Familias endeudadas en plena crisis: cada hogar debe en promedio 150.000 pesos

0
517
El Banco Nación dará créditos con tasas subsidiadas

En abril, el endeudamiento total familiar llegó a $1,7 billones y el 30% fue deuda “no bancaria”. Es un estudio privado que usa datos del BCRA.

Por: Natalia Muscatelli

La falta de ingresos de las familias durante la cuarentena provocó serios problemas para cumplir con los compromisos económicos. En abril el 80,8% de los hogares acumuló algún tipo de deuda, según el Centro de Economía Regional y Experimental (CERX), entidad que monitorea periódicamente esta variable.

En promedio cada familia adeudaba hasta el 24 de abril, $149.406, un monto que no incluye los costos asociados a moras y retrasos, que fueron en incremento con los días durante la cuarentena y podrían incrementar en más de 50% ese stock.

Este stock de deuda tiene dos grandes componentes: por un lado, la deuda “no bancaria” estimada en $503.574 millones. Es decir que unos 10,8 millones de hogares tenían algún tipo de esas deudas hasta el 24 de abril (78,4% de los hogares del país). Y por otro, la deuda “bancaria” que según el BCRA alcanzó los $1,2 billones al 22 de abril (casi la mitad es deuda con tarjetas de crédito, es decir unos $536 mil millones).

Entre las deudas no bancarias, los mas frecuentes en abril fueron los atrasos en servicios como luz, gas, agua, teléfono, cable, internet o expensas, que afectó al 70% de los hogares. Con una deuda promedio de $10.585 por familia, explicó el 20,3% de la deuda no bancaria ($102.207 millones). Claramente, fue una de las primeras cuentas que se dejó de pagar con la crisis.

“El incumplimiento de impuestos, sería el segundo componente, con $100.433 millones. Lo que más se dejó de pagar en abril fue impuesto inmobiliario y patentes. Explica ese ítem el 19,9% de la deuda no bancaria actual. Habría 6,3 millones de hogares con algún tributo adeudado al 24 de abril, ya sea nacional, provincial o municipal, $15.845 promedio por hogar. Hay que tener en cuenta que muchas familias ya acumulaban deudas, por eso es tan alto el stock”, señaló el informe.

“ El tercer endeudamiento de peso fue el mantenido con prestamistas y financieras,  estimado en $93.805 millones (18,6% de la deuda no bancaria). Afecta a casi 1,5 millones de hogares, con un monto promedio de $62.539 cada uno. Se trata de uno de los pasivos más sucios, por los altos costos que conllevan y por las presiones que dependiendo quien sea el prestamista, reciben las familias para cancelarlos”, señaló el informe del CERX.

Otros ítems que conforman la deuda no bancaria familiar serían: gastos vinculados con el auto (seguro y cuota) donde los atrasos se hicieron muy frecuentes en el último mes, deudas con familiares y amigos,  alquileres impagos, Educación (cuota de jardines, colegios y universidades principalmente) y deudas directas con los comercios por ventas en la modalidad “fiado”.

Evidentemente, dejar de pagar compromisos y acumular deudas fue una de las estrategias de las familias para sobrevivir sin ingresos o con recortes de ingresos en marzo y abril. “Para principios de mayo esa situación se habrá agravado, incluso a pesar de las ayudas del Estado, que hoy se están utilizando mayormente para alimentos y otros gastos corrientes necesarios impostergables”, explica Victoria Giarrizzo, economista de la consultora.

“En el caso de las deudas bancarias, las familias deberán afrontar enormes cargas de intereses si el Gobierno no toma medidas sobre ese costo. Incluso la refinanciación automática de tarjetas de crédito que se realizó con las deudas de marzo conlleva una tasa muy alta en el contexto actual de la argentina”, señaló.

Consultada sobre como el endeudamiento familiar argentino respecto de otros países, Giarrizzo explica: “en lo que es deuda bancaria, la Argentina por abajo de otros países en stock, por ejemplo, los europeos. Pero el problema es que ninguno de esos países con alto desarrollo del crédito tienen costos tan altos como el nuestro, por lo tanto nuestra deuda bancaria en materia de bienestar es muy negativa para las familias, porque les genera bienestar presente en el consumo pero a costa de malestar futuro”, dice.

La analista agrega: “Con la deuda no bancaria, no hay datos para comparar homogéneamente con otros países pero esto que nos esta pasando está sucediendo en Italia, en España y otras economías con cuarentenas extremas. En el marco de la actual pandemia, eso se agrava porque al dejar de pagar, las moras e intereses en la Argentina son carísimas, agregó.

Según la analista, tener 80% de familias con algún tipo de deuda no bancaria te habla de problemas de ingresos serios. En cambio la deuda con los bancos suele muchas veces ser señal inversa, marca crecimiento del consumo, buenas expectativas, mejoras de ingresos. El financiamiento acá es muy bajo al lado de Europa y otros países como Chile o Brasil, por ejemplo. Pero es mucho mas caro. Sería inviable mucho mas stock con estos costos, finaliza. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí