En 2019, la industria cayó 6,4% y la construcción bajó 7,9%

0
437

En diciembre la actividad industrial mostró una mejora luego de 19 meses de caída ininterrumpida.

Por: Ismael Bermúdez

La actividad industrial retrocedió durante el año pasado 6,4% y la construcción se derrumbó 7,9%, según informó el INDEC.

Esa caída de la industria se produjo a pesar que diciembre mostró un alza del 1,2% respecto a igual mes de 2018, luego de 19 meses consecutivos de caída interanual. En cambio, la construcción siguió cayendo en diciembre un 6,4% interanual, acumulando 16 meses de caídas interanuales consecutivas.

La baja del 6,4% del sector fabril durante 2019 estuvo impulsada por un retroceso del 22,2% de la industria automotriz; del 36,9% en “otro equipo de transporte”; del 14,6% en maquinaria y equipo; del 11,3% en prendas de vestir, cuero y calzado, del 8% en Industrias metálicas básicas, y de apenas 0,2% en alimentos y bebidas, entre otras.

Esto último se debió a que el rubro alimenticio aumentó en diciembre un 7,2% interanual de la mano del sector de carne vacuna (+12%) y aviar (+12,9%), vino (+18%) fundamentalmente por mayores envíos al exterior. “El crecimiento de la producción de carne vacuna en 2019 fue impulsado por el incremento de las exportaciones, cuya participación en el total de la producción pasó de 18,3% en 2018 a 27,0% en 2019”, dice el Informe del INDEC. Por ese leve repunte, Nadin Argañaraz, del IARAF, destacó que “el sector manufacturero se ubicó en septiembre en el mínimo de actividad de los últimos 4 años” con subas ligeras en octubre y diciembre.

En cambio, vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes registraron caídas de 16%, en diciembre de 2019, y del 22,2%, en el acumulado anual de 2019.” La principal incidencia negativa en diciembre de 2019 se observa en la fabricación de vehículos automotores”, señala el Informe oficial, afectando la producción de autopartes que mostró una caída en diciembre del 12,9% interanual. También la producción de cemento tuvo caídas del 12,3% en diciembre, del 6,9% en el acumulado anual.

La caída de la construcción se reflejó directamente en los puestos de trabajo del sector que disminuyeron un 9,2% entre noviembre de 2018 e igual mes de 2019. De 438,114 registrados, un año después descendió a 397.905: una pérdida laboral que afectó a 40.209 trabajadores.

Por su parte, las expectativas de las constructoras para los próximos 3 meses son negativas porque marcan que el 58,7% de las empresas que realizan obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector no cambiará , mientras que 37,0% estimó que disminuirá y 4,3%, que aumentará. . Entre las empresas dedicadas fundamentalmente a la obra pública, 54,1% opinó que el nivel de la actividad disminuirá mientras que 35,1% cree que no cambiará y 10,8%, que aumentará. Y con relación a la variación estimada de la cantidad de personal ocupado, permanente y contratado, entre las empresas que se dedican principalmente a obras privadas, 58,7% prevé que no habrá cambios, 37,0% estimó una disminución de sus planteles y 4,3%, un aumento. En el caso de los empresarios que se dedican a obras públicas, 51,4% cree que se reducirá, 43,2% estimó que no variará y el 5,4% restante opinó que aumentará.

Entre los industriales las expectativas son adversas porque son más los que prevén que la demanda interna seguirá cayendo, mientras esperan un resultado neutro en materia de exportaciones. De conjunto esperan que la utilización de la capacidad instalada siga cayendo.

En síntesis, según la consultora ACM, “los datos de la construcción convalidan la continuidad del ciclo recesivo y la baja probabilidad de una reversión. Y los de la industria, la caída parece haberse deternido, con alguna recuperación en algunos sectores, pero resulta prematuro anticipar un crecimiento sostenido”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí