Martín Guzmán ya está en Roma para reunirse con la jefa del FMI

0
568

Ambos expondrán el miércoles a la tarde en un seminario en el Vaticano. Se juntarían luego de ese encuentro.

Por: Julio Algañaraz

El ministro de Economía Martín Guzman llegó a Roma desde España, donde acompañaba al presidente Fernández en su gira europea, para encontrarse este miércoles con la nueva directora del Fondo Monetario Internacional, la economista búlgara de 66 años Kristalina Georgieva. Una reunión crucial porque Guzmán pondrá las cartas sobre la mesa de la grave situación financiera argentina, que necesita una restructuración de la deuda externa que no puede pagar en las condiciones actuales.

Es seguro que Georgieva, que ha recibido en estos días desde Washington exhaustiva información del FMI, le expresará su solidaridad a la Argentina y se mostrará abierta a escuchar las propuestas de Guzmán.

Dicen que con respecto a la deuda de 44.000 millones de dólares con el Fondo, con vencimientos acumulados desde 2022 y 2023, la intención del gobierno argentino es pedir que los plazos sean todos postergados para que el país afronte un proceso de crecimiento que le permita pagar la deudas.

El ministro Guzmán anunció que con respecto a la deuda en bonos en moneda extranjera se seguirá un calendario que en febrero y marzo incluirá la oferta de pago y la negociación con los acreedores privados.

La sintonía con el FMI es hasta ahora positiva. En su encuentro bilateral, Guzmán señalará a la directora del organismo también las culpas del Fondo en la elaboración del plan “stand by” de US$ 57.000 millones del gobierno de Mauricio Macri, que “fue un desastre” en sus resultados. Resultará interesante saber si la doctora Georgieva entonará un “mea culpa” y prometerá una actitud diferente como nueva guía, desde octubre,del organismo internacional.

El joven ministro encontrará un personaje dispuesto a comprender y ayudar a la Argentina. De ella habla muy bien el Papa Francisco, que la considera “una amiga” por su gran sensibilidad hacia los problemas sociales de los 189 países que integran el FMI. También el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, le hizo elogios de Kristalina al presidente Fernández por los nuevos enfoques que está tratando de introducir en el gran mastodonte financiero hegemonizado por Estados Unidos, cuyos planes de ajuste siempre han partido de la necesidad prioritaria de hacer pagar las deudas a los acreedores, aunque los deudores queden exhaustos.

Georgieva, casada y con una hija, hizo una carrera de economista plena de méritos que la llevó en 1993 al staff del Banco Mundial y después como comisario por Bulgaria en la Comisión Ejecutiva de la Unión Europea. Ha enseñado en las más prestigiosas universidades del mundo.

Tras ser designada al frente del Banco Internacional para la Reconstrucción y Desarrollo, fue presentada como la candidata europea a la presidencia del Fondo Monetario Internacional. Con tan buenos créditos que superó la barrera del límite de edad de 65 años.

Su biografía profesional señala su activa sensibilidad social. Como comisario europea se ocupó de varias crisis humanitarias, como el socorro a Haití y Chile por sus terremotos y a Pakistán por los aluviones. Intervino en la ayuda a Darfour y Kirguistán por sus crisis alimentarias y organizó la revisión del plan de acción de la Unión Europea para las ayudas humanitarias.

El seminario del miércoles convocado por la Pontificia Academia de Ciencias Sociales, cuyo canciller es el arzobispo argentino Marcelo Sanchez Sorondo, ha convocado a muchas personalidades en la Casina de Pio IV, en los jardines vaticanos, para debatir sobre “Nuevas Formas de Fraternidad Solidaria e Inclusión”, que parece hecho a propósito para favorecer los argumentos que le explicará el ministro Guzmán a Georgieva cuando se encuentren para hablar de la deuda argentina.

La directora del Fondo Monetario Internacional será la principal expositora de la tarde. Hablará sobre “nuevas reglas y prioridades para las finanzas globales”. Monseñor Sanchez Sorondo recuerda que Kristalina afirma que el FMI “debe ayudar a los países con problemas y esto coincide con la doctrina de los papas”.

En el panel de la tarde disertará también el ministro Guzmán en el debate dedicado a la transformación de la reglas de la arquitectura financiera internacional.

Durante la jornada se verán varias veces y tendrán oportunidad de breves encuentros. Pero la reunión bilateral sobre la deuda argentina tendrá lugar muy probablemente a la hora de la cena, en un lugar no revelado.

Del seminario participa también el secretario de Asuntos Estratégicos del gobierno argentino, Gustavo Béliz, quién intervendrá en el primer panel de la mañana sobre ”Dignidad y futuro del trabajo en la era de la Cuarta Revolución Industrial”.

Entre los personajes que participan del seminario se encuentra el mentor del ministro Guzmán, el economista norteamericano premio Nobel Joseph Stiglitz. También el economista de EEUU Jeffrey Sachs, que coordinará el panel sobre la estabilidad social.

Además de Martín Guzman, por la tarde disertarán una docena de ministros de Economía de Francia Italia, España, México, Paraguay y otros países. Intervendrán el presidente del Banco Mundial, David Malpass, y Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí