Alberto Fernández: “Si ajuste es poner orden en las cuentas públicas, estamos haciendo un ajuste”

0
607
Alberto Fernández: “La Justicia que usó Mauricio Macri para perseguir a Cristina seguramente ahora lo persiga a él”

El Presidente dijo que, a diferencia de otros programas económicos, “esta vez no pagan los que menos tienen, sino los que mejor están”.

Alberto Fernández habló sobre el impacto de la ley de solidaridad social y reactivación productiva en el marco de la emergencia económica. “Si el concepto de ajuste es poner orden en las cuentas públicas, estamos haciendo un ajuste. Pero, a diferencia de otros ajustes, no está pagado por los que menos tienen, sino por los que mejor están. ¿Quiénes son? Los que exportan, los que producen petróleo, metales, la minería, el campo, los que están en mejor situación con sus bienes personales. Hay que pagar en la Argentina un plan contra el hambre que va a costar 100 mil millones de pesos”, sostuvo el Presidente.

En una extensa entrevista con el programa La Rosca, de TN, el jefe de Estado explicó el alcance que tendrá el ajuste fiscal, un término al que no rehuyó.

“Lo primero que habría que preguntarse es a qué esta asociado el concepto de ajuste. Históricamente en la Argentina, es un reordenamiento de cuentas de los sectores ordenado a partir de actuar sobre los sectores más desprotegidos. No estamos haciendo eso. Estamos haciendo otra cosa; una ley que tiende a ser solidario con los menos que tienen y poner en marcha la producción”, expresó Fernández, quien también se refirió a las facultades que el Congreso le delegó con la sanción de la ley e ironizó sobre los denominados “superpoderes”.

“Hasta hace dos semanas era un pobre tipo que no podía armar el Gabinete porque Cristina (Kirchner) le armaba todo. Ahora dicen que soy el Presidente más poderoso. Ni una cosa ni la otra. Las dos cosas son falsas”, sostuvo antes las preguntas de los periodistas de Clarín y TN Eduardo Van der Kooy y Daniel Fernández Canedo.

El mandatario se refirió a su relación con la ex presidenta y actual vice. “Hay muchísima gente que me quiere hacer pelear con Cristina. Son los que no quieren que volvamos a ganar elecciones. Esos intereses descubrieron que el peronismo unido nunca perdió. En un escenario tan polarizado, la unidad de las fuerzas es central. Eso lo aprendimos, no vamos a equivocamos dos veces”, sostuvo.

Elogió además de la “generosidad” de la titular del Senado. “Me acompaña de un modo magnífico. Hablo mucho porque me hace pensar. Tiene una enorme generosidad. Es una amistad muy consolidada porque tuvimos mucho encuentro, mucho desencuentro y mucho reencuentro”, explicó.

El Presidente no dudó en calificar la deuda como su principal preocupación y se mostró optimista por las primeras reacciones del mercado.

“La deuda es lo que más me preocupa, porque es un gran condicionante. El viernes pasado pudimos renovar letras a una tasa sustancialmente más baja. Eso es confianza que estamos despertando. No hemos mentido. Queremos sacar a la gente de la situación de desamparo en la que está y a partir de allí promover un consumo virtuoso que mueva la producción”, dijo.

La negociación con el FMI fue otro tema sobre el que el Presidente dejó definiciones. “Nadie quiere caer en default ni nadie quiere asumir un compromiso que no puede cumplir. Ninguna de las dos cosas. No voy a firmar un acuerdo con el FMI que no pueda pagar. Nuestro deseo es tratar de resolverlo cuanto antes pero resolverlo no es resolverlo a cualquier precio, es resolverlo bien cuanto antes”, sostuvo sobre los tiempos.

“Queremos una economía que crezca, que se levante de pie y pueda asumir sus obligaciones”, insistió.

El mandatario abordó en varios tramos de la entrevista las restricciones para comprar dólares. “Tenemos que buscar algún modo en el que cepo no se convierta en algo muy nocivo, de que la puerta siga permitiendo el ingreso de esos recursos. Estamos en eso. Estuvimos hablando con Martín Guzmán. Tenemos que resolverlo sin perder la consistencia”, puntualizó.

Al ministro de Economía lo definió como un “tipo brillante”. “Es un personaje muy atípico: tiene el equilibrio exacto entre los heterodoxos y los ortodoxos”, elogió. “Hay que terminar con cierta cultura argentina de creer que hay una suerte de derecho humano para comprar dólares”, añadió.

El Presidente indicó que mantienen diálogo con los comerciantes y empresarios para evitar que el 30 por ciento de impuesto al dólar para atesoramiento y compras en el exterior se traslade a los precios locales.

Y Fernández adelantó que se reunió con el titular de YPF, Guillermo Nielsen, para terminar de revisar una ley para “blindar” Vaca Muerta.

El Presidente justificó además el giro en las políticas de Seguridad, pero reivindicó la profesionalidad de Gendarmería. “La culpa no es del chancho sino del que le da de comer”, afirmó sobre las políticas implementada por Patricia Bullrich.

También se acordó de su antecesor. “(Mauricio) Macri hizo todo lo que quiso. Todo lo que quiso, lo sacó. Y cuando el Congreso sacó una norma que lo molestó, la vetó”, sentenció. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí