Macri defendió su gestión por cadena nacional: “El esfuerzo no fue en vano”

0
617
Macri defendió su gestión por cadena nacional: "El esfuerzo no fue en vano"

El Presidente sostuvo que el país ahora “está mejor preparado para crecer”; insistió en responsabilizar al resultado de las PASO por la aceleración de la crisis económica; y destacó que deja un Estado donde “es más difícil robar”.

Por: Santiago Dapelo

Con una ligera autocrítica, Mauricio Macri presentó su balance de gestión con el foco puesto sobre los puntos salientes de su presidencia. Cinco días antes de dejar el poder, durante los 39 minutos que duró la cadena nacional, Macri ensayó una cerrada defensa de su gobierno y casi no hizo mención de las dos principales deudas que deja: la inflación y la pobreza.

“No me voy satisfecho con los resultados de mi mandato en inflación y pobreza”, dijo el jefe del Estado en su mensaje. El día en que la Universidad Católica Argentina (UCA) dio a conocer que más del 40 por ciento de los argentinos se encuentran bajo la línea de pobreza, Macri describió que el problema central fue la falta de control sobre la moneda estadounidense. “Con cada suba del dólar venían, después, la inflación y el aumento de la pobreza”, se lamentó.

El Presidente, que ayer utilizó por primera vez la cadena nacional por fuera de lo que mandan las obligaciones institucionales, como la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso, presentó un informe de gestión con seis puntos. Sobre los problemas económicos que deja -además del incremento de la pobreza y la indigencia (8,9%), la inflación cerrará el año cerca del 55% y la industria caerá este año el 7%-, Macri repitió que el país está “mejor preparado para crecer”.

“A mediados de este año parecía que estábamos dando la curva. La inflación había bajado cuatro meses seguidos y en julio la mayorista había sido solo del 0,1 por ciento. La economía empezaba a despertarse. Creció casi 2 por ciento en julio y ya llevaba tres meses seguidos de crecimiento interanual”, describió el Presidente.

Y agregó: “Pero después vinieron los resultados de las PASO, que generaron otro salto en el dólar por el miedo de millones de argentinos, que salieron a vender sus pesos. Ese miedo al futuro y la falta de un esquema macroeconómico lo suficientemente sólido nos hicieron retroceder. A pesar de estos resultados, en estos años trabajamos mucho para ordenar nuestra economía. Una parte importante del trabajo ya está hecho”.

Sobre la deuda externa, Macri reconoció que creció en los últimos años, pero explicó la necesidad de tomar préstamos, como el acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI): “Por un lado, existe la sensación de que el Estado no tenía deudas en 2015. No es cierto. Se debían 240.000 millones de dólares. Ahora debemos más, es cierto, unos 310.000 millones, pero tiene una causa: en estos años tuvimos que pedir plata prestada. Y dos de cada tres pesos fueron para pagar vencimientos de la deuda, y el peso restante fue para pagar el déficit dejado por gobiernos anteriores”.

Durante la presentación, en la que intercaló imágenes y gráficos con números para dejar asentada su posición, Macri también justificó el stand-by que suscribió con el Fondo. “El 95% lo usamos para pagar otros vencimientos en dólares y una parte está todavía en el Banco Central”, contó.

El Presidente, que ratificó que buscará liderar la oposición -según dijo, “hoy hay una alternativa sana de poder”-, buscó así establecer su postura sobre la “herencia macrista”, algo que descuentan en la Casa Rosada deberá pelear con los informes que hará el gobierno entrante de Alberto Fernández.

En ese sentido, el jefe del Estado advirtió que la administración de Cristina Kirchner dejó “un déficit fiscal altísimo”. En estos años “ordenamos las bases de nuestra economía, tenemos reservas robustas en el Banco Central. En ese punto, el Presidente hizo parte del mea culpa por la falta de resultados. “Estos cimientos son difíciles de ver, y uno se pregunta: ¿qué me importa esto si mi salario no mejora? Es una frustración para mí. Lamento no haber podido ofrecer mejores resultados en estos últimos cuatro años. El esfuerzo, igual, no fue en vano. No perdimos cuatro años”, agregó.

Con un mensaje grabado -se terminó de realizar el miércoles-, desde su despacho en la Casa Rosada, Macri resaltó “muchos avances que los argentinos hemos conquistado y que son un antes y un después para la república”.

“Dejamos un Estado en el que es mucho más difícil robar la plata de los argentinos”, dijo en referencia a la transparencia.

Y añadió: “Hemos valorado nuestras instituciones. Nuestra democracia es más fuerte, más sólida. Nuestra Justicia es más independiente. Nuestra prensa es más libre. Nos integramos al mundo. Estamos más seguros frente al delito y frente al narcotráfico. La política es más decente. Si tomamos un poco de perspectiva, es la primera vez en 100 años que un gobierno no peronista y con minoría en ambas cámaras está terminando su mandato”. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí