Fuerte desautorización de Alberto Fernández a Ginés González García por una ley

0
432
El Gobierno prometió a las clínicas trabajar "en conjunto" cuando llegue el pico de la pandemia

El ministro desaconsejó votar sin cambios la ley de fibrosis quística, pero el Presidente llamó a Cristina Kirchner y ordenó que se avance igual. El proyecto tenía el apoyo de la Primera Dama.

Por: Jazmín Bullorini

El oficialismo vivió un momento insólito este martes en el plenario de las comisiones de Salud y Presupuesto del Senado, donde se debatía la Ley de fibrosis quística, que cuenta con media sanción de Diputados. El ministro de Salud, Ginés González García, fue muy crítico con el texto y desaconsejó votarlo sin cambios, pero minutos más tarde, una senadora kirchnerista avisó que el presidente Alberto Fernández había llamado a la vicepresidenta, Cristina Kirchner, para decirle al oficialismo que lo aprueben “tal cual está”.

Días atrás, el proyecto había sido apoyado por la Primera Dama y pareja del Presidente, Fabiola Yáñez.​

Los legisladores habían convocado al ministro como autoridad del área para que exponga sobre el proyecto.

“Tal como le dije al Presidente estamos ante una muy buena intención, pero a mi modo de ver una incorrecta forma de abordarla a través de la ley, porque va a ser muy difícil que sus objetivos se cumplan”, planteó González García y consideró que era “una ley con inequidad”. “Es exigible y aplicable a la estructura nacional, es decir, quedan fuera de la ley las obras sociales provinciales. Una solución podría ser crear un programa nacional para esta patología”, consideró.

Incluso, advirtió: “Les aseguro que esta ley no resuelve el problema, solo va a ser una maraña judicial, además injusta porque solo va a ser para la estructura nacional, no para las provincias”, advirtió.

A raíz de esto, el oficialismo empezó a virar el rumbo y hablar de modificaciones al texto. “Estamos en una situación complicada, las familias vienen luchando hace mucho tiempo y están convencidos de que esta ley se va a aprobar en el Senado y eso nos pone en una situación muy complicada. Creo que tenemos que trabajar para mejorar el proyecto”, apuntó el jefe de la comisión de Presupuesto, el oficialista Carlos Caserio.

“Tenemos la voluntad de sacar esa ley y que sea una herramienta para los que sufren esta enfermedad, pero también es cierto que tenemos que incorporar estas modificaciones para que esta ley sea una solución”, agregó la Nora Giménez, también del Frente de Todos.

Pero cuando los legisladores despidieron al ministro y éste se desconectó, la senadora camporista Anabel Fernández Sagasti pidió la palabra y comunicó que el Presidente estaba pidiendo darle dictamen al proyecto sin cambios.

“El presidente se acaba de comunicar con la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner y le ha pedido que el oficialismo de esta casa firme hoy el dictamen tal y como está y que las correcciones y los inconvenientes que acaba de plantear el Ministro de Salud, sobre todo el artículo N° 6, sobre la nominalidad de los medicamentos, va a ser corregido por decreto parcial”, anunció para sorpresa de sus compañeros de bancada.

La ley de Fibrosis quística establece normas para la provisión de medicamentos e insumos, de modo que la cobertura de las prestaciones que sean indicadas por los médicos sea total.

Había recibido el apoyo de numerosas agrupaciones y hace dos días la primera dama, Fabiola Yañez, había pedido públicamente apoyarla a través de un video que compartió en sus redes. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí