Prevén una suba “sustancial” de casos las próximas semanas

0
445
Cuarentena total en las calles de Río Gallegos – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Por: Hugo Alconada Mon

El Gobierno espera que el número de infectados de coronavirus aumente de manera “sustancial” o “significativa” durante las próximas semanas, lo que comenzará a verificarse con rapidez a medida que se sumen más laboratorios para analizar los posibles casos, tarea que hoy concentra el Anlis-Malbrán, adelantaron altas fuentes oficiales y expertos privados a LA NACION.

Desde el Gobierno sostienen que el número real de argentinos infectados de Covid-19 podría duplicar o triplicar el conteo actual, una posibilidad que dos funcionarios consultados por separado calificaron como “lógica” o “previsible” debido a la metodología aplicada hasta ahora, las dificultades para detectar numerosos contagiados y las estadísticas comparadas con otros países que registraron sus primeros casos de coronavirus antes que la Argentina.

Un informe que está en manos del ministro de Salud, Ginés González García, detalla incluso que la Argentina podría “llegar a principios de mes de junio con un total aproximado de 250.000 casos”, lo que podría ser absorbido por el sistema sanitario, siempre que se adopten una serie de “recomendaciones”. Pero sin esos lineamientos o “si no se lograra un nivel alto de acatamiento” a la cuarentena que decretó el presidente Alberto Fernández, la Argentina no lograría “aplanar la curva” de infecciones, que “superaría los 2,2 millones para el mes de junio”, con el inevitable “colapso del sistema de atención” y el consiguiente incremento “exponencial” de muertes.

El reporte, cuya existencia fue confirmada a LA NACION por una alta fuente de la Casa Rosada y uno de los gobernadores que recibieron algunas de sus conclusiones principales del ministro González García el jueves, considera que la Argentina comenzó a implementar medidas correctas, como la suspensión de clases una semana antes que China ante la misma situación y entre 15 y 20 días antes que Europa. Pero también indica que deberán adoptarse “medidas extremas en las ciudades” que ya registran casos de Covid-19 y que, de ser así, “podría esperarse un buen resultado de evolución de la epidemia que permitiría dar respuesta [sanitaria] a las necesidades de la población”.

En declaraciones radiales, González García aludió a los “escenarios” que traza el reporte, cuya copia obtuvo LA NACION. “Son modelos de simulación. Es un modelo matemático que venimos haciendo”, indicó, para luego remarcar que uno de los riesgos actuales es que muchos infectados con el Covid-19 ni siquiera se dan cuenta de que lo son porque son asintomáticos, pero contagian a otros. De allí, explicó, la necesidad de respetar la cuarentena.

La previsión oficial coincide con los modelos matemáticos desarrollados por expertos -que establecieron que el tiempo promedio de duplicación de casos confirmados en los países europeos, por ejemplo, ronda los tres días, según el Instituto de Salud Global (ISG) de Barcelona-, así como con la visión de los científicos más respetados del país, algunos de los cuales han expresado su opinión al presidente Alberto Fernández durante las últimas semanas sobre el desarrollo posible de la pandemia.

Desde la Casa Rosada plantearon que el impacto de las cifras que se barajan acaso termine por “despertar” a numerosos argentinos que, pese a todo, se resisten a respetar la cuarentena. “Es muy probable que haya un salto en la cantidad de casos que se detecten, pero eso es previsible, y aunque estadísticamente sea ‘peor’, acaso sea mejor para que muchos comprendan la gravedad de lo que estamos afrontando”, indicó un funcionario a LA NACION. “Ignoramos cuántos casos asintomáticos hay, pero es uno de los motivos por los que pasamos de la contención y el distanciamiento social a la cuarentena”.

Ante ese panorama, el Anlis-Malbrán completa unos 120 hisopados diarios -y en ascenso-, en tanto que seis jurisdicciones recibirán el equipamiento, los insumos y la capacitación online para comenzar a analizar las muestras de casos sospechosos. Esas jurisdicciones son la ciudad de Buenos Aires y las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Chaco y Tierra del Fuego. Con esa descentralización de los diagnósticos -que en una segunda fase incluirá otros 29 centros públicos y privados de la Red de Laboratorios de Influenza y Otros Virus Respiratorios en distintos puntos del país-, tanto las autoridades como los especialistas esperan que comiencen a aumentar los casos confirmados de Covid-19.

“Cuantos más laboratorios haya trabajando en esto más capturas de casos tendremos”, indicó el presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, Omar Sued, a LA NACION. “Debe haber más casos por ahí, pero no tantos tampoco para provocar una situación dramática, aunque la decisión de disponer el aislamiento es porque sospechamos que el virus está circulando”, explicó el experto, uno de los que convocó Fernández. Al igual que Sued, el jefe de Infectología y Control de Infecciones en el Cemic, Pablo Bonvehi, remarcó que hoy la definición de “caso” también limita las detecciones. Ahora los “casos” se acotan a dos vertientes: aquellos que presentan fiebre y dificultades respiratorias y retornaron de un viaje o estuvieron en contacto con alguien que viajó, o aquellos que presentan un cuadro respiratorio grave que requiere la asistencia de un respirador sin causa de infección conocida.

“Esto deja afuera a los asintomáticos y a todos aquellos que pueden registrar síntomas, pero no viajaron al exterior, ni recuerdan haber estado en contacto con algún viajero”, remarcó Bonvehi. Es decir, los posibles autóctonos. Por eso, “en otra fase deberá ampliarse la definición de ‘casos’ posibles -y someterlos a análisis- a quienes presenten fiebre y tos, por ejemplo, pero no tienen vínculo directo o indirecto con el exterior”, explicó el experto, que también integra el grupo de consulta presidencial.

Un tercer integrante del equipo de especialistas a los que consulta el Presidente, el infectólogo Gustavo Lopardo, consideró positivo que aumente la cantidad de laboratorios que diagnostiquen el coronavirus. “Es altamente probable que el número real de contagiados en la Argentina sea mucho más alto porque no estamos siguiendo los casos que están circulando por ahí”, indicó el expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología. “Eso no es por falta de voluntad oficial, sino porque tampoco había kits disponibles, que ahora están por llegar”, aclaró.

Desde el Ministerio de Salud indicaron a Infobae esta semana que el Anlis-Malbrán cuenta con unos 3000 reactivos para desarrollar su labor, en tanto que 12.000 deberían en estos días y otros 50.000 la semana próxima, lo que con otros insumos conllevará una partida de $109 millones. Por su parte, el vocero de la Cámara de Laboratorios de Análisis Bioquímicos (Calab), Luis Mónaco, indicó que “a mayor cantidad de análisis, más positivos habrá; estadísticamente tendrá que ser así”.

Apoyado en estadísticas, Lopardo recurrió a los datos de Alemania e Italia para graficar qué puede ocurrir en la Argentina. “El ratio de mortalidad sobre cantidad de infectados es 35 veces más alto en Italia que en Alemania. ¿Eso qué quiere decir? Puede haber algunas variables que aumenten la mortalidad por coronavirus en Italia, sí, pero probablemente se trate de que en Italia hay siete veces más casos dando vuelta, leves o asintomáticos, de los que han detectado. ¿Y eso qué implica de acuerdo a los números de contagios y muertos en Argentina? Que nosotros también tenemos muchos más casos no detectados dando vueltas -subrayó-. Por eso se ordenó la cuarentena”. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí