La Corte, ante la encrucijada de responder al pedido de Cristina Kirchner

0
377
Cristina Kirchner Senado de la Nación - Foto: Prensa Senado

La vicepresidenta le pidió que avale una sesión remota en el Senado

Por: Paz Rodríguez Niell

El escrito llegó ayer por la mañana a la mesa de entradas de la Corte Suprema. La vicepresidenta Cristina Kirchner le pidió al máximo tribunal que avalara la posibilidad de que el Senado sesione de manera remota, por teleconferencia, ante el avance del coronavirus. El expediente lo tiene ahora el secretario de feria, Damián Font, y la Corte no tiene fecha prevista para su tratamiento.

Así lo informaron a LA NACION fuentes judiciales. A pesar de la feria, los ministros tienen planes de resolver algunos casos en los próximos días. En la lista hay casos tributarios y jubilatorios. Hasta anoche, el escrito que presentó la vicepresidenta no estaba en ese temario. El planteo de Cristina Kirchner es una “acción declarativa de certeza”. Solicita que la Corte “de modo urgente y mediante un trámite sumarísimo” declare si es constitucionalmente posible que el Senado sesione “mediante medios digitales”.

Lo primero a resolver es si va a intervenir solo el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, como juez de feria, o si lo hará todo el tribunal. Todo indica que participarán los cinco. Lo que Cristina Kirchner le está pidiendo al tribunal es algo que la Corte no hizo jamás. La Constitución Nacional establece cuáles son los asuntos de “competencia originaria” (no por apelación) del alto tribunal y este no es uno, advertían ayer funcionarios de distintas vocalías.

La vicepresidenta espera que la Corte se pronuncie sobre los alcances del artículo 30 del Reglamento del Senado, que dice que “los senadores constituyen Cámara en la sala de sus sesiones y para los objetos de su mandato, salvo en casos de gravedad institucional” y que le diga por adelantado que en este caso sí puede sesionar en forma remota, antes incluso de que alguien cuestione ante la Justicia ese método.

Cristina Kirchner sustenta su pedido en la “excepcionalísima circunstancia” de pandemia que atraviesan el país y el mundo. “No hay duda alguna de que las actuales circunstancias revisten una gravedad institucional como no se ha conocido en el mundo. Nunca. Y en el caso puntual sometido a vuestro conocimiento, refiere ni más ni menos a la posibilidad de funcionamiento mismo de uno de los tres poderes que conforma el Estado argentino”, afirmó. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí