Jair Bolsonaro, en contra de la cuarentena, se escuda en que los “pobres van estallar”

0
296
“La gente no puede quedarse en su casa”, aseguró Jair Bolsonaro

“La heladera está vacía, los niños llorando de hambre, es algo inhumano, esa gente tiene que trabajar”, reforzó el presidente brasileño.

Desde que pandemia del nuevo coronavirus estalló en América, tras su paso por Asia y Europa, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, habló de “gripecita” y fue flexible en sus medidas, lo que provocó que su país sea el más afectado de la región. Este miércoles, el mandatario se mostró contrario a establecer una cuarentena -medida decretada por la mayoría de los gobernadores- y se escudó en la situación económica de las clases más bajas.

Bolsonaro declaró que puede haber un estallido de la población más humilde contra la cuarentena​, una de las medidas eficientes para impedir el avance del coronavirus que, según el último reporte de sanidad, causó 881 muertes en las últimas 24 horas, una cifra récord.

“Me pongo en el lugar de la gente humilde, la gente de Ceilandia y Taguatinga (periferia de Brasilia), va a llegar un punto que ese pueblo con hambre va a salir a la calle (a protestar), el hombre que pasa hambre pierde la razón, se desespera”, dijo en el Palacio de Alvorada, residencia oficial

“La heladera está vacía, los niños llorando de hambre, es algo inhumano, esa gente tiene que trabajar”, reforzó Bolsonaro, quien se opone a la cuarentena contra el COVID-19 y esta semana firmó un decreto incluyendo a los peluqueros y manicuras entre las profesiones “esenciales” que tienen que ser excluidas del aislamiento

“Vi un video de una manicura rubia, 30 años, que está desesperada, 40 días parada, así están millones de personas en Brasil”, contó el presidente.

Sin embargo, la mayoría de los gobernadores anunció que no respetará ese decreto pues la pandemia sigue avanzando y no hay forma de contenerla si no es con el aislamiento

El estado más afectado es San Pablo, cuyo gobernador, Joao Doria, manifestó preocupación con la caída de la adhesión al aislamiento. “El gobernador de San Pablo dijo que es mejor el aislamiento que ser sepultado… quien se queda en su casa parado va a morir de hambre, hasta el oso tiene un plazo para invernar”, afirmó Bolsonaro.

Este martes, el presidente de Brasil le entregó al Supremo Tribunal Federal los resultados de los tests que se realizó por coronavirus al regresar de Estados Unidos, donde 23 ministros y asesores contrajeron el virus.

La Abogacía General de la Unión informó que los exámenes sobre el COVID-19 fueron enviados en la noche del martes al juez Ricardo Lewandowski, del Supremo, en una causa promovida por el diario Estado de San Pablo, la cual ya transitó todas las instancias inferiores de la Justicia

Bolsonaro se reunió con su colega Donald Trump​ en Florida a principios de marzo y al regresar de la visita 23 miembros de la delegación brasileña dieron positivo. El presidente se realizó dos tests, el 12 y el 17 de marzo, uno de los cuales habría dado positivo, según informó la cadena Fox, inmediatamente desmentida por el hijo del presidente, el diputado Eduardo Bolsonaro.

Posteriormente varios medios solicitaron al gobierno que se libere la información por considerarla de interés público y porque el presidente participó en actos sin barbijo, con el posible riesgo de contagio.

No se descarta que el juez Lewandowski, del Supremo, informe esta semana sobre el resultado de los exámenes del mandatario.

Por su parte Bolsonaro llegó a deslizar a fines de abril la posibilidad de haberse enfermado sin tener síntomas.  Consultado por la prensa sobre su reticencia a publicar los exámenes el gobernante respondió que va a “defender” su derecho a la intimidad por tratarse de una información privada, y citó como ejemplo que la ley garantiza el secreto de los exámenes sobre HIV. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí