La UIA pide “racionalidad” impositiva y que los anticipos salariales sean “no remunerativos”

0
439

Lo dijo el vicepresidente de la entidad, Daniel Funes de Rioja. El empresario aspira a que, “superada la emergencia” se pueda “revisar la política tributaria”.

El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja, pidió “racionalidad” impositiva este viernes al advertir que muchos sectores trabajan a la mitad de la capacidad instalada y que, por ejemplo, el consumo de alimentos cayó en promedio un 13%.

También consideró que los adelantos salariales que anunciará el Gobierno deberían ser “no remunerativos” como se hizo “en el 2002 y 2003, en medio de la gran crisis”.

- Publicidad -

“Aspiramos a que superada la emergencia, porque admitimos el peso de la emergencia, podamos revisar la política tributaria a los efectos de encontrar una racionalidad que nos ponga en la misma línea de los países con los que competimos”, enfatizó el empresario en una entrevista con CNN Radio.

Para el presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), los impuestos “ya son un factor de peso muy importante” en los alimentos. Lo dijo al advertir sobre situaciones como la reforma fiscal bonaerense o “tazas que complican el consumo local o la posibilidad de exportación”.

Reconoció Funes de Rioja que existe una expectativa inflacionaria alta pero insistió que “la idea del diálogo y los acuerdos es para ayudar a revertir esta cultura”.

En relación con los adelantos salariales que dará a conocer el Gobierno, Funes de Rioja recomendó que se apliquen “de la misma manera que se hizo en el 2002 y 2003, en medio de la gran crisis, donde se hicieron asignaciones no remunerativas a cuenta de futuros incrementos”.

“Está claro que la ley de emergencia económica le da la posibilidad al Gobierno de dictar algunas normas pero creemos nosotros que deberían aplicarse de la misma manera que se hizo en el 23002 y 2003, en medio de la gran crisis, donde se hicieron asignaciones no remunerativas a cuenta de futuros incrementos, y por ende luego se iban digiriendo en el proceso”, precisó el empresario.

Y agregó: “El carácter no remunerativo lo que reconocía era la naturaleza alimentaria y le permitía disponer del monto total al trabajar para el consumo y en segundo no distorsionaba la escala de salarios. LO mejor es que paulatinamente y razonablemente los convenios y paritarias arreglen sus propias situaciones”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí