miércoles, octubre 21, 2020
11 C
Río Gallegos

Con las buenas intenciones de debatir minería, Chubut transita una campaña oficial destinada a instalarla definitivamente

Comodoro marchó contra la megaminería y no hay “licencia social” posible para la explotación minera en Chubut

12:00 – (Por Giuliano Ventura para OPI Chubut) – No sería nada nuevo decir aquí y ahora que desde hace años los gobiernos nacionales y provinciales pretenden traer la megaminería a la provincia del Chubut. Fue intención de Cristina Fernández y Gioja, embanderados con la Barrick Gold y solo detenidos por la poca aspiración kamikaze del entonces Gobernador Das Neves en sus primeros dos mandatos; luego el gobernador Martín Buzzi tuvo la iniciativa ante las prominentes “ganancias” que caerían en sus manos, solo impedida por la sociedad chubutense. Mauricio Macri tuvo a la minería en Chubut como uno de los puntos principales en su agenda, al punto de estar virtualmente seleccionadas las empresas que iniciaría la actividad, pero la sociedad (nuevamente) le quitó el total respaldo, a pesar de que esta vez Mario Das Neves ya no era el mismo “negador” que antes, pero se cuidaba de los efectos políticos nefastos de una decisión tan antipopular, como era potenciar la anulación de la Ley 5001 para permitir el uso del cianuro, uno de los elementos de mayor contaminación que utiliza la megaminería en nuestro país y que por sus daños ambientales es desechada en el mundo y sustituida por tecnología mucho más cara que acá nadie aplica ni exigen. Cuando Mariano Arcioni asumió, la minería volvió a la agenda y luego de conocerse el desastre económico y financiero en el que está Chubut, con Alberto Fernández asumido en la presidencia, la minería pasó a ser una exigencia primaria para destrabar ayudas al gobernador, que ya ni siquiera puede cumplir con el pago de los sueldos en cuotas.

Todos y cada una de los intentos por filtrar la minería en suelo chubutense, fracasó estrepitosamente debido a la oposición social, marchas, publicaciones, declaraciones, la intervención de organismos ambientalistas y fundamentalmente el crecimiento desde los andes al mar, del movimiento social “No a la mina”, un fenómeno ciudadano que se extendió a los largo y ancho de Chubut para prevenir la megaminería, no como protestas post minería que de nada sirve a los efectos prácticos.

Nuevas estrategias

- Publicidad -

Ahora parece ser que los “estrategas” del gobierno provincial y nacional, pretenden utilizar herramientas que parecen provenir de otros ámbitos, en ese caso el universitario, para jerarquizar la discusión sobre minería sí o minería no y poner la iniciativa por fuera de los gobiernos, como forma de embaucar a la población de que existen opiniones “más elevadas” que pueden ser beneficiosas para aclarar estos “mitos” que plantean “los anti mineros”, cuando en realidad lo que buscan es obtener la “licencia social” sin la cual la minería en esta provincia es imposible de llevar adelante.

Ahora aparecieron docentes e investigadores universitarios y profesionales independientes que promueven la realización de encuentros “con debates cuyo objetivo básico sea arribar a consensos con fundamentos técnicos y científicos y con la premisa de alcanzar un desarrollo sustentable“, bajo el título de que se “impulsan debates por el desarrollo minero”, como titula hoy el diario “El Patagónico”.

Dice la nota “En su nueva declaración, titulada “¿Necesitamos minería?, La Red de Académicos por la Minería Sustentable, integrada por profesionales formados en universidades como docentes, investigadores o profesionales independientes, impulsa la realización de encuentros “con debates cuyo objetivo básico sea arribar a consensos con fundamentos técnicos y científicos y con la premisa de alcanzar un desarrollo sustentable”.

Los profesionales, sostienen, que “pretendemos abrir canales de diálogo e incentivar el debate serio y respetuoso como herramienta de gestión abarcativa no sólo de los objetivos de las empresas sino especialmente de las comunidades”.

Luego la nota hace una introducción orientada hacia la necesidad de la minería en la provincia y comienza, precisamente, planteando la dura de si “¿Necesitamos la minería?

Allí, citando a esta Red de Académicos por la Minería Sustentable, hace una reflexión sobre la necesidad de la minería en la vida cotidiana de las personas y agregan “ Argentina es un territorio postergado que tiene en su subsuelo un enorme potencial en cuanto a recursos naturales que podrían motorizar un desarrollo sustentable a nivel nacional como sucede en otros países con riqueza mineral”.

Atacando el nudo del problema, por el cual la sociedad rechaza la megaminería, advierten “Otro aspecto a contemplar es el desarrollo de nuevas tecnologías aplicables al sector que permiten evitar y mitigar posibles impactos negativos, así como mejorar la remediación de los mismos. Esto incluye la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el ciclo de vida de la minería, que actualmente se consideran inferiores al 10%, corroborando que es una de las actividades productivas que menos contribuyen al mismo”, y esta Red de Académicos concluye a favor de la minería:  “lo señalado nos lleva a considerar que no podemos vivir sin minería y que ésta puede aportar sustancialmente al desarrollo sustentable de todo nuestro país” y agrega “En tal sentido, expresamos y adherimos a la preocupación que la actividad minera genera a amplios sectores de la sociedad ya que comprendemos que, para tomar buenas decisiones, el conocimiento debe ser el soporte que acompaña a los análisis”.

Si esto no es una clara campaña de “persuasión” social ¿Qué es?. Está claro que los gobiernos nacional y provincial, buscan instalar una opinión direccionada sobre la minería para que la sociedad advierta que la discusión proviene de “sectores especializados”, pero nótese que de esta discusión se excluyen a las propias empresas que son las contaminantes y tampoco se dice que estas redes de “científicos” provienen de universidades fuertemente subvencionadas por las mineras extranjeras, quienes han decidido que el mensaje sea distribuido por personas técnicas y profesionales “no afines” (a simple vista) a las mineras transnacionales, pero que son en realidad los voceros técnicos de esas empresas, con el fin de bajar a la sociedad un mensaje conciliador, esperanzador y convincente, para lograr la licencia social en Chubut donde “nadie come vidrio”, como dice el dicho popular, a la hora de impedir que la convenzan con engaños y subterfugios planificados desde el poder. (Agencia OPI Chubut)

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ciclo educativo 2021, entre el pedido de emergencia y una planificación aun sin garantías

(OPI Chubut) - Con definiciones que se esperan desde el ámbito nacional, y sin precisiones según las...

Justicia Adicta en TDF: Piden la inconstitucionalidad de un decreto sobre la designación de jueces del STJ

(OPI TdF) - El Fiscal de Estado de la Provincia de Tierra del Fuego, Virgilio Martínez de...

Lucas Gaincerain de YCRT confirmó a OPI en todas sus notas: dijo que hace un año la empresa no trabaja, no produce y vive...

Desde hace mucho tiempo OPI es el único medio escrito que dice exactamente lo señalado en el...

Alberto Fernández dijo que quiere acompañar a Evo Morales cuando regrese a Bolivia y criticó a la OEA

Según publica Clarín “Celebro que rápidamente la democracia haya vuelto a Bolivia”, señaló el Presidente tras el...

Mauricio Macri: “No voy a ser candidato en 2021, no es mi lugar y no necesito fueros”

El ex presidente también insistió en que ve “sin rumbo” al Gobierno. El ex...
- Publicidad -