Para enfriar los “dólares libres” el Central obliga a los bancos a pagar más por los plazos fijos

0
452

Tomaron medidas para evitar que inversores se endeuden barato en pesos para comprar dólares. Se fijó además un piso para la tasa de las colocaciones bancarias.

Por: Laura García

La amenaza de Miguel Pesce no pasó inadvertida. El mercado escuchó atentamente al presidente del Banco Central cuando el miércoles advirtió que no toleraría “maniobras especulativas” con los dólares que operan en la bolsa y que tomaría cartas en el asunto tras la reciente escalada. Y efectivamente lo hizo.

Esas cotizaciones -las únicas que permiten un acceso legal e irrestricto a divisas vía bonos y acciones- llegaron a desplomarse casi 10% en anticipación de alguna medida regulatoria si bien sobre el final de la rueda recortaron la caída y quedaron arriba de los $ 100.

Pero las medidas del Central afectan a estos dólares alternativos de manera indirecta al impedir que algunos jugadores del mercado aprovechen tasas “regaladas” como consecuencia de la sobreabundancia de pesos para endeudarse vía cauciones (un instrumento bursátil)  y comprar dólares.

Así, la entidad dispuso que los exportadores no podrán financiarse en peso en el mercado de caución bursátil. Acá el mensaje es claro: si necesitan pesos, vendan dólares. Tampoco los bancos van a poder colocar liquidez en caución.

Además, buscó proteger al ahorrista que también viene sufriendo la caída en picada de las tasas. En este caso, se fijó un piso equivalente al 70 % de lo que paga una Leliq, de lo que hoy resulta 26,6 %. Había bancos que venían pagando tasas por debajo del 20% por estas colocaciones.

Ahora, ¿por qué este exceso de pesos y este hundimiento de tasas? Leonardo Chialva, de Delphos Investment lo explica así: “El Banco Central libera pesos. Lo primero que hacen los bancos es no renovar depósitos. Los inversores institucionales se van a la bolsa a colocar esos pesos. Sobran los pesos porque los créditos no fluyen de la manera que se pensó. Como a los institucionales llegaron al extremo de pagarle el 0,5% anual en pesos por colocaciones a corto plazo se van a caución y se desploma la tasa. Es la forma de tomar pesos excedentes en el sistema bursátil”.

Y resume: “Entonces aparece la especulación de tomar plata regalada para lo que sea, un trade cantado es comprar dólares. Un costo de fondeo tan barato te fomenta la toma de riesgo en la colocación de algún activo financiero”.

Miguel Zielonka, de Econviews, aclara bien los términos: “Una caución es para colocar o tomar fondos, es como un préstamo entre privados que se hace a través de la bolsa y se garantiza con activos en la cuenta. La caución llegó a tocar casi cero, ahora está al 9%, todo en pesos. Así tiene muy poco costo endeudarte en pesos y comprar un activo en dólares. Total, si el dólar no se dispara, tampoco es mucho tu costo de mantener la posición comprada (la tasa de pesos)”.

“Mientras la caución esté tan baja, es difícil que baje el contado con liquidación. Con un costo tan bajo en pesos, te sentás sobre los dólares y tarde o temprano vas a ganar. En cambio, si es más cara la tasa de pesos, los inversores se hacen menos los guapos, si pasa el tiempo y el dólar no se mueve”, redondea.

Para José Bano, de InvertirOnine, “lo cierto es que este mercado es lo único que permite descomprimir un poco la olla a presión cambiaria. Acá se tiraron muchos pesos a la calle. Fue para que los bancos presten, liberando Leliq, pero no se contempló la velocidad a la que las entidades pueden salir a hacerlo y esa liquidez hundió las tasas. Ahora se empezó a absorber nuevamente, atacando las causas. Porque es cierto que había exuberancia en este tipo de cambio. ¿Qué había cambiado en tres días?

Por último, Gustavo Neffa, de Research for Traders, plantea: “Como sobran pesos y los bancos están tan abarrotados que no tienen a quién prestarle porque cayó mucho la demanda de crédito lo que está pasando es que se están derrumbando las tasas de de interés y ese dinero no encuentra una rentabilidad acorde en términos reales.”

El destino, ya sabemos, es el dólar. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí