Preocupación en el Gobierno por la falta de personal e insumos sanitarios

0
451
La oposición le pidió a Alberto F. que declare la “cuarentena general” obligatoria en todo el país

Por: Nicolás Balinotti

Con la agenda centrada por completo en cómo detener el avance del coronavirus, el Gobierno admitió ayer su preocupación por el salto que dio en los últimos días el nivel de ausentismo entre el personal de la salud y por la falta de algunos insumos claves, como los respiradores mecánicos que se usan en las salas de terapia intensiva.

En ese marco, se otorgará por decreto un aumento de 30.000 pesos para médicos, enfermeros y personal que se desempeñe en hospitales públicos y privados. La bonificación correrá por cuenta del Estado. Así lo informó a LA NACION un funcionario de alto rango, que precisó que la suba alcanzará a unas 750.000 personas, estará atada al presentismo y se haría en tres pagos. La letra chica de la normativa, que está a la espera de la firma del Presidente, se evaluaba ayer en el Ministerio de Economía. El acuerdo también fue confirmado por dos dirigentes sindicales de peso que fueron integrados al comité de crisis que se activó en el octavo piso del Ministerio de Salud.

El incentivo económico apunta a bajar el nivel de ausentismo en los hospitales públicos y privados, en los que las bajas se acentuaron desde que la pandemia avanza con más fuerza en el país. En un hospital de Misiones, por ejemplo, el ausentismo alcanzó niveles inesperados al día siguiente de conocerse el primer caso positivo en esa provincia.

Además, el Gobierno busca sumar a estudiantes del último año de Medicina y Enfermería para que participen del operativo de contención de la pandemia. Estiman que los profesionales disponibles no serán suficientes para enfrentar el avance del virus en las próximas semanas, cuando se espera el pico de casos.

En cuanto a los insumos, el presidente Alberto Fernández le pidió ayuda a China , donde el virus está en retroceso. Fernández firmó ayer una carta dirigida al presidente chino, Xi Jinping, en la que le pide 1500 respiradores, según supo LA NACION de fuentes oficiales. En el Gobierno también confían en que China pueda enviar reactivos para las pruebas, pero advierten que lo más urgente son los respiradores.

Actualmente hay unos 8890 respiradores en el país, según fuentes oficiales, y se prevé sumar 1000 más el mes próximo. Una empresa cordobesa agilizó la producción y el viernes pasado entregó 130 equipos. Prometió tener una partida similar al cierre de esta semana. Se trata de Tecme Global, que exportaba gran parte de su producción, pero que ahora solo se dedica a la fabricación del insumo para la demanda doméstica. “El problema es la gran demanda mundial de respiradores y que tenemos que competir con las potencias”, evaluó un funcionario.

A pesar de la preocupación, en el Gobierno se muestran optimistas. Dicen que es posible “amesetar la curva” de casos y creen que el crecimiento fuerte de infectados se verá a fines de abril. Ante semejante escenario, en los despachos oficiales dan por hecho que el 31 de marzo se extenderá la medida. “Si lo de la cuarentena sale bien, ¿por qué vamos a cambiar?”, dijo un jerárquico del Ministerio de Salud, que encabeza Ginés González García.

González García sigue de cerca el avance de la pandemia desde una sala de monitoreo que se ubicó en el octavo piso del Ministerio. Es un salón en el que hay diez profesionales, una pantalla gigante y computadoras. Por los ventanales se divisa la cinta asfáltica de la avenida 9 de Julio, casi desértica. Confluyen allí diferentes áreas y se puede observar minuto a minuto lo que sucede en el mundo con respecto al coronavirus.

En el Gobierno creen que el número de infectados de coronavirus aumentará de manera “sustancial” o “significativa” durante las próximas semanas. Tal como informó LA NACION, en la Casa Rosada estiman que el incremento comenzará a verificarse con rapidez a medida que se conozcan los resultados de los análisis de los laboratorios que se sumaron al Anlis Malbrán para hacer exámenes.

Recién para el mes próximo se espera que otros 35 laboratorios funcionen en red con el Malbrán. Se garantizará que haya al menos un lugar de recepción de muestras en cada provincia.

En el Malbrán, hasta hoy, se analizan entre 290 y 300 muestras por día, según explicó un jerárquico del instituto. Se espera que la demanda se descentralice cuando se sumen los otros laboratorios, que esperan equipamiento especializado que ya adquirió el Estado nacional.

Además, el Gobierno abrió una búsqueda para comprar más reactivos (necesarios para hacer los análisis). Según fuentes oficiales, habría hoy unos 65.500 reactivos en el país.

“Cuando el recurso es escaso, el Estado es el que debe centralizarlo”, respondieron en el Ministerio de Salud sobre algunas quejas del sector privado, que habría intentado avanzar con recetas propias para diagnosticar el virus.

Desde el Gobierno sostienen que el número real de argentinos infectados de Covid-19 podría duplicar o triplicar el conteo actual debido a la metodología aplicada hasta ahora. Las autoridades esperan un pico a fines de abril y no descartan que en junio se alcance una cima de 200.000 contagios. Se trabaja contra reloj para que el sistema no colapse. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí