Con un simple cambio contable, el BCRA engrosó 3,7 veces su patrimonio

1
535

Por: Javier Blanco

El Banco Central volvió a contabilizar en su balance las letras intransferibles -títulos que el Tesoro le entrega a cambio de los dólares que toma para pagar deuda- a valor “técnico” y no “de mercado”, como venía haciendo en tiempos de Macri. Ese criterio le permite anotarlas al 100%, aun cuando se trata de bonos que tendrían un valor de mercado muy inferior, y engrosar ficticiamente su patrimonio.

La entidad que preside Miguel Pesce se amparó en el artículo 62° de la Ley de Solidaridad Social, para “adecuar” el valor contable de las letras intransferibles (LI), tanto de la tenencia con que ya cuenta “como las Letras a emitirse en el marco de la citada ley”, aclaró.

La novedad llegó el mismo día que el Gobierno dispuso la colocación de otros US$3244 millones en LI al BCRA, por una resolución conjunta de Finanzas y Hacienda, con lo que completó el cupo máximo de US$4571 millones previsto en la ley que reabrió el mecanismo de pago con reservas de “libre disponibilidad”. El 27 de diciembre el Tesoro ya había emitido otros US$1326,6 millones para atender pagos de deuda en moneda extranjera a fin de año, la mayoría de ellos en manos de extranjeros.

El BCRA informó que por efecto de la aplicación del nuevo criterio (ya usado en las administraciones Kirchner), las LI en su cartera “ascendieron al 31/12/2019 a $3.003.389,8 millones, tal como se expone en el Estado Resumido de Activos y Pasivos a dicha fecha”.

“Con una norma subieron de US$13.249 millones a US$50.000 millones el activo del BCRA: US$37.000 millones por el cambio contable de las letras intransferibles. Así si se hace plata!”, disparó con sorna el economista Fernando Marull. “Qué lindo sería poder sanear un balance así”, acotó el operador Santiago Acuña. “Anotar a valor técnico estas letras no implica una mejora genuina de su patrimonio ni del ratio activos en dólares vs. pasivos en pesos”, apuntó Federico Furiase, de Eco/Go, llamando a evitar confusiones.

El BCRA sostuvo que al no utilizar las LI en operaciones para regular la oferta monetaria no necesita anotarlas a valor de mercado. “Los títulos valores que cumplen esa función sí están valuados así”.

Pero al engordar por esta vía el patrimonio abre el camino para generar ganancias ficticias que, en épocas pasadas, terminó girando al Tesoro acentuando su descapitalización. “Así sobrestima el verdadero patrimonio neto del BCRA y abre la puerta a mayores transferencias de utilidades por efecto de la diferencia de cambio”, advirtió el economista del grupo SBS Adrián Yarde Buller.

La determinación confirma la preeminencia fiscal de la actual política monetaria, diseñada para atender los requerimientos del fisco. Se desconoce si se corregirá una vez que el Gobierno logre avanzar en la reestructuración de la deuda, pero conviene recordar que, de no hacerlo, la experiencia pasada ya mostró que no es un camino que favorezca una recuperación del peso. (La Nación)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí