisladores, sino la licencia social y ésta, de acuerdo a lo que OPI ha podido averiguar “sigue sin ser favorable” y los grupos antimineros se preparan en Chubut para hacerse oír en los próximos meses, ante lo indicios que materialicen la sospechas expresadas por el dirigente político-sindical a nuestro diario. (Agencia OPI Chubut) 

2 Comentarios

  1. Olvidense muchachos, desde aca de Chubut no van a poner una sola pala pa abuscar oro porque los vamos a sacar a patadas en el culo, y junto con ellos a Arcioni

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí