El Papa no le abrirá las puertas a la ordenación de casados para la Amazonia

0
308

Por: Elisabetta Piqué

Se acabó el suspenso: no habrá apertura a la ordenación de hombres casados ni al diaconato de mujeres. Veinticuatro horas antes de la publicación, mañana, de un esperadísimo documento que debería darle respuesta a estos dos temas propuestos en el último sínodo de obispos sobre la Amazonia, el papa Francisco hizo saber que no habrá ningún cambio.

Consciente de la inmensa expectativa en cuanto a qué pasará con estos dos temas que dividieron como nunca a conservadores y reformistas en el sínodo de octubre pasado, al reunirse con obispos estadounidenses el Papa anticipó que “quedarán decepcionados” quienes esperan un giro histórico.

- Publicidad -

“Él dijo que, en verdad, no cree en la ordenación de hombres casados”, contó Oscar Solís, obispo de Salt Lake City, a Catholic News Service (CNS), la agencia del episcopado norteamericano. Solís también dijo que si bien el Pontífice no les dio detalles sobre el documento, les dejó en claro que tanto la ordenación de hombres casados, como el diaconado femenino -dos propuestas pastorales para suplir la escasez de curas en zonas alejadas surgidas en el sínodo-, seguirán siendo un asunto para discusiones y discernimiento futuros.

Francisco envió este mensaje, que tuvo gran repercusión, al recibir ayer, por más de dos horas, a una tanda de obispos estadounidenses en “visita ad límina”, en el Palacio Apostólico. Como suele hacer con todos los obispos que recibe para este tipo de ocasiones, el exarzobispo de Buenos Aires invitó a todos a hacerle las preguntas que quisieran. Y fue así que salió el tema del esperado documento post-sinodal, que el Vaticano publicará mañana al mediodía y cuyo título es: “Querida Amazonia”.

Según CNS, el Papa les advirtió a los obispos norteamericanos que si bien la atención mediática se concentró en la ordenación de hombres casados y el diaconado femenino, con el sínodo su objetivo fue poner en foco los desafíos sociales, pastorales, ecológicos y culturales que enfrenta la Amazonia. Una periferia de la periferia de dimensión global, que se extiende por 9 países y donde viven más de 33 millones de personas, de las cuales 2,5 millones son indígenas, bajo amenaza por el efecto climático y por una explotación salvaje de su recursos naturales.

John Wester, arzobispo de la ciudad de Santa Fe, Nuevo Mexico, dijo que para el Papa la propuesta de la ordenación de hombres casados “no era un punto importante”. Y que el Santo Padre sintió que durante la reunión de obispos “el Espíritu Santo” no trabajó para que hubiera una apertura en ese sentido.

Batalla feroz por los “viri probati”

De hecho, durante las tres semanas de debates que hubo en octubre pasado en el aula nueva del Sínodo del Vaticano, se dio una batalla feroz entre una mayoría reformista y una minoría conservadora. Este choque se reflejó en las votaciones de los 120 párrafos del documento final, que fueron aprobados por una mayoría de dos tercios de la asamblea de 181 padres sinodales. El párrafo más peleado fue el 111, que pidió “establecer criterios y disposiciones de la autoridad competente de ordenar sacerdotes a hombres idóneos y reconocidos de la comunidad, que tengan un diaconado permanente fecundo y reciban una formación adecuada para el presbiterado, pudiendo tener familia legítimamente constituida y estable, para sostener la vida de la comunidad cristiana mediante la predicación de la Palabra y la celebración de los Sacramentos en las zonas más remotas de la región amazónica”. Esta propuesta aludió a los “viri probati” (hombres de probada fe y término que no apareció en el texto), cuestión que está en discusión desde hace décadas en el seno de la Iglesia Católica. Se trata de un tema que siempre fue rechazado por los sectores conservadores, que creen que significa una ruptura de la ley del celibato sacerdotal.

Durante la asamblea de octubre pasado el tema fue propuesto por una gran mayoría de obispos brasileños como solución a la falta de sacerdotes en zonas remotas. Y fue aprobado con apenas pocos votos más que la mayoría de dos tercios necesaria, que era de 120 votos: 128 padres sinodales votaron a favor y 41 en contra, en el párrafo que tuvo la mayor oposición.

Nada de diaconado para la mujer

Otro párrafo que superó por poco la mayoría de dos tercios fue el 103, que pidió el diaconado permanente para la mujer. Otro tema controvertido porque para los sectores ultraconservadores podría significar un primer paso hacia la ordenación de sacerdotizas, que en el pasado fue analizado por una comisión que no llegó a ninguna conclusión.

De confirmarse, como parece seguro, que no hay ninguna apertura a la ordenación de sacerdotes casados o al diaconado femenino en “Querida Amazonia”, los sectores ultraconservadores cantarán victoria. En los últimos meses, como siempre respaldados por medios afines estadounidenses, estos advirtieron del peligro de un cambio pastoral considerado blasfemo, que degeneraría en el fin del celibato y que podría provocar hasta un cisma en el seno de la Iglesia. Incluso involucraron en la campaña para presionar a Francisco a Benedicto XVI, papa emérito, que a mediados de enero apareció firmando un libro en defensa del celibato junto al cardenal ultraconservador africano, Robert Sarah.

Aunque estos grupos intentarán hacer creer que fue este libro quien presionó al Papa para que no le abriera las puertas a los “viri probati”, fuentes del Vaticano aseguraron a La Nación que Francisco ya había terminado la exhortación apostólica el 27 de diciembre pasado, mucho antes del denominado “Sarah-gate”. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí