Siete provincias ya dispusieron el cierre de sus fronteras

1
468

Por: Gustavo Ybarra

Barricadas y retenes policiales, situaciones propias de otros tiempos también aciagos fueron las imágenes que se vieron en las rutas de acceso a Chaco, Santa Fe, Salta, Jujuy, Mendoza, Santiago del Estero y Tierra del Fuego, provincias que decidieron cerrar de manera total o parcial sus fronteras, para combatir la pandemia de coronavirus.

También adoptaron decisiones similares algunos municipios. San Nicolás de los Arroyos, en el distrito bonaerense, anunció el cierre con control de ingreso de los accesos a la ciudad y se sumó, así, a medidas restrictivas tomadas por localidades de la costa atlántica, como Pinamar, Villa Gesell y Mar del Plata, para desalentar la llegada de turistas por el fin de semana largo y la violación del aislamiento social reclamado por el gobierno nacional.

A la decisión adoptada el día anterior por el gobernador Jorge Capitanich, que convirtió a Chaco en la primera provincia en cerrar sus fronteras, respondieron las provincias de Santa Fe y Santiago del Estero con medidas recíprocas, en las vías de conexión con ese distrito.

Algo similar ocurrió entre Salta y Jujuy, cuyos mandatarios, Gustavo Sáenz (PJ) y Gerardo Morales (UCR), decidieron cerrar los pasos que unen ambas provincias.

En el caso de Chaco, el aislamiento también es por vía fluvial. Ayer, la Prefectura de Corrientes anunció a guarderías y clubes de pesca de la provincia gobernada por Capitanich que se cerraba el tránsito por los ríos de embarcaciones particulares y comerciales.

En el caso de Mendoza y Tierra del Fuego se decidió la clausura de los pasos fronterizos con Chile, que también cerró sus fronteras. En el caso del distrito cuyano, el gobernador radical Rodolfo Suárez dispuso someter a un aislamiento de 14 días a todos aquellos que ingresen a la provincia, sin importar el lugar de procedencia.

La situación más crítica en Santa Fe está focalizada en el norte de la provincia, la zona menos poblada. Aunque el único caso confirmado de coronavirus se produjo en Rosario, uno de los problemas más severos que afronta el gobierno de Omar Perotti (PJ) es en el límite con Chaco y Santiago del Estero.

El martes por la noche, el mandatario santafesino decidió cerrar la frontera con Chaco, luego de que hiciera lo propio su par Capitanich, quien busca evitar la circulación del virus, después de que se detectaran 12 casos en esa provincia.

Un problema similar afecta también la frontera entre Santa Fe y Santiago del Estero. El domingo pasado, el gobierno de Santa Fe decidió poner bajo cuarentena a Ceres, una ciudad de 20.000 habitantes que está a siete kilómetros del límite interprovincial y a 15 kilómetros de Selva, una localidad santiagueña en la que se detectó que un joven oriundo de ese pueblo estuvo con su exnovia, quien había contraído el virus y luego participó de una fiesta en Ceres.

Mendoza mantiene cerrada su frontera con Chile, al tiempo que dispuso la cuarentena obligatoria para cualquier ciudadano que pise tierra cuyana. Aunque no hay casos positivos confirmados, ya son 15 las personas internadas en los hospitales de la provincia, a la espera de los resultados de los análisis enviados al Instituto Malbrán.

En Tierra del Fuego, en tanto, solo los argentinos con domicilio en la provincia podrán continuar utilizando los pasos fronterizos con el único objeto de reingresar al país, según lo confirmó el secretario de Malvinas Antártida e Islas del Atlántico Sur y Asuntos Internacionales de Tierra del Fuego, Andrés Dachary. Esto implica el cierre de la frontera con Chile, dado que, para viajar al continente, los fueguinos están obligados a salir y volver a entrar al país transitando por territorio chileno. (La Nación)

1 Comentario

  1. Las provincias no tienen FRONTERAS sino límites
    Y no pueden impedir la libre circulacion de los ciudadanos argentinos
    La ignorancia es peor que el coronavirus

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí