Cristina Kirchner busca colonizar con incondicionales el Consejo de la Magistratura

0
726
Asunción de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner – Foto:

Este viernes juran como consejeros los K Gerónimo Ustarroz y Vanesa Siley. Quieren apurar la llegada de Mariano Recalde. Y suena Oscar Parrilli para otro asiento.

Por: Carlos Galván

Casi en la víspera de la feria judicial, este viernes el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, le tomará juramento a los dos nuevos integrantes del Consejo de la Magistratura: Vanesa Siley -asume por la Cámara de Diputados- y Gerónimo Javier Ustarroz, en representación del Poder Ejecutivo. A ambos los hermana su identificación política: son cristinistas de paladar negro.

En simultáneo, el Senado buscará contra reloj designar entre este viernes y el lunes -el martes 31 hay asueto administrativo en la Justicia y al siguiente empieza la feria judicial, con lo que nadie podría tomarles juramento- al camporista Mariano Recalde ​como representante de la Cámara alta en reemplazo de la senadora Ada Itúrrez, a quien se le venció el mandato a principios de mes.

La novedad es que el senador Mario Pais dejará el Consejo de la Magistratura para despejarle el camino a Cristina Kirchner para que en su asiento pueda sentar a algún incondicional. Pais, peronista de Chubut, se quedó del lado de Miguel Pichetto cuando se fracturó la bancada del PJ en 2017.

El chubutense sería compensado con la presidencia de la bicameral Revisora de Cuentas, de la que depende la Auditoría General de la Nación.

El lugar es clave: debe definir qué sucederá en el Congreso con los dictámenes de la AGN sobre el acuerdo que suscribió el Gobierno con el Grupo Macri por la deuda del Correo Argentino.

En el Senado se especula con que Cristina Kirchner ubicará en ese otro asiento del Consejo de la Magistratura al senador Oscar Parrilli. Reúne dos requisitos: es abogado y es de la más extrema confianza de CFK.

Es más: el neuquino se quedó con el despacho del tercer piso del Senado que ocupaba la ex presidenta, quien ahora se mudó al primer piso, donde está la Presidencia del Senado.

El despacho del tercer piso históricamente fue ocupado por senadores de Santa Cruz (entre paréntesis, en las oficinas que eran de Federico Pinedo y ambicionaba el radical Martín Lousteau desembarcó el K Jorge Taiana​).

Las nuevas designaciones en el Consejo de la Magistratura son quirúrgicas: Cristina solo quiere allí a leales absolutos. El nuevo oficialismo tendrá mayoría en el organismo (sumará 6 representantes). Juntos por el Cambio contará con 5. Y hay dos “independientes”: la diputada peronista Graciela Camaño y el titular del Consejo, el juez Ricardo Recondo.

Por la actual conformación, al peronismo le costará llegar a los dos tercios (se consigue con 9), una mayoría especial que se necesita para seleccionar jueces y someterlos a juicio.

Ustarroz, el representante del Poder Ejecutivo, es hermano de crianza de Eduardo “Wado” de Pedro​, quien acaba de dejar su asiento en el Consejo de la Magistratura para asumir como funcionario.

Siley jura como suplente justamente de De Pedro en Diputados. La diputada es secretaria general de SITRAJU, el gremio de los trabajadores judiciales que rivaliza con el que conduce Julio Piumato. Se dice que Piumato buscó sin éxito bloquear su designación justamente por la rivalidad entre los gremios.

Según versiones, Siley ocuparía el cargo en la Magistratura un corto período y dejaría el puesto para que asuma otro diputado.

Siley no contestó los mensajes de Clarín. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí