Martín Guzmán, sobre la última oferta del Gobierno por la deuda: “Hubo una reacción inicial positiva y el resto tendrá tiempo para decidir”

0
220
Martín Guzmán ministro de economía de la Argentina - Foto: presidencia

El ministro de Economía explicó que un grupo de acreedores “no entendió las restricciones que enfrenta Argentina y lo dura que es la situación”.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, consideró que “hubo una reacción inicial positiva” a la última oferta que presentó el Gobierno para el canje de deuda, mientras que “el resto tendrá tiempo para decidir”. 

Este lunes, tras el rechazo de BlackRock y sus aliados a la última propuesta, el presidente Alberto Fernández había asegurado que la nueva oferta de reestructuración presentada por la Argentina representa “el máximo esfuerzo” y “la última oferta”, con lo cual espera que los acreedores “la entiendan”.

Al respecto, Guzmán explicó que “llegó un momento en el cual un grupo de acreedores ya no quiso continuar negociando porque no entendían las restricciones que Argentina enfrenta hoy en día y lo dura que es la situación”.

“Hubo otros que sí comprendieron la realidad. Y salimos con esta oferta final. Ha habido una reacción inicial que nosotros consideramos positiva y el resto tendrá tiempo para decidir”, analizó en diálogo con C5N.

El ministró valoró que durante el proceso de negociación “las dos partes empezaron de lugares muy alejados y se han ido acercando”.

Consideró que la propuesta final “recibió un amplio respaldo interno y externo” y aclaró: “La diseñamos de una manera de respetar las restricciones argentinas y para poner al país de pie. Muestra una gran voluntad de llegar a un acuerdo”.

Según indicó Clarín, la reestructuración de la deuda argentina envuelve cuatro etapas. La primera fue la de la deuda en pesos y el Ministerio de Economía lanzó una serie de canjes en la primera mitad del año. La segunda, en tanto, refiere a la negociación con los acreedores privados de deuda en dólares emitida bajo legislación extranjera (US$ 64.800 millones).

La tercera será la siguiente: reestructurar los vencimientos de la deuda en dólares emitida bajo legislación local (unos US$ 13.700 millones en manos privadas). La cuarta, finalmente, con el FMI por el acuerdo stand by.

Al ser consultado sobre el Fondo Monetario Internacional, expresó: “Cuando negociemos vamos a apuntar a tener un programa que sirva para la Argentina y que ayude a cuidar la economía y tranquilizar la situación”.

Por otra parte, afirmó que “los procesos de endeudamiento que terminan mal son obviamente tóxicos” y que la deuda “afecta a las oportunidades de nuestra población, a la pobreza, a la desigualdad y al tipo del país en el que vivimos”.

“Argentina tiene que resolver de una vez y para siempre, ya son muchas veces que caímos en situación donde la deuda socava el futuro de la gente de nuestro país”, exclamó.

Por último, criticó la gestión de renegociación del anterior gobierno: “El programa fue discutido en tres semanas sin tener una legitimación social y basado en premisas infundadas para la economía argentina. En un contexto de recesión se combinaron políticas fiscales contractivas que generaron una caída a una mayor de la demanda, más destrucción de empresas y empleos bajo la premisa de que eso iba a generar una baja de la inflación y pasó lo contrario”. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí