La OMS reconoció la emergencia histórica y declaró la pandemia global

0
376
Coronavirus: ya son 212 los muertos en China y casi 9 mil los casos confirmados

Por: Luisa Corradini

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció ayer la emergencia histórica que enfrenta el planeta al declarar que la propagación del coronavirus , que provocó más de 4300 muertos en un centenar de países, había alcanzado la inquietante dimensión de una “pandemia global” . La ola de contagios, que ya superó los 120.000, confirmó las peores previsiones de los epidemiólogos, multiplicó los temores de los dirigentes políticos y provocó un nuevo derrumbe de las bolsas, alarmadas ante la perspectiva de una drástica recesión económica.

“Estimamos que el Covid-19 puede ser considerado pandemia “, declaró ayer el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en Ginebra, sede de la organización. Hasta ayer, la OMS se había negado a utilizar ese término.

Pero el nuevo coronavirus ya contaminó a más de 120.000 personas en el mundo desde fines de diciembre. En las últimas dos semanas, se multiplicaron por 13 los casos fuera de China, mientras se triplicó el número de países afectados.

El término “pandemia” designa una epidemia que se extiende a escala mundial. Esa situación “implica que toda la población del planeta es susceptible de verse expuesta a una infección y que una parte de ella puede enfermarse”, había explicado a fines del mes pasado el doctor Michael Ryan, director del programa para las urgencias de la OMS.

En su intervención, Ghebreyesus reconoció su profunda inquietud por los “alarmantes niveles de inacción” de la comunidad internacional enfrentada a “alarmantes niveles de propagación” de la enfermedad. Para Tedros, en todo caso, “describir la situación como una pandemia no cambia la evaluación de la amenaza planteada por el coronavirus. No cambia lo que hace la OMS y no cambia lo que los países deberían hacer”, advirtió el etíope.

“En las próximas semanas, la OMS espera un aumento considerable de los casos, del número de muertos y de países afectados”, reconoció al alto funcionario, que volvió a llamar a los Estados a “actuar” para contener la epidemia que ya provocó más de 4000 muertos en el planeta.

“No se trata solo de una crisis de salud pública, sino una crisis que afectará todos los sectores de sociedad”, recordó el responsable de esa agencia de Naciones Unidas. Tedros subrayó varias veces que “varios países demostraron que el virus puede ser suprimido y controlado”. Pero reconoció, sin embargo, que los gobiernos “se ven enfrentados a hallar un difícil equilibrio entre proteger la salud, minimizar la disrupción en la vida pública y respetar los derechos humanos”.

Poco antes, la canciller alemana, Angela Merkel, había provocado una conmoción en su país advirtiendo que el 70% de sus conciudadanos -unos 58 millones de personas- podrían ser infectados por el virus. Teniendo en cuenta que no hay forma de curarlo -explicó-, la atención debe centrarse en detener su progresión: “Se trata de ganar tiempo”, dijo.

Algunos virólogos alemanes rechazaron esa cifra. Para el profesor Alexander Kekulé, exconsejero gubernamental alemán para el control de epidemias, el peor escenario no puede superar los 40.000 casos. Ayer, los casos confirmados en Alemania aumentaron de 1296 a 1567 en 24 horas.

Irán es otro de los países que preocupan seriamente a la OMS. No solo la progresión de la enfermedad es vertiginosa, debido al embargo internacional impuesto por Estados Unidos, el país parece carecer de los medios elementales para tratar los casos más graves.

China aumentó levemente el número de muertos en 24 horas. El país donde apareció el Covid-19 cuenta 3158 decesos. Las empresas que producen bienes de primera necesidad fueron autorizadas por Pekín a reiniciar sus actividades en Wuhan, la ciudad epicentro de la epidemia. Para reactivar la economía, la totalidad de las empresas podrían ser autorizadas a abrir el 21 de marzo.

Además de la progresión en los países más afectados, en las últimas 24 horas aparecieron los primeros casos de contaminación en Turquía, Jamaica y numerosos países africanos. También se produjeron los primeros muertos en Panamá, Bélgica, Albania y Bali. Para tratar de contener el avance, la mayoría de los gobiernos del planeta han extremado las medidas de restricción: suspensión de enlaces aéreos, de atribución de visas de turismo, cierres de escuelas, restaurantes, cafés y centros comerciales.

Pero el Covid-19 no solo provoca estragos en el plano sanitario, los nubarrones se acumulan sobre la economía mundial. Los mercados financieros volvieron a derrumbarse ayer, arrastrados por la incapacidad -o la falta de voluntad- de los dirigentes de las grandes potencias de dar a la crisis una contundente respuesta. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí