El Gobierno califica de “insólita” la actitud del funcionario macrista que se niega a renunciar a Arsat

0
545
El Gobierno califica de “insólita” la actitud del funcionario macrista que se niega a renunciar a Arsat

Raúl Martínez, presidente de la empresa tecnológica nombrado por Mauricio Macri, no quiere dejar su cargo.

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, consideró este martes “insólito” y como “una piedra más en el camino que se pone a la gestión” la negativa a renunciar de funcionarios con cargos políticos de la administración macrista como es el caso de Raúl Martínez, designado por el anterior Gobierno, se atrincheró y no quiere dejar su cargo en Arsat.

El ministro se refirió así a la situación generada por ex funcionarios como Martínez, quien presidía la empresa tecnológica y solicita una doble indemnización para abandonar su puesto político y dejarle el lugar a quien designó el gobierno de Alberto Fernández, que es Pablo Tognetti.

“Es insólito y es una piedra más en el camino que se pone a una gestión, a la que ya han dejado muy complicada en lo económico, y a la que se le suman estas actitudes incomprensibles”, añadió Salvarezza en declaraciones a Radio10.

El titular de Ciencia agregó que “es algo que no contribuye a la gobernabilidad esto de que aparezcan funcionarios reclamando cifras millonarias amparados en un decreto que a último momento sacó Macri”.

En referencia a esa norma, el ministro agregó que “no es válido” porque “no es correcto” ya que busca que “personas que llegaron con cargos políticos se quieran llevar un dinero que no les corresponde, en lugar de irse como debieran cuando cambia el gobierno”.

Además criticó la salida del proceso anterior y dijo que tomaron medidas para entorpecer la transición. “Lo hicieron a propósito para que hubiera dificultades”, sintetizó el titular de la cartera de Ciencia, Tecnología e Innovación y marcó las diferencias con la actitud del Frente de Todos en su llegada al Estado: “No tuvimos, de ninguna manera, esa actitud vergonzosa que tuvieron ellos cuando en 2015 atacaron a todos los trabajadores estigmatizándolos con lo de la grasa militante y dejaron a millones en la calle”.

“Por el contrario, nosotros lo que estamos haciendo es pedir los cargos políticos para poder llevar adelante la gestión”, insistió el ministro.

Cuando la semana pasada asumió el nuevo presidente de Arsat, Pablo Tognetti, trascendió que su antecesor, Raúl Martínez, renunciaría sólo si le garantizaban que seguiría como gerente general, en superposición con la nueva conducción.

Por eso, el directorio cesó en el cargo a Martínez, quien, hasta el momento, insiste en no abandonar el cargo y solicita a cambio una doble indemnización.

Fuentes del Gobierno le confirmaron a Clarín esa situación y dijeron que esperan que en estos días renuncie no sólo Martínez, sino también otros 10 funcionarios políticos de la anterior gestión (7 gerentes y 3 subgerentes). (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí