Amplían planes para deudas de impuestos de empresas y prorrogan 15 días un vencimiento de Ganancias

0
352
El Presidente de la Nación Alberto Fernández - Foto: Presidencia

Son beneficios que se anunciarán esta semana, con el objetivo de “cuidar el empleo”. Lo habían sugerido algunas cámaras.

Por: Eduardo Paladini

El Gobierno anunciará esta semana beneficios para empresas medianas y grandes, con el objetivo de “cuidar el empleo” y garantizar la “sustentabilidad de las firmas”. Serán algunos alivios en el pago de impuestos que las compañías hacen a la AFIP, en medio de una crisis económica profundizada por el coronavirus.

Según adelantaron fuentes oficiales a Clarín este martes, se ampliará la cantidad de planes de facilidades que pueden tener en paralelo las empresas para pagar sus deudas de aportes patronales y otras contribuciones. Hasta ahora podían convivir 3 planes juntos y se pasará a 6. Con las pymes se mantiene la cifra de 10, ya que, argumentan en el Gobierno, “por ahora son suficientes y no están saturados”.

Esos planes para empresas más grandes, de hasta 3 cuotas y con anticipos del 25% de la deuda, tendrán otro beneficio: dejará de regir por el momento la calificación de riesgo (Siper), que en muchos casos reducía las cuotas o la cantidad de deuda a financiar.

Por otro lado, ampliaron las fuentes, se permitirá incluir en las deudas de los planes lo que se conoce como “IVA diferido (por 60 días)”, que deben pagar las empresas luego de hacer el balance (del IVA) entre lo que facturaron y lo que comprar.

Y por último, también se anunciará una prórroga en la presentación y pago de Ganancias que deben hacer las empresas: originalmente estaba previsto para estos días y se correrá a fin de mes.

Este beneficio del Gobierno para firmas más grandes se suma a otro adelantado el último jueves por Clarín: en ese caso, fue la extensión del alcance del programa de “Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción”. Es el plan por el cual el Estado paga una parte de los salarios del empleo privado. Con esta ampliación, se calcula que el Gobierno podría llegar a pagar parte de los sueldos de unos dos millones de trabajadores. Subsidia hasta un 50% del salario, con un monto tope.

En ambos temas se siguió la misma lógica: primero se apuntó a las pymes y luego se sumaron firmas más grandes. En la Rosada justifican que de arranque se buscó sostener a las firmas más chicas, que generan la mayor cantidad de puestos de trabajo y a las cuales les resulta más complicado subsistir a una crisis sin precedentes como la actual.

Pero luego, en medio del reclamo y la presión de las cámaras de diferentes sectores, notaron que los alcances del parate afectaban también muy a las compañías más grandes, con distinta intensidad dependiendo el rubro.

El escenario se completó con acuerdos de gremios y empresas, para consensuar algunas rebajas salariales mientras dure la crisis. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí