La caída del precio del petróleo evitaría aumentos en los combustibles

0
472

La cotización del Brent bajó a menos de US$60 y quedó nivelada con la paridad local; el Gobierno no subiría el impuesto

Por: Sofía Diamante

Luego de comenzar el año con una disparada del precio internacional del barril de petróleo, en los últimos días volvió a caer la cotización, lo que les dio un respiro a la industria local y al Gobierno, ya que casi se cerró la brecha que había con el precio local.

Este descenso de la cotización del crudo Brent -el índice que se toma de referencia en el mercado local- se debe a los pronósticos de una desaceleración de la economía mundial por la expansión del coronavirus, la enfermedad que afecta principalmente a China, la segunda economía del mundo.

Si bien la cotización fluctúa y podría volver a subir, los analistas estiman que podría mantenerse en los niveles de US$60 por barril, mucho menor que el pico de US$70 al que llegó el valor del petróleo luego de que escalara la tensión en Medio Oriente por el conflicto entre Estados Unidos e Irán. Esto se debe a que cada día crecen y se diversifican las fuentes de producción en el mundo.

En ese entonces, la brecha entre el valor local y el internacional había llegado a ser del 15%. Ahora, según señalan los analistas, con el Brent a US$60 y las retenciones a la exportación de hidrocarburos en 12%, el precio de paridad de exportación quedó nivelado. En consecuencia, no hay atrasos en el precio de los combustibles en el surtidor.

Sin embargo, aún falta saber qué hará el Gobierno con la actualización del impuesto a los combustibles, que debería aumentar pasado mañana. El tributo, que se actualiza de forma trimestral sobre la base de la inflación pasada, tiene un retraso del 20%, lo que impactaría en una suba de entre 2 y 3% en el precio del surtidor.

En el sector se espera que el Gobierno vuelva a postergar este incremento, como hizo a fines del mes pasado. Esta política estaría en línea con la decisión de mantener congeladas las tarifas de servicios públicos para frenar la inercia inflacionaria.

Ley de hidrocarburos

El proyecto de ley para incentivar la producción de hidrocarburos mantiene a la expectativa a la industria, que todavía no conoce el detalle de la normativa. El presidente Alberto Fernández les indicó a las petroleras que el proyecto entraría en sesiones extraordinarias, pero por ahora no figura en la agenda, lo que no quita que pueda incorporarse más adelante o tratarse directamente en marzo.

Las consultas sobre la ley -que quedó en manos de la Jefatura de Gabinete- fueron parte de las conversaciones que tuvo ayer y anteayer el secretario de Energía, Sergio Lanziani, con los directivos de Chevron y Shell, dos de las mayores empresas petroleras internacionales que tienen operaciones en el país.

Clay Neff, presidente de Chevron para África y América Latina, llegó de visita esta semana. Después de reunirse con Lanziani, ayer viajó a Neuquén para recorrer el yacimiento convencional El Trapial, en cercanías de Rincón de los Sauces, y el no convencional Loma Campana, donde la petrolera posee un desarrollo en asociación con YPF. En una reunión que tuvo con el gobernador Omar Gutiérrez, el directivo “manifestó y ratificó su interés en seguir invirtiendo en la cuenca hidrocarburífera neuquina y en la formación Vaca Muerta”, según dijeron fuentes de la gobernación.

Por otro lado, Lanziani recibió ayer a Sean Rooney, presidente de la filial local de Shell. Según indicaron en Energía, el secretario manifestó conocer las necesidades del sector petrolero y expresó que “están trabajando en la ley de hidrocarburos para poder llevar previsibilidad, estableciendo reglas claras e iguales para todos”.

“La única manera de avanzar es escuchando a todas las partes. Yo tengo una visión de componer y no de confrontar”, dijo Lanziani, según el comunicado oficial.

La semana que viene será el turno de recibir a los directivos internacionales de ExxonMobil, otra de las empresas que, al igual que Shell, el año pasado anunciaron el pase a desarrollo en su área concesionada en la formación de Vaca Muerta.

En tanto, Guillermo Nielsen, presidente de YPF, viajó ayer a Santa Cruz y se reunió con la gobernadora Alicia Kirchner, con quien analizó la agenda de trabajo en conjunto a partir de los proyectos que la empresa con control estatal desarrolla en la provincia, según indicó en un comunicado. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí