La inflación de 2019 fue la más alta de los últimos 28 años

0
358

Los precios subieron 3,7% en diciembre con lo que se acumuló un alza de 53,8% en todo el año. Es el mayor nivel desde 1991.

Por: Natalia Muscatelli

En diciembre, la inflación acusó una suba del 3,7% respecto del mes anterior y acumuló un alza del 53,8% en todo el 2019, convirtiéndose -así- en la más alta desde 1991, según informó -ayer- el informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Los productos que más aumentaron en el último mes de 2018 fueron: pañales, medicamentos, algunos alimentos y también servicios como los de telefonía e Internet.

- Publicidad -

Este elevado nivel de inflación (si bien resultó menor al esperado) se da en un contexto de recesión económica y deja un arrastre inercial muy importante para este año. Por lo pronto, deja un piso de entre 1,2 y 1,3 puntos para la inflación de enero que, no obstante, según los economistas será inferior a la suba de diciembre.

De acuerdo con el informe oficial, durante el mes pasado, los bienes tuvieron una variación positiva del 3,3 %, mientras que los servicios aumentaron un 4,5 %. En el acumulado anual, resultaron 58,4 % y 45,7 % respectivamente. “Esta diferencia de más de 10 puntos refleja el atraso relativo de los salarios, que poseen una mayor participación en la estructura de costos de los servicios”, explicó Lorenzo Sigaut Gravina, director de la consultora Ecolatina.

Entre las subas registradas durante todo el año pasado, se destacaron los alimentos y bebidas (56,8 %) y los gastos de salud (72,1 %), en particular el precio de los medicamentos (85 %). También los gastos de equipamiento y mantenimiento del hogar (63,7%).

Analizado el impacto de los aumentos por regiones, la tasa inflacionaria más alta se registró en el Noreste, donde los precios acumularon un alza del 57,6 % en 2019. Y la más baja, se dio en CABA Y el GBA, con el 52,9%.

Según Nadin Argañaraz, Bruno Panighel y Julián Illa, economistas del IARAF, la economía argentina presenta una suba de precios nominales “muy inestable. Ahora tenemos tanto precios congelados (naftas y tarifas), como precios indexados (alquileres y créditos UVA) y también precios sin aumentos claros, como en jubilaciones y salarios”, analizaron en su último informe.

La economista de Abeceb, Soledad Perez Duhalde señala que el piso de enero será del 3,5%, debido a las subas de los alimentos, estimuladas por la quita del IVA en estos productos. “Ayuda el congelamiento de tarifas y combustibles y el tipo de cambio relativamente fijo, pero la inercia inflacionaria va a seguir en lo que resta del año porque no hay un plan antiinflacionario”, dijo. Y estimó que, en 2020, el piso de los aumentos seria del 45%. Las últimas proyecciones del Banco Central (REM) estimaron que la inflación en 2020 será del 42,2 %.

Para el economista de Eco Go, Federico Furiase, la suba de enero estará más cerca del 3 que del 4%. Pero va a depender del éexito de la renegociación de la deuda, un tema “bisagra”, según el analista. “En un contexto de congelamiento de dólar y tarifas mas el acuerdo de precios, en enero, probablemente será así pero para que continúe el proceso de desaceleración “debe haber consistencia monetaria y fiscal y una renegociación de la deuda en tiempo y forma, así como también un límite a la emisión monetaria de parte del Banco Central”, aclaró.

También para Ecolatina, la proyección inflacionaria de enero alcanza al 3,4%, debido al menor dinamismo de los precios regulados. Según Sigaut Gravina, considerando la continuidad del congelamiento de tarifas de servicios públicos y la demora en alcanzar un acuerdo de precios y salarios generalizado, esperamos que la inflación se desacelere lentamente en los primeros meses del año”, dijo. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí