viernes, enero 22, 2021
9 C
Río Gallegos

Concejales de Río Gallegos quieren aprobar un impuestazo a los combustibles para financiar el déficit que ellos mismos generan

15.00 (Por Rubén Lasagno) – Que en el país no hay ideas para hacer política, no es nuevo. Que en la provincia la gobernadora sólo ha encontrado como forma de aumentar su recaudación, reformular cargas sobre los contribuyentes e inventar impuestos (hasta el 3% al pan) para solventar los defasajes de su mala administración, lo hemos recordado en varias oportunidades con números oficiales, pero la “renovada idea” de los Concejales de Río Gallegos a instancias del Intendente K, no estaba en los planes de nadie y por supuesto, jamás fue mencionado por ellos o Grasso en campaña.

El Concejo Deliberante que no tiene nada de honorable, pretende aprobar una Ordenanza por la cual establecerán un 2% de aumento en los combustibles en las estaciones de servicio de la ciudad, encarciéndolo en la boca de los surtidores, con la finalidad de que el nuevo intendente Pablo Grasso (FPV), cuente con  un ingreso extra del cual no puede escapar nadie y es dinero contante y sonante. 

Para difundir este verdadero robo a la ciudadanía que pretenden hacer el intendente con los concejales se usan dos falacias: una mencionan al impuestazo como “una tasa a los combustibles” y la segunda, esbozada por el propio intendente, dijo que se trata de una tasa que deben pagar las estaciones de servicios (no la gente), una aberración política que desnuda la catadura moral de los políticos recién asumidos, toda vez que se cae de maduro que el estacionero en todo caso hace de “Agente de retención”, pero quien paga es el consumidor, es decir, quien carga día a día combustibles en cada una de ellas.

Este impuestazo a los combustibles lo ha implementado el Intendente de las Heras (O.D 1435), José María Carambia (Cambiemos) y generó una caja complementaria para el municipio que a consideración de la oposición local, nadie sabe dónde va a parar y en qué gasta el intendente los fondos percibidos por tal concepto.

En Río Gallegos la Federación Económica de Santa Cruz hizo ante la justicia una presentación en contra de la mal denominada “Tasa Vial Municipal”, por ser absolutamente inconstitucional ya que se produce una “doble imposición” con el gravamen de este nuevo impuesto y esto se encuentra previsto en el Art 9 inc b) de la ley Nº 23.548, donde se indica que está prohibido fijar este tipo de impuestos, disfrazados por los intendentes (en este caso Pablo Grasso) como “Tasa”.

Como en todos los casos, el más paradigmático es el ocurrido a nivel nacional, donde el gobierno congeló las jubilaciones menos las del sector político y judicial sin decirlo en la campaña previa, aquí en Río Gallegos el intendente Pablo Grasso se cuidó de no adelantar públicamente cómo financiaría el enorme déficit que tiene la comuna.

Finalmente, ya electo, Grasos hizo lo que hacen todos, traicionar el voto y desnudar sus propias mentiras. Hoy, los concejales de Río Gallegos, avalarán este nuevo asalto a la ciudadanía. La clase política provincial y local no se diferencia de la nacional. El único sector que no se reduce ni ajusta es la política y absolutamente siempre, la carga de su inmoralidad cae en el bolsillo del contribuyente, como en este caso de Río Gallegos. (Agencia OPI Santa Cruz)

Santa Cruz

Últimas notas

Más articulos