Por el desplome de la actividad la inflación fue 1,5% en abril

0
312
Las ventas minoristas cayeron 3,8% en diciembre y acumuló un 11,6% durante 2019

Es la más baja desde noviembre de 2017. Los alimentos subieron 3,2%, impulsados por los productos perecederos como frutas y verduras. La carne subió 3,5%.

En abril, la inflación aumentó 1,5% respecto de marzo, impulsada básicamente por el aumento en los alimentos básicos: los únicos que mantuvieron una demanda sostenida en medio del aislamiento social obligatorio que rige desde el 20 de marzo.

El dato de abril, por otro lado, se presenta como la inflación mensual más baja desde noviembre 2017 debido al gran freno que tuvo la actividad por la cuarentena. Con este resultado, la inflación acumula en lo que va del año 9,4% y en el último año, 45,6%, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Para el organismo, el mayor aumento de precios se registró el rubro alimentos y bebidas alcohólicas (3,2%), que acumulan además 15,2% de suba en lo que va del año. El alza de este grupo de productos tiene un alto impacto entre la población especialmente entre los consumidores de menor poder adquisitivo, quienes destinan un porcentaje más alto de sus ingresos a la compra de la canasta básica.

Los principales aumentos dentro de este rubro, se observaron en los productos con un alto componente estacional como frutas (7,1%) y verduras, tubérculos y legumbres (11,5%), pero también se vieron alzas en carnes (3,5%) y derivados; azúcar, dulces, chocolate, golosinas, 2,9%.

Sobre la suba en los alimentos, la consultora LCG, advierte que el rubro “mantiene una inercia inflacionaria que parece difícil detener, incluso a pesar de los programas que imponen precios máximos obligatorios”. Y recuerda: “preocupa en particular esta categoría debido a su mayor incidencia en los sectores más vulnerables”.

Otros rubros que experimentaron subas el mes pasado, según las estadísticas oficiales fueron vestimenta y calzado (1,5%) y restaurantes y hoteles (1,5%) si bien se relevaron solo los que estuvieron abiertos al público o funcionando con venta por internet.

Por el contrario, el rubro Educación, registró una baja el mes pasado (-1,5%) producto de la reducción en cuotas de distintos niveles educativos, aunque sigue siendo la división de mayor incremento acumulado en el año (20%), según los datos oficiales. El rubro de mayor incidencia en la caída de la inflación fue Comunicación (-4,1%), al reducirse los precios de planes de telefonía celular y telefonía general.

Si bien, desde que comenzó el año, se está registrando una desaceleración en la evolución de los precios, el crecimiento de la emisión monetaria a la que el Gobierno está echando mano para cubrir las necesidades de la pandemia,  juega una presión muy fuerte sobre la variable de los precios. En este sentido, el analista Nadin Argañaraz, del IARAF, advierte que hoy, “la emisión es necesaria pero el resultado final dependerá de muchos factores, en particular de si el BCRA decide mantener el dinero en circulación una vez terminen los efectos de la pandemia”. “También comienza a jugar un rol clave el valor real de las tarifas, que puede significar una disparada de la cuenta de subsidios económicos del Tesoro y presionar a que el Banco Central tenga que emitir más pesos en el futuro”, señaló.

En tanto, el economista Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina, aclara: “incluso sosteniendo el congelamiento de tarifas y de combustibles, la inflación tendrá presiones al alza a medida que se relaje la cuarentena y más actividades puedan desarrollarse normalmente”. También, señala que “la creciente emisión y brecha cambiaria junto con un resultado adverso en la renegociación de la deuda pública ley extranjera, pueden acelerar la depreciación del tipo de cambio oficial impulsando la inflación de bienes y servicios transables”. Según esta consultora, la inflación se ubicará en torno al 47% en 2020.

Según LCG, la decisión de recurrir a anclas nominales como el tipo de cambio, las tarifas, combustibles, salarios y precios máximos surtió efecto en los primeros meses del año. Sin embargo, la acumulación de desequilibrios a partir de una abultada emisión  y el salto en la brecha cambiaria podrían comenzar a ejercer presión en los precios minoristas”, advirtió. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí