Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción

15
454
Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción
Imágenes deun joven desconocido robando en una propiedad

14:00 – (Por Rubén Lasagno) – La inseguridad en Río Gallegos es creciente en cantidad y calidad. Como lo hemos dicho en análisis previos, esta situación de aumento exponencial del delito en la provincia no es raro siempre que desde los funcionarios del área se aluda a esto como un fenómeno estacional. Y como si fuera poco haberlo observado hace tanto tiempo, hace escasos días el Ministro de Seguridad de la provincia, Lisandro de la Torre, en un diario local tras una extensa entrevista donde dijo muy poco y habló mucho, expresó ““Lamentablemente es un hecho histórico que en épocas de vacaciones aumenten un poco los hechos, pero en comparación con otras provincias no es un número tan complejo”.

Con esta visión acotada y esa suerte de conformismo promiscuo de la política provincial que elude la responsabilidad en la toma de decisiones prácticas acorde a este fenómeno social generado por una acción multicausal, pero lejos de estar contemplado en el plano de las políticas públicas como prioridad del sector político provincial (gobierno y oposición), el funcionario intentó justificarse como que el crecimiento de los robos en Río Gallegos es recurrente en los meses de receso invernal y con eso, es como dar por sentado que todo va a seguir ocurriendo: lo ideal es que si tiene el diagnóstico debería arbitrar los medio para evitar los problemas y no decirle a los vecinos, lo que ya todos sabemos. Es más o menos como el Intendente Pablo Grasso que para explicar el fenómeno de las moscas, nos tranquilizó señalando que en invierno la plaga disminuye.

Un ejemplo de “autodefensa” ciudadana

El barrio “Arrabales” es un sector de la ciudad que se ubica a la altura de la Avenida Asturias al 700 y cubre un ancho perímetro de la zona de chacras y allí se ha conformado una red de alerta vecinal con el fin de protegerse de la ola de robos generadas allí donde, dado la vastedad de los descampados, la falta de alambrada perimetral de los predios y de seguridad policial, la delincuencia ha elegido a este sector como escenario de sus raid delictivos y en las últimas semanas/meses son muchos los casos de robos e intento de robos perpetrados en el área, donde en general se ubican casas con importantes terrenos que le permiten a los ladrones algún tipo de cobertura extra con las arboledas o más rápida vías de escape por los terrenos baldíos aledaños a las propiedades, como por ejemplo, el amplio predio propiedad de La Anónima que la municipalidad nunca le exigió cerrar con un alambrado perimetral.

Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción
Interior de un colectivo abandonado en barrio Arrabales

En este barrio, tal como OPI lo pudo comprobar, los vecinos han coordinado una eficiente comunicación en tiempo real, a través de un grupo de Whatsaap medio por el cual se mantienen en permanente comunicación y reportan acciones sospechosas de desconocidos en la zona, ubicación de autos con personas en su interior en actitud de observación y vigilancia, reportan permanentemente el tránsito repetido por el barrio de vehículos con determinadas características que han sido vistos estacionados o circulando varias veces alrededor de las viviendas, se han combinado para sacar fotos, reportar las características de automóviles (chapa, color modelo, marca) y personas (características físicas) ajenas al barrio e inmediatamente las suben al WP formándose una red de alerta, lo cual permite a otros vecinos salir rápidamente a seguir a los sospechosos, mientras otros dan parte a la policía, (101) y buscan el auxilio de la autoridad para identificar a quienes están en actitud poco claras o son sorprendidos y/o grabados por las cámaras cometiendo un delito, como ha ocurrido en estos días pasados. Alternativamente este sistema también sirve para advertir sobre animales (caballos) sueltos, incendios, problemas con el agua, difundir objetos perdidos encontrados en la vía pública, etc.

Los robos en el barrio Arrabales han sido muchos y todos, sin excepción, han quedado impunes. Una de las últimas actividades reportadas la semana pasada (y no esclarecida por la policía aún) fue un reciente robo en una vivienda cuyos moradores estaban ausentes. Allí, luego de una vigilancia externa realizada por tres personas jóvenes, de acuerdo a la constancia de las grabaciones de cámaras y fotos tomadas por los vecinos, jóvenes accedieron a la vivienda cuchillo en mano, lo cual quedó registrado en los monitores de la casa y grabado en la memoria del sistema.

Sin preocupación aparente, con la cara tapada y visibles señas en el particular corte de cabello que ayudaría a su identificación por parte de la policía, el joven actuó con total desparpajo y solo fueron alejados por la rápida acción de los vecinos, quienes lograron fotografiarlos escapando por los techos y huyendo por las calles aledañas, mientras un vehículo los esperaba para escapar.

Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción
Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción. Prácticas esotéricas registradas en un colectivo abandonado en barrio Arrabales

Nadie, sino los propios vecinos del barrio “Arrabales” lograron administrar su propia seguridad y poner en evidencia a los ladrones que aún no fueron detenidos. Por este motivo, tal como pudimos corroborar, los vecinos están abocados a ampliar y hacer más eficiente las medidas de seguridad en estos días, distribuyendo cámaras comunales de 360º las cuales estarán ubicadas en cada cuadra para registrar todo tipo de movimiento por el sector a fin de identificar a quien transite por el lugar y les permita (mediante un monitoreo en tiempo real) advertir actitudes sospechosas de personas, autos estacionados, etc y avisar rápidamente al Comando Radioeléctrico para, posteriormente, entregarle a las autoridades/justicia todos los datos necesarios para la ubicación de los posibles blancos observados con detalles de chapa, modelo y detalles de vehículos o características personales de los sospechosos.

Tal los comentarios vertidos por algunos vecinos, estas medidas se han tomado debido al aumento extraordinario de casos de robos en viviendas, sin que haya una correlatividad entre los delitos cometidos/denunciados y los aclarados por parte de las autoridades.

La inseguridad no es solo el robo

La inseguridad, claro está es un fenómeno multicausal y precisamente por eso la autoridades no deben perder de vista el complejo sistema del entramado social, la ubicación geográfica, el entorno poblacional, la distancia y factores elementales mencionados anteriormente como los terrenos baldíos sin alambrada perimetral o paredones, calles, cortadas o la cercanía de vías rápidas de escape; todo ello hace que la planificación de seguridad sea una tarea integral que no se agota, como por allí los deslizó el ministro, a la provisión de más móviles policiales, dejando claramente establecido en esta nota que ningún vecino renegó de la policía, por el contrario, dejaron claramente establecido la buena disposición de los efectivos, pero si bien lo agradecieron, consideraron insuficiente la actividad disuasoria de los móviles recorriendo el barrio.

Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción
Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción. Prácticas esotéricas descubiertas dentro de un colectivo abandonado en barrio Arrabales

Y aquí nos encontramos con otro problema de inseguridad de cual, aparentemente, las autoridades provinciales y municipales (quienes deberían actuar en conjunto) no saben, no tienen conocimiento o no quiere hacer nada al respecto para erradicarlas y/o combatirlas que son las sectas y los rituales satánicos llevados a cabo en muchos lugares de esta capital, ante la inacción investigativa de la policía y de otros organismos con competencia en el seguimiento y control para evitar la proliferación de estas actividades prohibidas, que lejos de ser religiosas (como intentan sostener los sectores interesados, alegando la libertad de cultos) son prácticas ocultistas y en el caso de las sectas suelen contener delitos de las más variadas especies como el sometimiento humano, la degradación, la prostitución, el sadomasoquismo, la drogadependencia, el narcotráfico y la trata de personas.

Ahora bien, si la policía y el municipio quieren trabajar en conjunto y comenzar a combatir la inseguridad en serio, le vamos a dar una ayuda para que den el puntapié inicial en este sentido.

Tal como pudo establecer OPI, tras recolectar testimonios de los vecinos del barrio Arrabales y corroborar mediante fotografías que ilustran este informe, hay dos colectivos abandonados desde hace mucho tiempo en un predios descampado sobre calle Nicolás Giglio ubicado exactamente (para mejor ubicación) frente a la ex chacra de Lázaro Báez.

Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción
Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción. Colectivos abandonados en calle Giglio del barrio Arabales adentro de los cuales se encontró signos de prácticas esotéricas

Allí dos chasis de colectivos viejos, sirven de refugio para personas que llevan adelante prácticas ocultistas. Y esto lo pudimos corroborar ingresando a uno de ellos y tomar las fotografías que se muestran donde hay signos de rituales, velas, pentagramas grabados en el piso, recipientes, inscripciones y rastros visibles de actividad demostrativas de estos delitos. Y nadie puede decir que es algo dejado allí hace tiempo

Hace escasos dos días atrás (sábado 8 de febrero) los vecinos reportaron actividad humana dentro de estos colectivos, detallando que prácticamente todas las noches observan luces y movimiento de gente dentro de los trastos viejos de estas unidades abandonadas allí. Por este motivo, inspeccionamos el interior de estos micros en desuso y hallamos lo que hasta el momento (al parecer) la policía no estaba enterada y hoy lo publicamos para ayudarlos a tomar conocimiento. Ni hablar de la responsabilidad que le cabe al municipio (en todas las gestiones que han transcurrido en los últimos años) desde donde se ha permitido el abandono de éstas unidades por años, no se las ha retirado, no se ha denunciado a los propietarios, facilitando el uso de estos lugares como aguantaderos de malvivientes.

Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción
Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción. Signos esotéricos pintados en colectivos abandonados en barrio Arrabales.

A pocos metros de los colectivos donde se descubrieron los rituales satánicos y ocultismo mostradas en las fotografías, hay otro enorme micro color blanco, al cual por razones de seguridad no accedimos pero que también (a decir de los vecinos) está allí desde hace varios años y el viejo vehículo es usado por indigentes o como lugar de escondite de los delincuentes. Nunca se sabrá, porque las autoridades no se han percatado de su existencia.

Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción
Inseguridad en Río Gallegos: robos, ritos, sectas y brujería. Descampados, colectivos abandonados como refugio, mucho palabrerío político y poca acción. Otro de los micros abandonados en barrio Arrabales

Hablar sin decir nada

En lógica, una falacia es un argumento que parece válido, pero no lo es.​​ Algunas falacias se cometen intencionalmente para persuadir o manipular a los demás. Hasta aquí una definición aproximada al discurso del Ministro de Seeguridad Lisandro de la Torre, quien, en la entrevista aludida al inicio de este informe, habló rodeando temas de la seguridad pero sin responder una sola inquietud de las que se les presentan al ciudadano común.

En la web hay una ingeniosa tabla de cuatro columnas que invita al lector elegir cualquier párrafo de la primera, combinarlo con cualquier párrafo de las otras tres columnas e indistintamente cómo se combinen no pierden la coherencia, pero el texto que de allí se obtiene, no dice absolutamente nada válido, rescaptable, concreto y puntual. Esta falacia es profusamente utilizada en el discurso político y particularmente usada por el ministro.

Tabla de la falacia. Si Ud combina cualquiera de las columnas le dará un diálogo coherente, pero no dirá absolutamente nada lógico. El cuadro es mucho más extenso, pero el ejemplo sirve para contextualizar el concepto.

Si comparamos lo que dijo Lisandro De la Torre en Tiempo Sur, con la forma de explicar la inseguridad y lo que está haciendo su cartera al respecto, llegamos a la conclusión de que la escuela de la falacia, sigue vigente. Vamos a repasar una parte de sus dichos para tener en claro que nada aclara, cuando se refiere a un tema el cual conforma el pasivo de la política provincial.

Lo que sigue es transcripción del artículo de Tiempo Sur del 6 de febrero de 2020 y en bastardillas las respuestas del funcionario:

….

Asimismo, hizo hincapié en los operativos que se han llevado adelante durante estas semanas y afirmó que “por el lado cualitativo hemos llevado adelante allanamientos en los cuales estuvimos los superiores de la fuerza llevando adelante estos casos tanto en la parte investigativa como apoyando a nuestro personal que hacen las tareas preventivas” y continuó: “También tuvimos un despliegue en la localidad de mayor cantidad de efectivos que en otras ocasiones”.

Este trabajo lo hicimos en conjunto con la Jefatura para abocarnos a distintas áreas de trabajo”.

A su vez, Lisandro expresó: “Para poder seguir potenciando la seguridad en los distintos sectores es importante poder seguir desarrollando una mayor relación con los vecinos para poder profundizar las tareas de prevención”.

Bla, Bla, Bla

Con éste tipo de respuestas no se construye seguridad, se construye engaño y se alienta la confusión. Sin embargo, estos discursos vacuos quedan claramente en contramano con la realidad, como por ejemplo la del barrio Arrabales, pero no es éste el único lugar de la ciudad que sufre el flagelo de la delincuencia. Hay sectores de Río Gallegos castigados desde hace años por el delito y en la mayoría de los casos, irresueltos.

Sin embargo hay algunas curiosas excepciones, como el robo a la casa de la Ministro Secretaria de Gobierno Claudia Martínez, sobre calle Marcelino López al 600 el 23 de enero de este año donde los ladrones se llevaron un botín de alrededor de 30 Mil Pesos, además de un televisor, un parlante y perfumes. Las cámaras de seguridad ayudaron a detener a los delincuentes dos horas más tarde y la justicia ordenó un allanamiento sobre calle José Ingenieros al 1100 con resultados positivos

¿Casualidad o causalidad, ¿Allí hubo suerte o preocupación?. No quisiéramos creer que por haberle tocado la inseguridad a una ministro, la policía y la justicia actuaron más expeditivamente, porque esto demolería las palabras escapistas del Ministro.

Mientras tanto, vecinos del barrio Arrabales preparan sus autodenfensas ante la orfandad en que son dejados por el sistema, luchan y piden para que desde el Estado le den una mano en la dura tarea que compete a las autoridades, pero que deben ejercer por cuenta propia, distrayendo tiempo y dinero, para equilibrar, aunque sea mínimamente, lo que no hacen las autoridades que sí deberían cuidarlos. (Agencia OPI Santa Cruz)

15 Comentarios

  1. Excelente informe OPI ojala acá en barrio Belgrano alguien hiciera lo mismo felicito a los vecinos que se organizan es la unica manera de defenderse ante la vergonsoza inaccion de la policia y el mequetrefe este de De la Torre

    • Adhiero…….. de esto no se habla hace mucho en rio gallegos y acá hay mucha macumba sin ir mas lejos en el Evita sobre la colectora de Balbin hay una casa celeste creo que esta pintada y ahi todos los viernes se reunen y hacen ritos de magia o esoterismo creo

  2. Chicos, esto de los ritos de magia negra en un colectivo abandonado me pone los pelos de punta. No es posible que esté ocurriendo en la ciudad y nadie haga nada. Ojo con esto porque se les va air de las manos

  3. CHE ESPERO QUE ESTO LO AGARRE LA POLICIA O ALGUN FISCAL Y COMIENCE A LABURAR ES UNAVERGUENZA COMO HACEN HUEVO ESTO HDP. CON BRUJOS ENLA CIUDAD AHORA ESTAMSO COMPLETOS. MOSCAS, PERROS, BRUJOS, LADRONES, CABALLOS Y TODO SIGUE IGUAL ¿QUE ESPERAN? EL JEFE DE POLICIA MUCHA CHARLA EL MINISTRO MUCHO DISCURSO PERO NO HACEN UN JORACA

  4. Me parece que Gallegos llegó a su límite todo esto ahora y la infraestructura? No se puede circular por las arterias del centro, parece minado por cráteres. No pensamos manifestarnos, hacer algo? Sí nos quedamos en casa no va a pasar nada…

  5. Ecelente nota de OPI ojala tuvieramos mas medios como este que se la juega. manga de delincuentes que solo andan atras del mango de Grasso y la vieja ortiba

  6. JAJA TIEMPO SUR SACO UNA NOTA PERO PARA CONTAR QUE LOS FUNCIONARIOS SE REUNIERON CON EL BARRIO NUNCA PARQA MOSTRAR LO Q UE PASA ACA EN EL BARRIO. HDP CON TAL DE COBRAR PAUTA HACE CUALQUIER COSA A VER POR QUE NO PUBLICAN COMO ACA COMO NOS AFANAN Y AHORA TAMBIEN SON MACUMBEROS
    ESO NO LO DICE KALMUS Y CLARO… MONEY MONEY MONEY….. HDP

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí