Los gobernadores se preparan para seguir la cuarentena con más flexibilizaciones

0
287
El presidente Alberto Fernández recibió a los gobernadores y al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Por: Gabriela Origlia

Como dijo el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro , los gobernadores están de acuerdo con mantener la cuarentena obligatoria después del domingo, pero en esta oportunidad flexibilizarían algunas actividades más que la Nación. Es, sobre todo, en respuesta a la presión de intendentes de zonas sin contagios y de sectores empresarios pequeños y chicos que reclaman la apertura física de locales en barrios o localidades de menos de 10.000 habitantes.

Las administraciones provinciales consultadas por LA NACION insisten en que trabajan en coordinación con la Casa Rosada y son reticentes a habilitar nuevos rubros, pero también saben que la crisis económica seguirá escalando si no avanzan por esa senda. El hilo conductor es que la cuarentena seguirá siendo estricta en las ciudades grandes y la abrirán en los lugares con menos población y sin casos de contagio, poniendo especial énfasis en que no haya ingresos desde otras localidades.

Entre Ríos, Jujuy, Catamarca, Formosa y La Pampa porque no tienen casos o porque el número de contagios es bajo, son las provincias mejor posicionadas para una flexibilización gradual de la cuarentena. Un trabajo de la consultora Abeceb plantea que estas jurisdicciones tienen mayor capacidad de respuesta a la crisis porque se encuentran menos afectadas y por su estructura productiva (incidencia de la administración pública), económica y política, lo que podría derivar en menor rigidez en las medidas.

Desde el gabinete del cordobés Juan Schiaretti indicaron que todavía no tomaron ninguna decisión de cara a la próxima semana y que las definiciones serán “analizadas y evaluadas” por el Comité Operativo de Emergencias (COE). En la provincia, la mitad de sus departamentos son zona “blanca”, sin contagios mientras que la ciudad capital, donde hay circulación comunitaria del virus -igual que en Río Cuarto o Alta Gracia- no habría cambios importantes en el aislamiento.

Omar Perotti , en Santa Fe, prepara una serie de habilitaciones de actividades con protocolos especiales para localidades chicas y para la propia ciudad de Santa Fe, donde ayer hizo una semana que no se registran contagios. “Hay varios rubros para los que se están diseñando los procedimientos de apertura; se van a otorgar algunas libertades más en Santa Fe que en Rosario ya que la situación es diferente”, apunta un colaborador del gobernador y agrega que hay en la provincia 3000 pymes con entre 1 y 30 empleados que podrían retormar la actividad “con todas las prevenciones regladas”.

En Jujuy la idea que baraja el radical Gerardo Morales es volver al esquema de trabajo en la administración pública que tuvo antes de la cuarentena: turnos rotativos con la mitad del personal. El distrito lleva 17 días consecutivos sin nuevos casos de Covid-19 y desde hoy, de acuerdo a la terminación del DNI, la población podrá salir a realizar actividad física. En Entre Ríos el gobernador peronista Gustavo Bordet estudia propuestas concretas de intendentes de algunas localidades que, en función de un esquema de geolocalización, impulsan la apertura física de locales de cercanía con horarios limitados.

En San Juan Sergio Uñac ya habilitó a plomeros, gasistas, electricistas y carpinteros y la obra privada pero no sumaría otras. En Chubut Mario Arcioni autorizó la obra privada y sumaría servicios directos de plomería, gas y luz pero no al personal doméstico. Desde el lunes en Chaco Jorge Capitanich autorizó la vuelta también de la construcción privada. Juan Manzur en Tucumán sumará la venta telefónica con entrega en domicilio y autorizó a los centros de Verificación Técnica Vehicular (VTV). En Salta Gustavo Sáenz reactivaría el proceso industrial del tabaco, pinturerías y venta de materiales de construcción, aseguradoras y empresas de verificación de siniestros.

En Catamarca hay intendentes “preparados” para la aplicación de controles rigurosos para la apertura de algunos comercios barriales y de consultorios médicos. La Rioja, Santiago del Estero y Formosa indicaron que “todo está en análisis”.

“La situación económica provincial es compleja pero en una provincia como Tierra del Fuego liberar a la industria es muy complejo porque genera un movimiento importante de gente y de transporte -describen desde la administración de Gustavo Melella -. No hay decisiones; estamos trabajando en protocolos para construcción, industria y comercios pero no tenemos confirmados qué se habilitará. Hemos logrado aplanar la curva de contagios y eso fue porque fuimos los primeros en establecer una cuarentena”. Subrayan que esperan que continúen los dos vuelos semanales a Buenos Aires que se instrumentaron porque son “fundamentales” para el transporte de insumos hospitalarios y medicamentos. Cuando se cortó la conexión aérea la gobernación debió contratar vuelos sanitarios. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí