El ala dura K impulsa el “impuesto Patria” a bienes de más de $ 10 millones

2
503

Diputados de extracción sindical se anticiparon a la iniciativa que prepara Máximo Kirchner, aunque después aclararon que habrá un solo proyecto del FdT.

Por: Jazmín Bullorini

Mientras el diputado oficialista Carlos Heller prepara un proyecto -por pedido del jefe del bloque, Máximo Kirchner- para crear un impuesto extraordinario a las “grandes fortunas”, un grupo de legisladores oficialistas de extracto sindical presentó uno propio para “aportar a la discusión”. Aunque luego informaron que lo decidieron “bajar”, porque va a haber un “único proyecto” del Frente de Todos.

El texto, que estaba encabezado por Hugo Yasky (CTA, Vanesa Siley (Trabajadores Judiciales) y otros legisladores ligados al gremialismo creaba el “impuesto Patria”.

El texto establecía que “por única vez” sería cobrado a personas con bienes existentes que superen los diez millones de pesos y que será del 1,25 % para los bienes registrados en el territorio nacional, y del 1,75 % para los bienes registrados en el exterior.

También gravaba con un 10% a toda persona humana o jurídica alcanzada por el Impuesto a las Ganancias con una rentabilidad neta que supere los $ 50 millones.

Pero horas más tarde de presentarlo decidieron suspenderlo. “Los aportes se van a realizar cuando se debata en el Congreso el proyecto”, señalaron. La idea es que cuando Heller presente al bloque el boceto de su texto, ahí se hagan las modificaciones y el bloque oficialista presente un único proyecto.

“Se trata de que aporten los 50 dueños de las fortunas de la Argentina”, había planteado Yasky sobre su proyecto en declaraciones radiales. “Esa lista la encabeza Paolo Rocca, de Techint, y todos juntos reúnen al año 70 mil millones de dólares. El ex presidente Mauricio Macri ocupa el puesto 37 en esa nómina. Si solo aportasen por única vez 1,5 por ciento se recaudarían 1.050 millones de dólares, lo que equivaldría a 90 mil respiradores o a 1 millón de internaciones en terapia intensiva. De estar 1 minuto con ellos los subiría a un auto y los llevaría a La Matanza”, detalló.

En su propuesta, el destino de los fondos era destinarlo a la compra o confección de material sanitario, de materiales de cuidados intensivos o cualquier elemento que ayude a elaborar test para prevenir la propagación del virus CODIV-19.

La redacción fijaba, además, que el impuesto sería coparticipable con las provincias, e incorporaba a los municipios también.

“De esta manera se intenta contribuir a la situación de gravedad extraordinaria determinada por el COVID-19, estableciendo un impuesto excepcional a quienes tienen mayor capacidad contributiva. Se pide un esfuerzo mayor a quienes están en mejores condiciones. Regla básica de la solidaridad”, planteaban los legisladores en los fundamentos del proyecto.

Como contó Clarín, el oficialismo en la Cámara de Diputados prepara una batería de iniciativas que incluyen gravar de manera “excepcional” a los bienes y capitales declarados en el último blanqueo en 2017; limitar las ganancias de los supermercados; y pasar la tijera de los recortes sobre los legisladores de mayor patrimonio.

El presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller, está al frente del proyecto principal que según pudo saber Clarín, estará listo para mediados de la semana que viene. Quieren generar un impuesto por única vez para grandes patrimonios que sea “sensato, equilibrado y bien hecho”.

“No sé si es un aporte patriótico, no le quiero poner título. A nadie le gusta pagar impuestos. Siempre los sectores conservadores se llaman así porque quieren conservar lo que tienen”, aseguró en declaraciones radiales.

Por su parte, abogados están consultando si el impuesto sería constitucional. En el marco de una emergencia, aseguran en el Frente de Todos, si se redacta bien, “no debería haber problemas”. (Clarín)

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí