El Gobierno pone a prueba la cuarentena con once nuevas excepciones

0
335

Por: Jaime Rosemberg

El coronavirus en Argentina – Foto: Telam

El gobierno de Alberto Fernández espera para este lunes un escenario de mayor actividad y circulación en las calles de todo el país, luego de autorizar a trabajar a 11 nuevos sectores, como parte de la estrategia de “cuarentena administrada” contra el coronavirus , que durará en principio hasta el domingo 26.

En total, ya suman 54 las actividades exceptuadas. Desde la Casa Rosada y el propio Presidente insistieron ayer en que “no es tiempo de relajarse” y que lo peor de la pandemia aún no llegó a la Argentina.

Sostener el “delgado equilibrio” entre el tímido y paulatino retorno de la actividad económica y la necesidad de mantener las restricciones como modo de seguir “aplanando” la curva de infectados será el desafío para el oficialismo. No está exento de riesgos y subsiste la posibilidad de una marcha atrás si la situación se saliera del cauce previsto, según altas fuentes del Gobierno.

“Hemos logrado aplanar la curva y eso nos permite atender a la gente que se va enfermando. Este es el motivo central de la cuarentena. Por eso, más allá de que nos está yendo bien, no hay que relajarse, porque el problema está muy lejos de estar terminado”, afirmó Fernández en una entrevista publicada por el diario La Voz .

“Deben salir a las calles aquellos que están habilitados para hacerlo y mantengamos la cuarentena absoluta, fundamentalmente los adultos mayores. Tenemos que entender que el 85 por ciento de los fallecidos tienen más de 65 años”, agregó el Presidente, en un nuevo respaldo al plan del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, destinado a aislar para “proteger” a los ancianos. Sin embargo, ese plan no se aplicará a nivel nacional. Cerca del Presidente sostienen que los mayores de 70 años sin familiares ni ayuda “conforman una problemática muy porteña”.

En el Gobierno ven con expectativa la puesta en práctica de la nueva etapa, a cargo de cada uno de los gobernadores, y que prevé la vuelta a la actividad de once sectores con gran afluencia de público, entre ellos, oficinas de rentas, pagos de impuestos y servicios, consultorios médicos y producción para la exportación. A ellos se suma el “regreso” a sus hogares de centenares de ciudadanos a quienes el comienzo de la cuarentena los encontró en otros distritos y que tienen hasta la medianoche del martes para concretar el viaje.

“Puede generar indignación ver que mucha gente sale a la calle, hay que ir evaluando día a día”, se preocupaban en uno de los ministerios que supervisan la marcha de la cuarentena.

Desde el Ministerio de Transporte afirmaron a LA NACION que estarán “muy atentos” para evitar aglomeraciones. El operativo especial incluirá una flota de micros de larga distancia y mayor frecuencia en los colectivos, para evitar “cuellos de botella” en trenes y subterráneos en las horas pico. El porcentaje de uso de los medios de transporte público fue en estos días, a nivel metropolitano, del 19 por ciento, mientras que el porcentaje de incremento a partir de este lunes “es una incógnita”, afirmaron fuentes oficiales.

Desde el gobierno porteño afirmaron que la suba de la circulación durante la semana que pasó fue de alrededor del 15 por ciento en colectivos y del 50 por ciento en subtes. “Pero veníamos de porcentajes irrisorios, del 2 por ciento”, sostienen cerca de Rodríguez Larreta.

En las últimas horas, Fernández reiteró que todas sus decisiones se toman luego de consultar al comité de infectólogos y especialistas que lo asesoran, y que hoy advierten que el comportamiento social será vital para definir próximos planes de acción, incluida la etapa que comenzará el lunes 27.

“El retorno a la actividad se tiene que dar progresivamente, es lo que está ocurriendo. Habrá más gente circulando, pero si se respetan el distanciamiento social, el lavado de manos y el uso de barbijo, no debería tener un impacto importante (.) Tenemos que esperar un aumento de número de casos y de muertes, porque son los infectados de veinte días atrás, la consecuencia de estas aperturas las veremos también en quince días”, afirmó a LA NACION el infectólogo Pedro Cahn, integrante de ese grupo de especialistas. “Si la cosa no funciona, habrá que volver para atrás, todo depende de la actitud que tome la gente”, condicionó Cahn, quien dejó en claro que “la cuarentena no termina el domingo 26”.

La idea de buscar la “continuidad” de las restricciones está instalada, más allá de las aperturas parciales. “Está claro que la cuarentena administrada llegó para quedarse. Alberto no piensa negociar el formato, sobre todo en la zona metropolitana. Y los gobernadores e intendentes tampoco quieren el virus en sus pueblos”, afirmaron cerca del Presidente.

Encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el gabinete económico analizará este lunes la marcha de las medidas de asistencia financiera a empresas. “Aguantemos un poco más, lo estamos haciendo bien”, afirmó Cafiero a través de la redes sociales, en un mensaje a la sociedad para que se mantenga dentro de su casa y “colabore” para que el temido “pico” de casos se aplace lo máximo posible. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí