Más de 150 testigos declararán en el juicio a Cristina y sus hijos por lavado de dinero

0
448
Cristina Kirchner publicó la primera foto de su hija Florencia desde su internación en Cuba

El Tribunal Oral Federal 5, que organiza las audiencias correspondieres a las causas Hotesur y Los Sauces, aceptó el pedido del fiscal Diego Velasco, las querellas y los acusados.

Por: Lucía Salinas

Una lista de casi 160 testigos serán tenidos en cuenta en el juicio por lavado de dinero contra Cristina, Máximo y Florencia Kirchner, Lázaro Báez y otros imputados. Se trata de los casos en lo que se investigaron a las empresas familiares Los Sauces (inmobiliaria) y Hotesur (firma hotelera) por operaciones de blanqueo. Se estiman que entre ambas compañías se aplicaron a maniobras ilícitas más de 120 millones de pesos. El Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) hizo lugar al pedido del fiscal Diego Velasco, las querellas (OA y UIF) y los acusados al momento de confeccionar la lista de testigos que serán convocados durante el juicio. Sin embargo, como contó Clarín, se estima que las audiencias iniciarán recién el próximo año, ya que se ordenó una pericia interdisciplinaria que demandará al menos unos seis meses. Hasta que esa prueba no concluya el juicio no comenzará.

El ofrecimiento de pruebas es un paso previo a que se ponga fecha definitiva de arranque del juicio. El fiscal le entrega al Tribunal los hechos que considera deben ser evaluados durante las audiencias. Entre esas pruebas, Velasco había presentado en el caso Los Sauces una lista de cien testigos para que sean habilitados a testimoniar cuando se realice el juicio oral y público. Las querellas como las partes también realizaron sus respectivos pedidos de testigos. Esos pedidos elevaron la cuenta a casi 160 personas, con la opción de que durante el desarrollo de las audiencias esa lista pueda ampliarse.

El extenso listado incluye a Margarita Stolbizer, a su abogada Silvina Martínez y Graciela Ocaña. Asimismo, al integrante de la AFIP vinculado a Elisa Carrió, Jaime Mecikovsky; a la diputada por al Coalición Cívica Mariana Zuvic también se la incluyó. A pedido del fiscal Velasco se incluyeron a muchos de los integrantes y empleados de ambas empresas investigadas. También se citará a Hugo Carlos Álvarez, contador de Idea SA (firma de Osvaldo Sanfelice que administró los hoteles). También se citó a Sergio Brodsky, titular de la IGJ durante el Gobierno de Mauricio Macri. El Tribunal no aceptó citar a declaración testimonial a periodistas, un criterio compartido por el representante del Ministerio público fiscal.

Las investigaciones se realizaron por separado durante su instrucción, pero fue la Cámara Federal de Casación la que resolvió que el Tribunal Oral Federal 5 se quede con ambos expedientes y tienen pensado realizar un juicio unificado. En estas dos causas se investigaron los negocios familiares. Por un lado, en Hotesur -firma dedicada al rubro hotelero- se analizaron los negocios con Lázaro Báez, responsable de administrar tres hoteles de la familia Kirchner. En el caso de Los Sauces, se planteó una estructura de lavado de activos a través de la simulación de alquileres de propiedades que administraba esa inmobiliaria familiar.

Con meses de diferencia, estos expedientes representaron el procesamiento por lavado de activos para Cristina Kirchner y sus hijos que cumplían -según la Justicia-, roles importantes en las firmas. Las causas fueron elevadas a juicio oral y hace poco quedaron juntas en un único Tribunal.

Los Sauces SA y Hotesur SA, dedicadas a la locación de inmuebles -en el segundo caso exclusivamente de hoteles-, fueron investigadas por los contratos celebrados esencialmente con los empresarios K Lázaro Báez y Cristóbal López. En el caso de la inmobiliaria, se estimaron operaciones por encima de 30 millones de pesos, y con la empresa hotelera la justicia cree que se blanquearon unos 80 millones de pesos.

Ambas investigaciones tienen pruebas compartidas y prácticamente la misma lista de procesados. El delito se habría cometido con un mismo modus operandi: los gobiernos de Cristina y Néstor Kirchner beneficiaban a los empresarios K con negocios públicos y estos presuntamente les hacían retornos indebidos y millonarios a través de alquileres de viviendas (Los Sauces) o la contratación de habitaciones de hoteles (Hotesur).

De los 19 imputados en Hotesur, 12 lo son también en el caso Los Sauces. Cuando se pidió la unificación se señaló que “tamaña y extraordinaria coincidencia de imputados obedece a algo más, ambas maniobras de lavado de dinero reconocen una misma estructura y están íntimamente relacionadas entre sí”.

En ambas causas se investigó la creación de sociedades dedicadas al alquiler de inmuebles como pantalla de actividad legal. “Frente a una extensísima posibilidad de formas habitualmente identificadas para este tipo de reciclaje, la técnica que se habría elegido para dar apariencia de legalidad al dinero en ambos proceso fue exactamente la misma (ingresos por préstamos, por rubro hotelero y alquiler de inmuebles)”.

En la acusación el fiscal de la causa, Gerardo Pollicita remarcó: “desde la lógica de la imputación penal, ambas sociedades, Hotesur y Sauces, fueron adquiridas con idéntico fin: canalizar y reciclar fondos con apariencia de legalidad”.

Asimismo, estos dos expedientes quedaron vinculados a la defraudación en la obra pública a favor de Lázaro Báez. La Cámara federal porteña indicó que la corrupción en dicho expediente, es el delito precedente de las investigaciones por lavado de activos, es decir, que una porción del dinero que el empresario K percibió por parte del Estado, se derivó a los alquileres de las empresas de los Kirchner y finalmente, al patrimonio de los ex Presidentes. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí