Siguen en vuelo los precios libres del dólar y suman presión a las reservas

0
320

Por: Javier Blanco

Las reiteradas y reforzadas dosis de aspirinas que fue aplicando el Gobierno para tratar de aplacar la fiebre del dólar no alcanzan. Los precios no regulados de la divisa alcanzaron nuevos máximos ayer, lo que terminó de ampliar la brecha abierta con el tipo de cambio oficial por encima del 80% en todos los casos.

Se trata de un nivel mayor al que llegó a tener en todo el anterior período de cepo cambiario (2011-2015) y que, como se volvió a mostrar ayer, no solo deja al Banco Central (BCRA) imposibilitado de comprar reservas, sino que lo obliga a venderlas, con todo lo que ello implica tomando en cuenta la vigencia de restricciones extremas a la demanda y el hecho de estar atravesando la denominada “temporada alta” para la liquidación de divisas del sector privado, por la incidencia que tienen las ventas de la cosecha gruesa.

“Llegó el día en que la brecha entre el oficial y el contado con liquidación (86%) superó al máximo del período 2012-2015 (83%). Aunque la negociación de la deuda suma ruido, nunca es buena esta suba, que al parecer solo una buena reestructuración podría atenuar”, observó el economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman.

“No hay duda de que para analizar la brecha cambiaria aquel cepo dejó de ser referencia. Habrá que buscar registros de los años 70 y 80”, coincidió con acierto su colega Nery Persichini, de GMA Capital, dado que para encontrar niveles así hay que remontarse a 1989, cuando esa brecha llegó al 100% en un contexto de hiperinflación.

Ambos aludieron básicamente a los nuevos avances del 3% promedio con que cerraron la jornada los precios legales del dólar que surgen de operaciones bursátiles (quedó a $125,76 el contado con liquidación y a $ 122,77 el MEP o “Bolsa”).

Pero la referencia también puede alcanzar al valor de $133 (+4,7%) que alcanzó el billete en el mercado paralelo, donde ya, de este modo, casi duplica al oficial mayorista (cerró a $67,54), y supera en un 46,5% el precio del dólar “solidario” que, con la suma del impuesto del 30%, se operó a un promedio de $90,68.

Con estos precios en sostenido vuelo, el BCRA vuelve a verse obligado a vender reservas para mantener bajo control la cotización oficial.

Los operadores cambiarios estiman que ayer la entidad debió volcar al mercado unos US$80 millones, monto que representó el 39% del total de US$207,2 millones negociados en la jornada. Son dólares que salen de su menguante tenencia neta que, tras ventas por US$547 millones en la segunda mitad de abril y las sostenidas intervenciones que realizó desde el último viernes, se hundió debajo de los US$9500 millones (estaban en US$12.350 millones a fin de 2019), aunque los pagos de la deuda en divisas quedaron congelados desde hace casi un mes.

En el Gobierno adjudican la escalada a “maniobras especulativas” que buscan condicionar su capacidad de negociación con los bonistas. “No hay argumento lógico para que esto pase. Los acreedores tienen mucha gente en la Argentina que actúa a su servicio”, sostuvo anteayer en una entrevista radial el presidente Alberto Fernández.

Los analistas coinciden en vincular estos aumentos con la política monetaria hiperexpansiva que debió aplicar el Gobierno por la pandemia, al no contar con fuentes de financiamiento genuinas. “La asistencia del BCRA ya superó los 5 puntos en relación con el PBI. Así se elevaron los ratios en relación con el circulante y los medios de pago y el tipo de cambio convertible alcanzó los $130”, señaló la consultora Delphos Investment, recordando una cuenta muy referencial para el mercado. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí