El desafío de los bancos a Mercado Pago en la pelea contra el efectivo

0
597

Santander, BBVA, Galicia y Macro lanzarán una app de pagos móviles. Buscan sumar otros bancos a la alianza. Hoy, el 80% del consumo se efectúa con cash.

Por: Damián Kantor

La movida la iniciaron los 4 principales bancos privados del país: Santander, BBVA, el Galicia y Banco Macro. La alianza avisó que lanzarán una plataforma única de pagos móviles, con el objetivo de frenar el avance de Mercado Pago, la principal fuente de ingresos de la compañía creada por Marcos Galperin. Y ahora tratan de sumar al resto de las entidades, que recibieron la novedad con “mucho interés”, pero advierten que todavía no conocen en detalle la iniciativa.

De cualquier modo, la incipiente alianza representa, por un lado, un desafío al liderazgo de Mercado Pago, la unidad de negocios financieros de Mercado Libre. Y por otro, concentra los esfuerzos de la banca privada (y también del Gobierno) por limitar el uso del efectivo, mucho más costoso y difícil de fiscalizar. Estadísticas oficiales indican que en la Argentina, cerca del 80% del consumo se efectúa con cash. Es decir, apenas 2 de cada 10 compras se canalizan con tarjeta o a través de medios electrónicos.

La propuesta de la banca tradicional se basa en un sistema de pagos móviles, que permite vincular el número de celular (como código identificatorio) con cuentas bancarias, tarjetas de crédito y débito. De esta forma será posible comprar con código QR, transferir dinero entre personas, recargar servicios prepagos (celulares, SUBE, entre otros) y pagar impuestos sin tocar un billete. Casi un calco de las funciones que ofrece la billetera digital de Mercado Pago.

Esa modalidad fue lanzada por el gigante del eCommerce en 2016 y hoy la usan habitualmente 3 millones de personas, tiene 700.000 comercios adheridos y “se procesan más de 1 millón de operaciones semanales por QR”, dijo al Económico Alejandro Losada, un ejecutivo de esa compañía. Con respecto a la jugada de los bancos tradicionales, Losada dice que no causó sorpresa. Lejos de eso, sostuvo que su lanzamiento facilitará la difusión de la tecnología para combatir el uso del cash. “Se hicieron avances, pero quedan muchas cosas por hacer”, sintetizó.

Mercado Pago creció y se instaló como una alternativa al dinero físico. Los bancos protestaron por supuestas “asimetrías regulatorias” y reclamaron al BCRA que aplique a las fintech (tecnológicas con base financiera) y sobre todo a Mercado Libre, el mismo marco normativo que le cabe a cualquier entidad registrada. La empresa replicó que “es más fácil excusarse en la falta de regulación, que innovar y competir”. Meses atrás, el propio Galperin explicó a este diario que “Mercado Pago nació porque ningún banco ofrecía lo que necesitábamos y ahora protestan”.

Así las cosas, desde la banca tradicional surgió el proyecto de desarrollar “una solución de pago abierta, que fomenta la inclusión financiera, la bancarización y la reducción del uso del efectivo”, dijeron en un breve comunicado conjunto el Santander, el BBVA, el Galicia y Banco Macro. La aplicación saldrá oficialmente a la cancha en julio de este año pero las entidades tratarán de sumar a la totalidad de la banca pública y privada.

Entre el miércoles y jueves pasado los impulsores expusieron a grandes trazos una iniciativa que despertó “mucho interés”, pero también muchos interrogantes.

Lo que cautiva, según coinciden fuentes del sector, es la flexibilidad de contar con una plataforma de pagos móviles compartida. Lo que genera dudas es la integración del directorio de la empresa que administrará el sistema. Y cómo se repartirá la mesa donde se tomen las decisiones. “No se dieron muchos detalles, pero hoy tenemos otras prioridades que atender. Igual, la propuesta nos interesa”, señalaron desde el Nación, el mayor banco estatal que contabiliza 8 millones de clientes. Desde el Ciudad también manifestaron que la idea en general les agrada siempre y cuando se aclaren las condiciones para participar.

En las primeras reuniones de consulta, los promotores de la iniciativa se expusieron el proyecto. Por su condición de abierta se podrán sumar todos los bancos del país, sea como socios o adherentes para ir conformando un consorcio. “Los accionistas integrarán el directorio de la empresa administradora y su peso dependerá del volumen de inversión. Los adherentes podrán ofrecer la aplicación a sus clientes, sin restricciones”, detallaron. En realidad, el mismo modelo se aplicó en otros países, como Zelle (EE.UU.), Swish (Suecia), Mobile Pay (Dinamarca) y la española Bizu, todos proyectos para enfrentar a un mismo rival: Paypal.

Los pagos móviles en la Argentina prosperan, principalmente por el impulso de Mercado Pago. Sin embargo, las operaciones en efectivo prevalecen ampliamente y esto a pesar de que “el 80% de los adultos argentinos tiene al menos una cuenta (caja de ahorro o cuenta corriente) en una entidad financiera regulada”, según indica el último informe de Inclusión Financiera del Banco Central.

El alto índice de bancarización responde en parte a los planes sociales y subsidios como la AUH y la tarjeta alimentaria, que se canalizan por los bancos estatales. Aun así, los expertos interpretan que la mayoría de las personas extrae el dinero por cajero para realizar las compras. Un reciente estudio de la Fundación UADE y la consultora Voice’s reveló que el 82% de la población dice usar efectivo como medio de pago, siempre o casi siempre, y sólo el 21% hace uso cotidiano de las tarjetas de débito y apenas un 13% utiliza la tarjeta de crédito para sus compras habituales.

Solange Finkelsztein, coordinadora de investigaciones de UADE y una de las autoras del trabajo, dice que el cash todavía resiste por varios motivos. “No es sólo la informalidad y la economía en negro. También hay muchos comercios que ofrecen descuentos por pago en efectivo y es un modo de alentarlo”, señala. La experta añade un tercer factor y es la incertidumbre y la dificultad para acceder a otros medios de pago.

Finkelsztein resalta que hay que avanzar en el camino de las economías que lograron reducir el uso del efectivo, incluso de aquellas que están lejos de ser potencias desarrolladas. “En Kenia logró gran difusión el M-pesa, un sistema muy parecido al de una billetera digital. Y en China tienen amplia difusión los pagos móviles con código QR”, enumeró.

Un estudio interno de Mercado Pago comparó los tiempos de pago QR con tarjeta y efectivo. “Resultaron ser un 50% más rápidos”, dijo Losada.

Un pueblo ideal sin dinero ni cheques

En 1968, Walt Disney creó el Centro Epcot en Orlando, pensado inicialmente para ser un pueblo real y no un parque de diversiones. Disney lo diseñó pensando en una sociedad del futuro, idealizada, donde se podría comprar sin cheques o sin efectivo. “Las terminales remotas (en los comercios) gestionarán las transacciones” y los montos se descontarían “mediante débito automático de cuentas bancarias”, explicaba uno de los folletos originales de aquella época.

El “papá” del ratón Mickey era un adelantado. Esa ciudad que imaginó hoy existe, pero en la Argentina los avances son lentos. El pago en efectivo predomina. Apenas 2 de cada 10 compras se pagan por medios electrónicos (tarjetas de crédito, débito o pagos digitales), datos que surgen de estudios públicos y privados.

Una encuesta a nivel nacional elaborada en conjunto por la Fundación UADE y la consultora Voice’s reveló que el 82% de la población dice usar efectivo siempre o casi siempre, contra un 21% de uso frecuente de las tarjetas de débito, 13% de las tarjetas de crédito y 7% de otros medios de pago electrónico.

El estudio reveló, además, que “la mitad de la población declaró no operar con bancos. Y que “la caja de ahorros es el producto o instrumento bancario más utilizado por los argentinos (92% de los que operan con bancos).

Otro relevamiento sobre los hábitos de compra de la población, en este caso del Indec, indicó que casi 7 de cada diez pesos consumidos se hacen cash. Y donde más predomina el pago en efectivo es en supermercados, autoservicios y almacenes. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí