MI PASADO ME CONDENA

2
460
MI PASADO ME CONDENA

(Por Marcos Barroca (*) para OPI Santa Cruz) – Si hay una situación donde los refranes dan en la tecla sin dudas es esta: “Pueblo chico, infierno grande” podría ser tranquilamente el título de esta nota o por qué no “mi pasado me condena”. Sin dudas, la pandemia del coronavirus ha llevado a la gente, por ejemplo, al límite de la discriminación.  Le pasó a aquella médica que no la dejan vivir en su departamento alquilado simplemente porque podría ser un foco infeccioso. Eso sí, a las nueve de la noche, hipócritamente, muchos de sus vecinos salen a aplaudir en los balcones porque está de moda formar parte de ese reconocimiento a quienes hoy se exponen más que nadie. Pero también hay  muchos que eligen el anonimato de las redes sociales o su impacto para hacer correr una mentira, que en un infierno grande que hoy podría ser la ciudad de Pico Truncado en la provincia de Santa Cruz, se transformaría rápidamente en una verdad revelada con consecuencias insospechadas.

Durante once días trabajé en España con un virus que pasó en ese lapso de 500 a 25 mil contagios y de 2 a 4 mil muertos, hasta el momento en que pude volver a la Argentina. Llegó la decisión de cerrar las fronteras y muchos argentinos se quedaron varados ya que sus vuelos fueron cancelados. La terminal 1 del aeropuerto de Barajas paso a ser el lugar de reclamo de miles de argentinos que llegaban de toda Europa y que querían subirse a un vuelo de Aerolíneas Argentinas para volver a casa. Y entre nota y nota, la casualidad quiso y el micrófono también, que me encontrara con Víctor Cingolani. Al principio no lo reconocí, hasta que él mismo me hizo acordar quien era.

Victor Cingolani estuvo tres años detenido por la muerte de su novia Johana Casas. La justicia lo había condenado a 13 años de prisión por ser participe necesario de un crimen que ocurrió en julio de 2010. Pero la causa tuvo un giro inesperado. La Cámara Criminal de Caleta Olivia lo absolvió porque no encontró elementos suficientes para incriminarlo. Pero al mismo tiempo condenó al ultimo novio de johana, Marcos “El Tosco” Díaz, como autor material del crimen.

- Publicidad -

Aunque durante un tiempo, Cingolani y Díaz compartieron increíblemente la autoría material, a esta historia le faltaba un capitulo mas. Víctor, mientras estuvo detenido se casó con la hermana de Johana, Edith. No fue un casamiento fácil de digerir por una sociedad que no podía entender como Edith podía casarse con el “asesino” de su hermana, aunque la justicia había dicho lo contrario.

A Cingolani lo conocí cuando empezó a dar sus primeros pasos en libertad y casado con Edith quien creía profundamente en el, pero con una ciudad que ya no quería saber nada de los dos.

Después de una breve repercusión mediática, ya no hubo mas notas. El silencio se apoderó de la pareja hasta el último 14 de marzo. Ese día fue el último vuelo de Aerolíneas desde Madrid y Cingolani se transformó en una especie de  organizador de los argentinos que se quedaron sin vuelo, sin hotel y sin plata. Durmió cuatro noches en el aeropuerto. Compartió horas con cientos de argentinos y extranjeros consciente de que estaba en el peor lugar para salvarse de una pandemia y sin querer queriendo, su testimonio quedo en mi micrófono. En ese momento no entendí su actitud. ¿Por qué taparse la cara? ¿Por qué no quería hablar cuando todos querían ser escuchados? ¿Qué quería esconder o de quién se quería esconder?

 Finalmente, el 18 de Marzo, Cingolani pudo volver a la Argentina. De Ezeiza a Aeroparque, de Buenos Aires a Comodoro Rivadavia y de Comodoro en micro a casa. A los pocos días, los datos en Santa Cruz hablaron de 21 casos positivos y del primer contagio en Pico Truncado y las matemáticas desataron una caza de brujas en las redes sociales.

 La nota en TN se replicó más que el virus y ahí recién pude entender su actitud en el aeropuerto de Barajas. “Que hacía en España ese hdp. Vino con el virus y no le dijo a nadie“, pensé lo cual que se sumó a una desmentida del propio intendente de Comodoro Rivadavia  Juan Pablo Luque a una colega amiga que vió cómo la gente se iba del aeropuerto sin pasar por un solo control.  Y no podía faltar el comentario: “Cingolani rompió la cuarentena, yo lo vi tomando mate, caminando por la ciudad“, entre otros tweets que recorrieron las redes generados en la propia ciudad de nuestro personaje.

Pero… como la única verdad es la realidad, decía el General, la confirmación no tardó en llegar. Según fuentes del hospital de Pico Truncado, Cingolani llegó a Ezeiza con barbijo y lo mantuvo tanto en el vuelo de cabotaje como en el micro. A los pocos días aparecieron los síntomas, llego el test y el positivo.

Víctor Cingolani jamás durante estos días rompió la cuarentena. Está en su casa y con una consigna policial a partir de la violenta repercusión que tuvo su llegada en las redes sociales y a la espera de un segundo test que debe hacerse por protocolo para poder tener el alta. Los 12 pasajeros del micro donde viajó ya fueron localizados tanto en Pico Truncado como en Las Heras. Están Todos asintomáticos  desde el primer momento y como ya pasaron los 14 días de aislamiento social obligatorio, todos fueron dados de alta.

Sin dudas el virus que hoy circula en las redes sociales está haciendo más daño que una pandemia que recién empieza en nuestro país. Nadie sabe cómo y cuándo va a terminar esta locura llamada Coronavirus. Depende mucho de nosotros. Como también depende de nosotros usar de manera responsable lo que la tecnología nos ofrece.

Desde hace muchos años la justicia en Santa Cruz no goza de la mejor reputación sin embargo esa justicia, dijo que Víctor Cingolani es inocente. Quizás nunca más vuelva a encontrarlo. Por lo pronto, de mi parte, la Verdad fue revelada, aunque  para la sociedad de Pico Truncado, a Cingolani su pasado lo condena. (Agencia OPI Santa Cruz)

(*) – Licenciado en Periodismo, periodista de TN y Canal 13.

2 Comentarios

  1. EL DIA VIERNES MUCHAS PERSONAS QUE COBRAN AUH Y LES CORRESPONDIA EL IFE, NO COBRARON ESOS 10000 PESOS

    O SEA, NO ES VERDAD QUE LES CORRESPONDA A TODO EL UNIVERSO QUE COBRAN LA AUH,,,,,,,,EVIDENTEMENTE HAY GRUPOS QUE NO,,,,LASTIMA, PORQUE EL SOLO COBRAR AUH, SIGNIFICA QUE ES UNA PERSONA EN PROBLEMAS

    PREVEER CIERTA TRANQUILIDAD ECONÓMICA EN ESTOS DÍAS CON ESE DINERO ERA IMPORTANTE Y DESILUCIONARSE POR NO COBRARLO, DEBE SER TERRORIFICO, ACOMPAÑADO DE LA BAJA DE DEFENSAS

    EL GOBIERNO DEBE DEJAR LA DEMAGOGIA Y PENSAR MAS EN LO QUE OCASIONA CON SUS ACCIONES

    O SEA, CONFIRMADO EL IFE NO ES PARA TODOS LOS QUE COBRAN AUH

  2. respecto al caso del positivo den pico truncado, quiero referirme a las otras personas que tomaron con el el autobus desde caleta olivia, y la lamentable actitud de los ignorantes, que tomaran la actitud de señalar, escrachar, insultar, amenazar y hasta querer apedrear un domicilio, por el solo hecho de haber compartido el bus, como si estas personas hubieran cometido un error, hay una familia en las heras donde dos niños de entre 8 y 10 años están asustados donde su madre tiene miedo hasta de ir a comprar
    por todas las llamadas insultantes y amenazantes que recibieron.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí