El discurso de Martín Guzmán: para los analistas, un diagnóstico “sensato”, pero sin precisiones

0
610
El discurso de Martín Guzmán: para los analistas, un diagnóstico "sensato", pero sin precisiones

Indicaron que el análisis macro fue lógico, aunque no se condice con la falta de medidas concretas

Por: Sofía Diamante

El diagnóstico fue bueno, sensato y lógico, pero todavía falta ver las medidas concretas que se tomarán. Esa es la conclusión que sacaron los economistas que siguieron atentos la primera conferencia de prensa del flamante ministro de Economía, Martín Guzmán.

Su análisis estuvo alejado de la heterodoxia esperada y se acercó más al pensamiento ortodoxo: habló de la necesidad de llegar a un superávit primario, “importante para que la política monetaria y la economía funcionen correctamente”.

“El diagnóstico es bueno, la secuencia es lógica. Dijo que necesitamos ir a un superávit primario, pero que no se puede hacer el ajuste ahora. Se necesita conseguir oxígeno y plantear una convergencia gradual. Dijo que tampoco se puede alejar del equilibrio primario, sabe que cuando negocie la deuda será necesario que el programa fiscal sea consistente. Pero me parece que la falta de anuncios concretos no se condice con la gravedad de la situación inicial que se describe, que dijo era muy frágil”, señaló Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma.

Miguel Kiguel, exsecretario de Finanzas, dijo que le “pareció bastante sensato el mensaje que mandó”. “Es una persona que parece entender la macroeconomía, la piensa bien. Ahora vendrá el tema más complejo de implementar. Los detalles los iremos conociendo de a poco”, comentó.

“Es razonable enfocarse en el corto plazo para solucionar la situación de los más vulnerables y está bien decir que no se puede sacar el cepo porque no están dadas las condiciones”, agregó.

Sobre el anuncio de crear una comisión asesora de exfuncionarios de Finanzas, el director de Econviews dijo que “le parecía una buena idea”.

El economista Diego Martínez Burzaco, por su parte, destacó tres conceptos de Guzmán. “En primer lugar, habló de la necesidad de un plan macroeconómico integral, en el cual la política monetaria, fiscal y económica tienen un complemento entre sí. Esto parece una obviedad, pero fue uno de los principales fallos de la política económica del gobierno anterior”.

Luego remarcó que el ministro de Economía reconoció que no hay lugar para ampliar el déficit primario, porque no se puede recurrir a la emisión monetaria ni al financiamiento externo. “Dijo que hay un límite de corto plazo en la intención de financiar con emisión, en un contexto de baja demanda de pesos. El dilema a resolver es cómo se mantendrá el déficit primario fiscal sabiendo que habrá reasignación de prioridades. Posiblemente se resolverá con una reformulación impositiva”, analizó.

“Por último, destacaría su mención de la necesidad de generar una relación constructiva con los acreedores y no ponerse en pie de guerra para resolver rápido el problema. Son frases que en la teoría suenan bien, pero habrá que ver los detalles en la práctica. Lo que no quedó claro es si se seguirá pagando la deuda hasta que se negocie. No pagar sería un suicidio”, concluyó el director de MB Inversiones. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí