El kirchnerismo busca salvar hoy al juez Rodolfo Canicoba Corral denunciado por supuesto enriquecimiento y coimas

0
282

Tiene cinco expedientes abiertos. Los consejeros del oficialismo quieren cerrar esas investigaciones en su contra. El magistrado tiene en su despacho causas calientes contra el macrismo

Por: Nicolás Diana

El Consejo de la Magistratura busca cerrar por completo las investigaciones que pesan sobre el juez federal Rodolfo Canicoba Corral. ​Si consigue los siete votos necesarios -hoy los K puros son seis-, el magistrado se salvará de ser sancionado e incluso de afrontar un juicio político. Canicoba acumula cuatro denuncias graves por supuesto enriquecimiento ilícito, sobresueldos, sobornos y un posible pedido de coimas al ex jefe del SOMU, Omar “Caballo” Suárez en la causa en la que investigaba las irregularidades en el sindicato.

El apuro por salvar al juez es notable. Hace dos semanas, ya habían intentado forzar una reunión plenaria -tras conseguir los votos en la comisión de Acusación y Disciplina- para cerrar los expedientes contra el juez, pero al final no lograron el apoyo. Necesitaban una mayoría especial. Ahora, solo necesitaban siete votos para clausurar las causas contra el juez.

Si le cierran las causas, solo quedará un expediente abierto contra el juez, que es el que investiga los vuelos que hizo en aviones privados de empresarios para ir los fines de semana a Uruguay. Debe ser sorteado para que se siga investigando

A favor de salvar al juez ya habían votado hace dos semanas el representante del Ejecutivo, Gerónimo Ustarroz, los legisladores kirchneristas Mariano Recalde, Inés Pilatti de Vergara y Vanesa Siley; el juez, presidente del Consejo y cercano a los K Alberto Lugones y el académico Diego Molea que hace meses se alineó con el oficialismo.

En su momento, las denuncias contra el juez Canicoba Corral habían sido presentadas por el consejero y diputado del PRO Pablo Tonelli, el diputado de la Coalición Cívica Juan Manuel López y el perito Alfredo Popritkin. El consejero Juan Pablo Más Vélez, un histórico radical y representante de los abogados, acumuló las acusaciones porque consideró que eran causas conexas. Pero a fines del año pasado, tras una investigación llena de irregularidades, pidió desestimar las denuncias contra Canicoba Corral.

Hace dos semanas, cuando se trató en la comisión de Disciplina, Más Vélez cambió de parecer e intentó clausurar el dictamen. Argumentó que ya no era parte de esa comisión. Pero el kirchnerismo jugó rápido con la intención de salvar al juez. Molea, que ahora preside la comisión, forzó la votación.

El corazón de las sospechas sobre Canicoba apuntaba a las supuestas incoherencias entre el nivel de los ingresos del juez con el de sus gastos y su patrimonio. Pero también había denuncias por supuesto cobro de sobresueldo de la ex SIDE y un presunto pedido de coimas al sindicalista Omar “Caballo” Suárez, procesado y detenido por Canicoba Corral.

Figuraban en la investigación varias propiedades del magistrado aparentemente discordantes con su salario. Una mansión en Vicente López por US$ 650.000 y otro departamento sobre la calle Seguí en la Capital Federal, entre otras.

Algunas de las causas que Canicoba Corral tiene en su despacho podrían explicar el apuro del kirchnerismo por salvarlo. Son de alto impacto para los intereses K porque apuntan al corazón del macrismo. El más complejo es el de las irregularidades para tratar de cerrar la deuda que el grupo Macri tiene con el Estado por la concesión del Correo Argentino. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí