viernes, agosto 14, 2020
-1 C
Río Gallegos

¿Báez sin excarcelación pero con domiciliaria?. El juego del bien menor o una estrategia para embaucar a los detractores de la justicia

(Por: Rubén Lasagno) – Cierto es que Lázaro Báez lleva casi cuatro años de prisión preventiva y en cualquier país medianamente serio, eso es absolutamente anormal, pero Argentina no es precisamente un país normal y mucho menos en materia de justicia. En este caso, no hay duda que la responsabilidad total recae en los jueces, tribunales y fiscales. Es una vergüenza cómo se manosean los códigos y la propia Constitución. Los Tribunales están plagados de corruptos, mendaces, asalariados políticos, acomodaticios, militantes, genuflexos y algunos probos.

Ahora bien, que Lázaro lleve 4 años sin llegar a juicio oral, es tan insólito como que ahora, plagado de causas donde se lo tiene sobradamente involucrado y probado en acciones de lavado de dinero, fábrica de facturas truchas, cuentas off shore y cuanto delito económico esté escrito en los códigos, todavía no se encuentre un solo juez que haya tenido la decencia de condenarlo o absolverlo, al menos para evitar que una vez más la justicia argentina muestre su peor cara.

A la lentitud de la justicia se sumaron los momentos políticos y precisamente después de las PASO, los jueces miraron el reloj en Comodoro Py y los tribunales recalcularon, al punto que en la pequeña fracción del año que le quedaba al 2019 Cristóbal López, Claudio Miniccelli, Fabián De Sousa, Gerardo Ferreyra, César Milani, Oscar Thomas, Fernando Esteche y Carlos Cortez fueron excarcelados en los últimos días de aquel año.

Desde que asumió el gobierno de Alberto Fernández se aceleró la salida de los presos por corrupción, migrando hacia sus suntuosas casas en calidad de detenidos VIP y se sumaron a los anteriores: Julio de Vido, Amado Boudou, Roberto Baratta, Milagro Sala, Atanasio Pérez Osuna, Omar “caballo” Suárez,  Jorge Chueco, Juan Pablo Schiavi, Carlos Santiago Kirchner y Luis D´Elía, entre los más conocidos y otros que han sido blanco de esos beneficios judiciales.

Lázaro Báez junto a la vicepresindente de la nación Cristina Kirchner en el mausoleo de la familia en Río Gallegos - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
Cristina Kirchner junto a Lázaro Báez en el mausoleo de la familia Kirchner que construyo Austral Construcciones – Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz

Lárazo Báez, su hijo Martín, José López y Ricardo Jaime son los últimos que siguen entre rejas. Jaime condenado por corrupto, José López por quien hasta ahora nadie puso una ficha para no quedar pegados con los bolsos explícitos, Martín Báez que espera cumplir el tiempo de detención preventiva para pedir la libertad y su padre, hoy en víspera de salir a una prisión domiciliaria u obtener la excarcelación. Y acá está el punto.

Haberle pedido a Lázaro Báez una caución de 623 millones de pesos, es buscar dos efectos: o que no pueda salir o que logre pagar la fianza, con lo cual saldría por una puerta y entraría por la otra, dado que en medio de las causas por lavado de dinero y toda su fortuna embargada, la justificación de semejante cifra, lo pondría en una situación absolutamente inconveniente y contradictoria. Por otro lado, es muy difícil que como en otras causas por lavado o corrupción, donde el imputado no puede mostrar que tiene fondos para lograr su liberación, recurra a la frase “mis amigos me ayudaron”.

Cualquiera que “colabore” para pagar una suma de este tipo, sin duda caerá bajo al lupa de cualquier fiscal con algo de honestidad y ganas de trabajar. Y aunque Lázaro tenga esos 6 millones de dólares, húmedos en alguna cuenta o cava de vino, no los puede hacer aparecer por razones obvias.

Posiblemente esta “jugada” desde el TOF 4 tenga que ver con una estrategia para “desenmascarar” al propio Lázaro y demostrar que sigue teniendo fondos ocultos o incentivar al entorno que protege parte de los dineros negros, a salir rápidamente a dar la cara para salvar “al amigo”. De esta manera le dicen “¿Querés la excarcelación?, bueno ahí está, tomala”, sabiendo que su implementación es prácticamente de cumplimiento imposible.

Desde el lado de Báez, buscan un “seguro de caución”, cuestión bastante difícil por el monto que implica (alrededor de 50 millones de pesos por esa cifra de fianza) y porque a esos seguros hay que ponerle garantías. Y a menos que Lázaro tenga o invente una compañía de seguros propia, lo cual no sería imposible, al estar embargado, necesitaría que empresarios particulares y/o sociedades no vinculadas a él y su familia, avalen ese seguro. Y aquí, nuevamente, aparecerían bajo la lupa pública y de la justicia.

La defensa protestó por lo alto de la prima, pero de 623 millones ¿Cuánto le podrían bajar en caso de hacerle lugar al recurso? ¿Cien millones?, igualmente quedaría un monto de difícil justificación. Si la justicia redujera a 50 millones de pesos la caución, estaría dando muestras que además de cómplices, son ridículos.

La otra alternativa que manejan los defensores de Lázaro Báez, es un crédito a través del Banco Nación y acá habría un terreno más fértil para disimular los avales, puesto que el gobierno de Alberto Fernández, el autor intelectual de las liberaciones de corruptos K, debería involucrarse directamente en el proceso y forzar, no solo las condiciones crediticias de los solicitantes (en caso que no fuera el propio Báez que en la práctica no puede gestionar una solicitud de ese tipo  y monto) sino encarar la crítica pública, periodística y enfrentar las acusaciones más severas en materia de complicidad con la banda delictiva cuyos personajes están siendo beneficiado por la justicia abyecta y militante.

Por otro lado la defensa de Báez, entonces, reflotó el arresto domiciliario que se aprobó en la causa del campo “El Entrevero”, pero nunca se hizo efectivo. Los abogados, nada lentos en este proceso  y a los cuales parece que nadie investiga de dónde provienen las decenas de millones que les pagan, patalean por la excesiva cantidad de plata que les piden para al excarcelación y entonces solicitan “que se aplique de manera inmediata” el arresto domiciliario concedido en la otra causa conexa.

Hacen como el tero, gritan en un lugar (pidiendo la excarcelación y protestando por la cifra), pero “se conforman” con el arresto domiciliario, lo cual, finalmente es su objetivo principal, ese que no pueden lograr que se materialice desde el año pasado.

Y aquí habrá que ver si el TOF 4, realmente impuso esa caución para evitar la libertad del imputado u obligarlo a demostrar que tiene los fondos, o de alguna manera poner en evidencia a quienes lo puedan “ayudar” a reunir la cifra, o el propio Tribunal sea parte de una estrategia para lograr el “bien menor”, es decir la excarcelación no, pero que Báez logre, finalmente, hacer realidad el sueño de la casa propia, en un country de Pilar que hasta el momento, le es hostil a su presencia.

Después aparecen la postura casi infantil del testaferro K, cuando reniega de que a él le dan arresto morigerado ( el cual dá por hecho), pero no lo hacen con Martín, como si se tratara de una obligación ser liberado en un combo y en ese trance pretende condicionar al Tribunal de que solo “acatará” si su hijo sale. Una ridiculez más de este país muy parecido a Macondo con una justicia desdibujada, flácida y complaciente.

Concluyendo. En los próximos días veremos surgir la verdad en todo este circo mediático. Si Báez sale excarcelado, deberemos fijar la vista en el origen de los fondos aportados para la fianza. Si no lo excarcelan pero le dan “arresto domiciliario” algo infinitamente más barato en términos económicos, con pulsera y cien kilómetros a la redonda para moverse, está claro que la  estrategia fue la de pedir 10 para que le dieran 5. Una vez afuera y con el acompañamiento y la cobertura del poder político de los Fernández, quizás en poco tiempo lo tengamos en Santa Cruz largando su carrera política y haciéndole creer a algunos habitantes de la provincia, que es un desarrollista con ideas nuevas y tiene la magia para multiplicar los panes, tal como le enseñó Néstor Kirchner cuando a partir del 2003 licuaron en pareja miles de millones de dólares con los cuales se enriquecieron ilícitamente. (Agencia OPI Santa Cruz)

5 Comentarios

  1. MACONDO,o la Isla de la Fantasía, ambas aplican al Calafate que conocí en 2006, Hoteles supermodernos en medio de solitarias colinas, (como la mansión de Fabián Gutiérrez), negocios. De crecimiento exponencial, al decir de un amigo,”aquí si no mirás para el costado, todo marcha 10 puntos”. Muy buena crónica de este disparate judicial

  2. Felicitaciones Opi, es un placer leer sus notas tan clarificantes y memoriosas. Brillante análisis de la realidad. Una vez más pinta de cuerpo entero la decadente justicia que impera en Argentina y la complicidad manifiesta de la viuda KK y albertítere.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí