Tras postergar un aumento, Axel Kicillof abre la paritaria para contener a los docentes

0
425
Axel Kicillof

Convocó a los gremios el lunes con la promesa de que no perderán contra la inflación, pero en La Plata esperan no aplicar la cláusula gatillo y advierten que las arcas están en crisis

Por: Javier Fuego Simondet

El gobierno bonaerense y los sindicatos del Frente de Unidad Docente de la provincia iniciarán el lunes la d iscusión paritaria 2020. Pero no empezarán de cero: lo harán con el antecedente inmediato de la decisión de la gobernación de postergar hasta marzo el pago de un aumento retroactivo para los maestros correspondiente a diciembre.

El gobernador Axel Kicillof citó a los docentes a este primer encuentro con la promesa de que los salarios no perderán contra la inflación, pero también con reparos por lo que considera una situación económica crítica de la provincia. Ese escenario complejo tuvo su pico máximo el martes, con el agónico esquive del default, luego del pago total a los tenedores del bono BP21. Al final de esa jornada, la gobernación comunicó a los docentes que no iba a poder cumplir con la totalidad del aumento de diciembre.

El lunes, la ministra de Trabajo provincial, Mara Ruiz Malec, recibirá a los docentes. Lo hará sin una propuesta salarial concreta y con cautela por el estado de las arcas provinciales, pero con la intención declarada de que los sueldos le ganen a la inflación. “Aun con toda la carestía que hay, la idea es que los docentes no pierdan con respecto a la inflación. Estamos hablando muy bien con los gremios”, subrayó Kicillof a Radio Con Vos.

“Este mes entraba el último tramo del aumento correspondiente a los últimos tres meses del año pasado. Ese aumento se va a hacer, es del 11,7%. Hay varias provincias que no están en la misma situación que nosotros y no respetaron lo que se había firmado sobre las cláusulas gatillo, nosotros sí”, reprochó el gobernador. “Lo que estamos haciendo es ahora pagar los sueldos con aumento y el mes que viene pagar un retroactivo que corresponde al mes de diciembre”, explicó.

La promesa oficial de que los salarios docentes no pierdan contra la inflación no tiene por ahora traducción en porcentaje ni en mecanismos para instrumentar los aumentos, aunque la cláusula gatillo es puesta en duda. “Queremos que no pierdan contra la inflación los docentes y los estatales. Veremos cómo corporizarlo en un acuerdo. La cláusula gatillo fue parte de una estrategia que abiertamente buscaba congelar salarios. Están abiertas las opciones para ver cuál es el mejor mecanismo”, resumió a LA NACION la ministra Ruiz Malec.

“Las expectativas son buenas, hay buen diálogo con los gremios. La intención es poder avanzar no solo con lo salarial, sino también con la calidad de las condiciones de trabajo. El gobernador está preocupado por los problemas que aquejan a la docencia y con una situación compleja de la provincia en lo económico”, agregó la ministra.

Las decisiones de la gobernación de pagarles a los tenedores del bono BP21 y de posponer para marzo el pago del retroactivo a los docentes llegaron en cadena. El gobernador y sus funcionarios desengancharon una decisión de otra, pero subrayaron que la provincia vive una situación económica compleja.

“Si cumplimos con el cronograma de deuda, no podemos cumplir con nuestras prioridades de educación y de salud”, afirmó ayer Cristian Girard, el titular de ARBA, en declaraciones a El Destape. “No es que les dimos a los fondos de inversión la plata de los docentes: les pagamos con fondos que se usan para muchas cosas”, remató el encargado de la agencia de recaudación provincial.

Fuentes del gobierno bonaerense marcaron que la postergación del pago del remanente de diciembre a los docentes tuvo que ver con un retraso en la recaudación impositiva, debido a las demoras que se dieron en el tratamiento de la nueva ley tributaria que impulsó Kicillof, y que se aprobó el 8 de enero tras varias jornadas de negociación en la Legislatura. Negaron, en cambio, que hubiera influido el pago total del bono BP21, tras no llegar a un acuerdo para posponer el abono del capital, por US$250 millones, hasta el 1º de mayo.

“No tiene nada que ver con el pago del bono. El salario docente está liquidado desde mediados de enero, si no, sería imposible que estuviera para cobrar mañana [por hoy]. La demora en la recaudación sí fue un problema”, aseveró a LA NACION una fuente cercana al gobernador.

El gobierno bonaerense aseguró que hoy los docentes tendrán disponibles sus sueldos con el 11,7% de incremento correspondiente al acuerdo con cláusula gatillo que los gremios cerraron con la entonces gobernadora María Eugenia Vidal en 2019. Deberán esperar hasta marzo para el remanente correspondiente a diciembre.

El lunes será una jornada en la que se iniciarán las discusiones salariales también con los estatales de la provincia. En los días siguientes a ese arranque se sentarán a la mesa otros sectores que cobran salarios de la provincia, como los trabajadores de la salud y los judiciales. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí