El presidente prometió que la reforma judicial no es para “remover” jueces ni “sacarles causas”

0
223
Alberto Fernández en Río Gallegos el pasado mes de mayo - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

En medio de la interna en su coalición de gobierno sobre la supuesta existencia de “presos políticos” y el supuesto “lawfare”, Fernández dijo que el proyecto “está listo”.

En medio de la sonora interna política en el seno de su coalición de gobierno por la supuesta existencia de “presos políticos”, el presidente adelantó este jueves que la reforma judicial que impulsa su gobierno no está orientada a “remover” jueces ni a “sacarles causas” a magistrados.

“Quisiera una justicia federal que se aboque a hacer justicia por sobre todas las cosas y que se olvide de la política”, declaró Alberto Fernández en una entrevista radial.

El mandatario advirtió que el proyecto “está listo” y, aunque se excusó de adelantar su contenido, reiteró que su gobierno no va a “remover a ningún juez ni a sacarle causas a nadie”.

“Necesitamos una justicia que actúe contra el crimen organizado y los delitos de corrupción, en vez de perseguir a políticos, esto fue lo que pasó en los últimos cuatro años; queremos una justicia que funcione bien, una justicia federal que haga lo que tiene que hacer pero que ponga sus esfuerzos contra el narcotráfico y el crimen organizado”, declaró.

“Tenemos que tener una justicia federal que se aboque a estos temas y se olvide de la política”, insistió Fernández.

La mentada reforma judicial fue anunciada por el presidente en su discurso de asunción ante la Asamblea Legislativa, el 10 de diciembre. En uno de los trámites más vibrantes de su alocución, Fernández levantó el tono: “Nunca Más a una justicia contaminada por servicios de inteligencia, operadores judiciales, procedimientos oscuros y linchamientos mediáticos. Nunca más a una justicia que decide y persigue según los vientos políticos del poder de turno. Nunca más a una justicia que es utilizada para saldar discusiones políticas, ni a una política que judicializa los disensos para eliminar al adversario de turno. Lo digo con la firmeza de una decisión profunda: Nunca más es nunca más”, señaló.

“”Para superar este muro que lo único que ha garantizado en la Argentina es la impunidad estructural, en los próximos días vamos a enviar al Parlamento un conjunto de leyes que consagren una integral reforma del sistema federal de justicia”, anunció finalmente.

La ministra de Justicia, Marcela Losardo, advirtió a este diario que “se tiende a confundir al ministerio de Justicia con el Poder Judicial. Nosotros estamos trabajando para dar herramientas a la justicia y poder hacerla más rápida y más eficaz, y fortalecer la independencia de los jueces, que es un valor fundamental para nuestro gobierno.” (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí