La hipocresía del gobierno: quiere convencer a los trabajadores de la legislatura que vuelvan a trabajar para aprobar la Ley de Ajuste

0
299
El gobernador Arcioni ordena pase de año “por Decreto” y se filtra resolución de descuentos masivos

16:30 – (Por Giuliano Ventura para OPI Chubut) – El Vicegobernador de Chubut Ricardo Sastre fue punta de lanza del gobierno provincial para salir a pedir, casi en tono de súplica, a los empleados de la Cámara de Diputados que él preside, que vuelvan a trabajar para que se pueda tratar el paquete de leyes con el ajuste enviado por el Ejecutivo al Cuerpo, a fin de aprobar en sesión extraordinaria, una serie de medidas absolutamente contrarias a los propios trabajadores públicos y tal como hoy publica el diario El Patagónico, el funcionario quien pretende convencer al gremio de APEL que levanten el quite de colaboración, “reconoce” que no han cobrado sus sueldos, no tienen fecha de cobro y deberían volver al trabajo para aprobar un ajuste que los va a hundir más aún en la incertidumbre y la pobreza.

“Es importante para el Ejecutivo para aprobar el parque de medidas que necesitan”, dijo Sastre sin aclarar que quién las necesita es el gobierno, no los trabajadores.

La mía es una situación muy difícil y compleja porque algunos le ponen un condimento extra cuando uno habla de estas situaciones y que parecerían que uno no tiene ganas de hacer o realizar acciones que beneficien al Ejecutivo. Nada más alejado de la realidad”, dijo Sastre gambeteando dar una explicación clara pero básicamente pretendiendo que el gremio APEL “no quiere ayudar al gobernador a aplicar el ajuste”, una premisa extrañamente desubicada para alguien que pretende convencer de que den “quorum laboral” para accionar en contra de sus propios derechos.

No obstante el vicegoberandor aclaró “el trabajador está en una retención de servicios o en un paro porque no ha cobrado el sueldo de diciembre y porque no tiene una fecha cierta de cuándo va a percibir los haberes. Hay que ser respetuosos, dialogar y acordar”.

Seguidamente en tono de absoluta hipocresía el segundo al mando en la provincia expresó  “si hay un paquete de medidas para mejorar la situación económica y financiera de la provincia, que terminará beneficiando al conjunto de los trabajadores, sería conveniente sesionar”. Acá Sastre olvidó decir que el conjunto de medidas es un manotazo de ahogado para un gobierno que aumentó el déficit, se endeudó, incumplió todos los acuerdos, prometió lo que sabía no iba a cumplir y ahora no sabe cómo salir de la coyuntura, ante la encerrona que le pegó el gobierno nacional en el cual tenía cifradas esperanzas de ayuda. 

No podemos imponer; hay que ser respetuoso porque el empleador está en falta y hay un trabajador que está reclamando. No hay que sumar más problemas a los que ya existen”, dijo haciendo una reflexión bastante autocrítica, que sin embargo queda totalmente desdibujada, cuando intenta convencer a la víctima de esas medidas que es necesario que la legislatura funcione para aprobar leyes que les quitarán derechos, salarios y anularán las conquistas gremiales.

Totalmente contradictorio y blandiendo un discurso hipócrita, lleno de desesperación por aprobar una ley contraria a todos los intereses públicos y que va a ahondar más la crisis terminal que atraviesa a Chubut, aún así Ricardo Sastre intenta convencer a quienes son blancos de tales injusticias, que todo transcurre en beneficio de ellos mismos y que es un bien para la provincia. Patético. (Agencia OPI Chubut)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí