El papa Francisco devolvió a la Argentina el cáliz que le regaló Fabiola Yáñez

0
222
El papa Francisco devolvió a la Argentina el cáliz que le regaló Fabiola Yáñez

El cáliz que le regaló la primera dama, Fabiola Yáñez, al Papa Francisco volvió a la Argentina. El pontífice decidió que quedara expuesto de forma permanente en la basílica de Luján como recordatorio del “diálogo y la unidad”.

La copa había sido utilizada en la “misa por la unidad y la paz” que se celebró el pasado 8 de diciembre en Luján, con la asistencia de Alberto Fernández y Mauricio Macri.

El cáliz había sido recibido por el pontífice de manos de Yáñez el 13 de diciembre, cuando se reunieron en el Vaticano. Ese encuentro fue el primer acto público oficial de la primera dama, quien se reunió con Francisco junto a otras mujeres de mandatarios de América Latina, en la nueva sede de la Fundación Pontificia Scholas Occurrentes.

“Santo Padre, le envían de la Argentina el cáliz de la misa por la unión de los argentinos que se celebró en la Basílica de Luján y que significó tanto para nuestro país”, le dijo la primera dama al Papa, que le agradeció el gesto y la abrazó.

Según confirmaron fuentes de la Iglesia argentina, el Papa le entregó el cáliz en mano al presidente de la Conferencia Episcopal Argentina ( CEA), el obispo de San Isidro, Oscar Ojea, durante una reunión que tuvieron en la residencia de Casa Santa Marta la segunda semana de enero.

Ojea había presidido la misa en Luján dos días antes del traspaso de mando de Macri a Fernández, mientras que la homilía estuvo a cargo de monseñor Jorge Eduardo Scheinig, arzobispo de Mercedes, Luján. La celebración se había realizado en un clima de cordialitdad entre los mandatarios entrantes y salientes.

“No somos ingenuos, no creemos que una celebración sea la solución de los problemas, pero estamos seguros de que este gesto que estamos realizando juntos, habla por sí mismo, y deseamos que en estos días históricos y con la ayuda de lo Alto, se convierta en una puerta para entrar en esta nueva etapa, con sinceros anhelos de unidad y de paz”, dijo Scheinig en esa oportunidad. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí