jueves, octubre 1, 2020
4 C
Río Gallegos

Los presos con corona que piden salir para no contagiarse del virus

Por (Por Rubén Lasagno) – Argentina es un país muy  hermoso de sorpresas permanente, de hechos insólitos, de personajes patéticos, de una justicia prácticamente irremediable y una casta política irreconciliable con la seriedad, la ética, la honestidad y el trabajo. Obvio, todos ellos son productos de nosotros mismos, es decir, de la sociedad, por lo tanto, aplicando la propiedad transitiva, podríamos decir que los argentinos en general actuamos irresponsablemente cuando elegimos, nos manejamos de manera imprudente cuando no exigimos y somos insensiblemente displicentes con lo que nos hacen desde el poder, ya sean jueces y fiscales miedosos o corruptos, políticos chorros o hasta el propio vecino nuestro, cuando en calidad de super canchero, elude los aislamientos apostando a que el resto jugará al “no te metás” o miedo a quedar registrado como un buchón amateur, superando la necesidad de respetar las reglas perseguidos por los miedos de nuestros propios prejuicios.

Dentro de esta gama de cosas insólitas que fabricamos los argentinos, el coronavirus le vino como anillo al dedo a los presos por corrupción, muchos de los cuales ya tuvieron su premio consuelo antes de llegar la pandemia y se vistieron de blanco como signo de pureza el día que atrás de ellos, por decisión de jueces y tribunales “flexibles” a la voluntad del presidente kirchnerista de turno, los jueces le dieron la posibilidad de ser libre a Julio de Vido, el emblemático corrupto de la década perdida.

La frutilla del postre llegó hace dos semanas atrás cuando montado en el pánico generalizado por el contagio, Lázaro Báez pidió a través de sus abogados, la excarcelación ante el riesgo de contraer coronavirus, por pertenecer a un grupo de riesgo. Detrás de él, los abogados de D´Elía, los hermanos Cirigliano y Boudou hicieron fila para prenderse del “beneficio”, como si fueran especímenes exclusivos de seres humanos a preservar por todos nosotros y cuidar por parte del servicio penitenciario, quizás como reliquias vivientes de aquello a lo que no podemos ni deberíamos volver, ni imitar, aunque con el “gobierno de científicos” que elegimos, en eso estamos…

- Publicidad -

Si esto fuera poco, en esos días apareció el fiscal Marijuan, quien por 4 años se dedicó a perseguir las “caletas” (lugar donde se guarda el dinero mal habido) de Lázaro dejando a la Patagonia como un queso; alguien que se presentaba como un duro de Comodoro Py y entró en escena pidiendo alegremente que saquen a Lázaro Báez de la prisión de Ezeiza porque corre riesgo su vida (¿?). Una pregunta retórica sería ¿Lázaro Báez tiene coronita, es un preso VIP, tiene algún tipo de privilegio sobre otro que no está preso por corrupción, lavado de dinero, fraude o evasión o éstos son diferentes a asesinos, violadores  y traficantes? ¿Es el único preso “de riesgo”, por padecer diabetes?. Entonces, si no es el único, la pregunta final sería ¿Por qué a Báez le debería caber el privilegio de la prisión domiciliaria y al resto de los presos por distintas causas no?. La única respuesta es: por razones estrictamente políticas, órdenes del poder central y sumisión de fiscales y algunos jueces que tienen su interés en otro lado y no en impartir justicia.

Como primera medida el TOF 4 rechazó el pedido de Báez nada menos que de “ser liberado”, como si nunca hubiera existido una causa en su contra, pero sin embargo dejaron la posibilidad de “formar un incidente de arresto domiciliario ” para determinar si corresponde que Báez cumpla la prisión preventiva en su casa. Eso dependerá de los informes que reciban los jueces sobre la salud del empresario y las condiciones de su encierro.”, dice la información proveniente del TOF 4, que como sabemos denegó la excarcelación.

Esta decisión cierra la puerta para que Lázaro Báez quede libre, lo cual hubiera sido ridículo en un país serio, pero le puede dar la posibilidad (finalmente) que sea autorizado su arresto domiciliario, algo que el testaferro de Kirchner viene pidiendo desde hace tiempo y que aún (a pesar del fallo del TOF 4) no se resolvió.

Concluyendo: los abogados de Lázaro piden 10 (liberación total) para que el TOF le de 5 (prisión domiciliaria). Si esto ocurriera en próximos días, quedará reafirmado más que nunca que los presos del poder tiene corona y que como un virus, la tienen más de una docena de corruptos K quienes ya han dejado la cárcel, donde deberían permanecer.

Pero la coronita no termina en los presos. Hay otros, como la vicepresidente que en pleno inicio de la cuarentena forzada, se fue a Cuba, su segundo lugar en el mundo, contraviniendo el consejo que da su propio gobierno que hasta amenaza con cárcel a quien incumpla la orden. También el país tiene cerrado los cielos, pero nuevamente la señora con coronita (y no se trata de ninguna reina) logró que los amigos cubanos despachen un vuelo a la Argentina para viajar ella con su hija la cual, aparentemente, tendría absolutamente superadas las serias dolencias con las que se fue a atender a las tierras de los Castros.

Un peligroso precedente

En un día, 150 presos pidieron su prisión domiciliaria con presentaciones en juzgados de Ejecución Penal en 5 Tribunales donde se recibieron unos 30 solicitudes en cada uno.

El Tribunal Oral Federal 5 de San Martín, a cargo de los jueces María Claudia Morgese Martín, Esteban Rodríguez Eggers y Matías Mancini, le concedió la prisión domiciliaria a Miguel Ángel Holotte a quien le faltan cumplir 5 años de prisión, un violador condenado por “Abuso sexual con acceso carnal -por vía oral, en el cual la víctima no pudo consentir libremente la acción -reiterado en dos oportunidades”, junto al de promover la “corrupción de menores de dieciocho años” y “facilitación y divulgación de representaciones de partes genitales de menores de dieciocho años de edad con fines predominantemente sexuales” señalan los cargos.

Sobre los argumentos para dejar libre a esta bestia de corona de espinas, la jueza María Claudia Morgese Martín, aplicó un razonamiento zafaroniano, e incumpliendo la falacia de que el derecho colectivo está por sobre el interés personal, reconoce que Holotte se puede fugar y que vuelva a violar, pero aún así esta abogada que no puede ostentar un cargo en la justicia, decidió dejar a este peligroso delincuentes en su casa. Es decir, le permite violar y matar a cualquier persona, porque por sobre la seguridad nuestra está el derecho de un violador. Nunca visto en la concepción del derecho donde el interés de un particular prime sobre el social.

La magistrada dijo que “coexiste el riesgo de que el acusado cometa otro delito (sin desatender y lamentar la grave naturaleza de los hechos por los que fue condenado). Sin embargo, a mi humilde entender, ninguna de tales hipótesis puede fundar el rechazo del arresto domiciliario cuando lo que está en juego es la vida del recluso, máxime, cuando aún se encuentra vigente “su estado de inocencia”. Y es para preguntarle a la señora Morgese si con éste energúmeno libre no está en juego la vida de inocentes?.

Por lo tanto, siguiendo esta teoría de jueces abolicionistas, los delincuentes estarán mejor contenidos y protegidos que los ciudadanos comunes, que no tenemos corona y somos víctimas de los criminales y ahora también de las decisiones de jueces cómplices y absurdos. (Agencia OPI Santa Cruz)

3 Comentarios

  1. Muchos presos piden salir de prision para no contagiarse
    Hasta ahora ninguno de los presos se ha contagiado
    Todos los casos de personas contagiadas estaba sin haber cometido delitos circulando libremente
    ¿Quien les dijo que en libertad o en arresto domiciliario no se van a contagiar?

  2. viniendo de estos todo es posible y no cambio para nada todo sigue igual.ya vimos como alberto dijo que moyano es el ejemplo a seguir del sindicalismo. y claro dicen que subio tanto su gestion que todavia nadie sabe cual es pero sube

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí