Debutó el “dólar solidario” y estiró al 41% la diferencia entre venderlo y comprarlo

1
443
Dólar, jubilaciones, impuestos, tarifas y deuda pública: las definiciones de Guzmán

Por: Javier Blanco

La puesta en vigor del ” dólar solidario” amplió del 8,4 al 41% la distancia entre el valor de compra y el de venta del dólar en la plaza oficial, colocándola en un nivel inédito. Desde ayer, el billete solo puede adquirirse “de a puchitos” (con los cupos de hasta US$200 o US$100 por mes ya prefijados) a $81,90, ya que al precio de venta de $63 promedio (según el relevamiento del Central) se le comenzó a aplicar el recargo impositivo de 30% dispuesto por la ley de solidaridad y reactivación productiva .

Pero a quien busque venderlo se lo siguieron pagando a $58,09, al mismo precio que en la rueda previa, es decir, a $23,81 o 41% menos.

- Publicidad -

Los especialistas advierten que esta enorme diferencia hará que solo las “personas físicas” más inadvertidas o las “personas jurídicas” reguladas (por caso, las empresas exportadoras) accedan a liquidar sus divisas por la plaza oficial.

Algo de eso comenzó a notarse ayer, como queda a la vista, ya que, pese a dos días sin actividad en la plaza cambiaria, el volumen de negocios operado en el mercado oficial se retrotrajo otro 16,5% en relación con los ya magros niveles del lunes, lo que dio lugar a la rueda cambiaria con menor monto negociado (apenas US$158,2 millones) en el mes.

“Fue una rueda de muy bajo volumen de negocios, el menor en lo que va de diciembre, y que supera por poco los mínimos que habitualmente coinciden con feriados en Estados Unidos”, observó Gustavo Quintana, de PR Cambios. “Hubo una nueva caída en el volumen, que en buena medida era de esperar”, coincidió Fernando Izzo, de ABC Cambios.

“Los que van a operar por la plaza oficial son los que están obligados: básicamente, los exportadores. Los demás van a tratar de ingresar por otro canal”, explicó el economista Santiago López Alfaro, socio de Delphos Investment.

La puesta en práctica de lo que supone además en los hechos una devaluación del 30% del peso consolidó ayer la escalada alcista que ensaya desde hace días el dólar paralelo y ayudó a fortalecer la racha positiva que exhiben los precios de los activos bursátiles locales, que, dado que cotizan a la vez en el exterior o están nominados en dólares en muchos casos, sus valores de mercado en pesos tienden a converger al nuevo nivel que rige para la compra del tipo de cambio. El billete en el segmento de operaciones en negro escaló otro casi 3% al subir de $76,76 a $79 (aunque llegó a negociarse a $80 en horas del mediodía), con lo que marcó un nuevo máximo nominal histórico.

De este modo, ya aumentó 18,35% desde que se anunció el impuesto, luego convertido en ley por al menos cinco períodos, desde el fin de la semana anterior.

Aun así, todavía cotiza 3,68% por debajo de los $81,90 promedio en que dejó el recargo al oficial minorista, que se mantuvo a un precio testimonial de $63 en la jornada, por lo que en el mercado se descuenta que seguirá en alza hasta igualarse o superar el valor al que quedó el billete de facto en la plaza oficial.

Todo ocurrió en la jornada en que entró en pleno vigor la ley de solidaridad social y reactivación productiva.

La debilidad que registró el paralelo en la segunda mitad del día se debió, según los operadores, a lo mejor abastecidas que quedaron las denominadas “cuevas” tras haber recurrido el lunes a los “coleros” (personas que prestan su nombre y documento para concretar compras en efectivo) para fondearse comprando la última tanda disponible de dólares a $63.

A eso se sumó la afluencia de mayor oferta con una demanda que se mantuvo “igual” según describieron, cuando el blue llegó a tocar los $80, en relación con los días pasados.

Los que se mantienen estables o con tendencia a la baja son los otros precios libres del dólar, que surgen del arbitraje de monedas mediante la compraventa de activos con cotización pública.

Ayer cerraron a un promedio de $71,54 (-1,5%) el dólar MEP o Bolsa, que permite el pase de monedas entre inversores locales, y a $72, 72 (-1%) el contado con liquidación o cable, que sirve para enviar o ingresar divisas en el país.

Los operadores explican que la divergencia entre la reacción del blue y la de estos precios de la divisa está influenciada por la marcada necesidad de pesos que enfrentan las empresas (que eligen desatesorar por esa vía para hacer rendir algo más los pesos ingresados en el circuito legal) y el rally alcista que ensayan las acciones y bonos, muchos de los cuales se usan precisamente para efectivizar el arbitraje de monedas. (La Nación)

1 Comentario

  1. Sigue la bicicleta financiera, como siempre ganan los mismos y se joden los mismos. Af, anda preocupándote, el consumo seguirá en baja, la clase media se canso de poner plata para mantener un rato atado bobo.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí